The Ranch

3.9Artículo

5 fallas importantes que arruinan la serie

Hace 5 años
Por

The Ranch es la nueva sitcom producida por Netflix. Por primera vez, y como experimento, la plataforma on demand realizó una temporada de 20 capítulos y dividió su estreno: el pasado 1° de abril se lanzaron los primeros 10, y en algún momento del año (todavía no confirmado), se estrenará el resto.

¿Por qué generó expectativas? Para empezar, está protagonizada por Ashton Kutcher y Danny Masterson: Kelso y Hyde, los muchachos de That 70’s Show, juntos otra vez. Por otro lado, los creadores son Jim Patterson y Don Reo, responsables en gran parte de Two And A Half Men, serie que funcionó e hizo reír en algún momento, pero que no se fue con tanta gloria. Pero dichos elementos no fueron suficientes, y la The Ranch se queda sólo en promesas.

Entérate de los 5 motivos por los que la nueva producción de Netflix falla.

1 Una historia obvia

Colt Bennett (Kutcher) fue en algún momento una promesa local del fútbol americano. Tras perseguir su sueño y quedarse en el intento, regresa a su hogar en una hacienda al oeste de Estados Unidos, en Garrison. Allí tiene la oportunidad de reencontrarse y reconectarse con su familia: sus padres divorciados, Beau (Sam Elliott) y Maggie (Debra Winger), y su hermano mayor Rooster (Masterson).

De esta premisa tan conocida, se desencadenan distintas situaciones… también conocidas. Nombre el cliché de historia sobre muchacho treintañero soltero que vuelve a su estadounidense hometown, y de seguro The Ranch lo tiene. Lo cual nos lleva al punto número 2 de la lista.

2 Un guión pobre con chistes y gags predecibles

Poder adivinar qué va a decir un personaje en determinado momento puede partir de lo acostumbrado que esté uno al mismo, o de que ya se haya utilizado tantas veces una fórmula, que es inevitable no saber qué va a pasar. El problema está cuando ocurre siempre. 10 capítulos de The Ranch, equivale a mínimo 10 veces de poder predecir el chiste que va a venir.

En lo que respecta al género sitcom, nada es nuevo y probablemente lo mejor se haya agotado entre Seinfeld y Friends. Pero eso no quita que distintos elementos se puedan reciclar y reutilizar de forma inteligente y fresca: ejemplos pueden ser The Big Bang Theory y las primeras temporadas de Two And A Half Men. Pero no The Ranch.

La apuesta nueva de Netflix juega tanto a lo seguro y lo conocido que antes del momento ‘gracioso’, ya puede verse lo que está por venir.

3 Made in the U.S.A

He aquí un problema curioso. La historia y los gags son predecibles, como se dijo antes, pero a pesar de esto, para el público latinoamericano, habrá situaciones no tan obvias: se trata de aquellas que son exclusivamente norteamericanas.

¿Qué quiere decir esto? La situación familiar de los Bennett es un típico caso de familia yanqui, es decir, unos pseudo vaqueros que se ocupan del rancho, toman whisky y cerveza en el bar del pueblo (del que Maggie es dueña), critican a Obama (no podría ser de otra forma) y cumplen con todo lo que ser parte de un pueblito en el medio de la nada implica: si bien las situaciones que se desprenden de estos ‘norteamericanismos’ pueden funcionar en su país de origen, para el resto del mundo resultarán un tanto excluyentes.

4 Una sitcom que se quedó vieja

A diferencia de las grandes series de comedia que estrenó Netflix en el último tiempo, como Master Of None y Love, The Ranch está filmada con cámaras fijas y utiliza el efecto de las risas del público. Dicho formato se torna algo ‘antiguo’ cuando se lo compara con el nivel de las contemporáneas del servicio de streaming.

The Ranch no sólo parece vieja en cuanto a su estructura, sino que también el propio argumento se quedó atrás. La familia disfuncional es una de las temáticas más atractivas en televisión, y varias series se las han ingeniado para darle una vuelta de tuerca: desde Arrested Development (cuya cuarta y floja temporada fue producida por Netflix) hasta la aclamada Modern Family, utilizan distintos, divertidos y frescos enfoques. Mientras tanto, The Ranch no aporta nada nuevo en materia de dinámica familiar.

5 Actuaciones que no convencen

El papel de niño bonito le queda pintado a Ashton Kutcher. Pero que su sonrisa y su encanto no los engañe: como Colt Bennett, no aporta nada. Si tiene que ser recordado por algún papel en alguna sitcom, va a ser por el de Kelso. Lo mismo ocurre con Danny Masterson. La dinámica entre ambos en pantalla es buena, claro, pero no suficiente como para nutrir a los nostálgicos de los 2000: no busquen a la dupla de That 70’s Show, porque no la van a encontrar. Mientras tanto, Sam Elliott y Debra Winger (nominada al Oscar en tres oportunidades, ¿por qué te encontramos en The Ranch?) están al servicio del pobre guión.

Más sobre
esta serie

The Ranch

3.9
  • Emisión
  • Netflix
  • Géneros
  • Comedia
  • Año de inicio
  • 2016
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

The Ranch (2016)

Hoy