#Supernatural Artículo

13 veces en que Crowley fue nuestro villano favorito

Supernatural se caracteriza, sobre todo en sus últimas temporadas, en que la línea que separa a los malos de los buenos es muy delgada, y por momentos inexistente. Así es como no sólo los Winchester han jugado con el lado oscuro, sino que muchas veces los llamados villanos han coqueteado con hacer el bien.

Y aquí es donde entra Crowley, el demonio, el Rey del Infierno: si bien en un primer momento luchó contra Sam y Dean, cada vez son más los momentos en los que los ayudó y luchó a la par… Como ahora que junto a Castiel andan luchando contra Lucifer. Por eso hoy vamos a hablar de por qué Crowley es y será nuestro villano favorito.

1 Es todo un señor inglés, no puede ignorar sus raíces.

2 Siempre atenderá su celular, no importa en la situación que este.

3 Aunque por momentos puede ser un poco caprichoso.

4 Es tan poderoso que, como todo villano, también tiene sus sirvientes.

5 Pero a pesar de ser el Rey del Infierno, en el fondo admite que también necesita que lo amen.

6 Por más que lo niegue, y quiera acabar con ellos, ama que Los Winchester lo necesiten.

7 Por momentos hasta parece simpático, una característica que esconde bien en su demoníaco ser.

8 Como todos, mantiene vivo su niño interno.

9 Amamos su bromance con Dean. Estos dos sí que establecieron una conexión.

10 Supo hasta hacerse querer con sus mayores rivales.

11 Sabe que como Rey del Infierno es el padre de los demonios y que todos, tarde o temprano, acudirán a él.

12 Porque a pesar de su intento de demostrar rigidez siempre nos hace reír.

13 Lo mejor es que con tal de lograr el bien común es capaz de trabajar a la par con sus enemigos más directos, los ángeles. Y en el fondo, sabemos, tiene un gran cariño por Castiel.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.

Participa del debate