8 tips para ver miles de series… ¡y terminarlas todas!

Hace 6 años
Por

Hay que aceptarlo: el binge watching (atracón de series en español) ha cambiado nuestro consumo de TV. Bajo esta nueva opción, podemos ver el contenido que queramos cuando, donde y con quien queramos. Muy atrás ha quedado el andar preocupados por llegar a casa a una hora en especial sólo por no perdernos el capítulo nuevo de nuestro show favorito. Ahora basta con tener un día libre para ponernos al corriente con las historias de la pantalla chica.

Incluso así, y con todos los servicios de streaming que tenemos a nuestro alcance, nos topamos con la dura realidad: hay tanto que ver y nunca tenemos el tiempo suficiente. En muchas ocasiones nuestros trabajos, nuestras actividades escolares o sociales nos impiden terminar una serie de televisión.

Cansado de estas situaciones, me he decidido a compartirte 8 sencillas recomendaciones que me han funcionado para ver varias series en un corto periodo e ir terminando todos shows que empiezo, y claro, me gustan.

¡Ojalá después de leer, te sirvan para que ahora seas tú quien dé los spoilers!

¡Comencemos!

1 El poder del “Piloto”

El génesis de una serie de TV siempre es su capítulo piloto. Se le llama así al primer episodio de toda serie y por lo regular duran de una a dos horas. Aquí, se nos presentan los principales protagonistas, el tono de la historia y los tipos de conflictos que veremos. Si es una serie nueva para ti, dale una oportunidad con el piloto. Si no te gusta, ¡sorry!: pasa a lo siguiente, con lo movida que es nuestra vida cotidiana no vale la pena que pierdas tu tiempo en una historia que no te llamó la atención desde el principio.

2 La Regla de Dos

Así como los Sith, para que puedas terminar las series que quieras, sólo debería haber dos, ni más, ni menos. Es muy sencillo: de las miles de series que estás tratando de acabar, escoge una que tenga de 10 a 13 capítulos (ocuparé de ejemplo a House of Cards) y otra de las que tienen de 20 a 24 (como Arrow). Bajo este sencillo sistema, lo ideal es que vieras dos capítulos seguidos de Arrow por cada uno que veas de House of Cards, y si prestas atención, para cuando termines Arrow ya habrás terminado dos temporadas completas de series que, en promedio, resultan una docena de emisiones para cada una.

3 Decide dependiendo a tu humor

Normalmente las series de 10 a 13 capítulos siguen una estructura que les permite desarrollar una trama compleja de manera gradual, así que para éstas te recomiendo que las veas cuando estés realmente decidido a dedicarte a la historia. Si llegas a casa muy cansado, con ganas de desconectarte del mundo o sólo quieres ver algo mientras desayunas o doblas la ropa, pues para eso están las series más largas, que permiten disfrutar subtramas que normalmente se abren y se cierran en el mismo episodio. Atención VS dinamismo.

4 ¡Hazte maratones!

Realiza tu sueño: no hagas planes, prepara lo de tres comidas y llévatela a la cama, ¡y no te dediques a otra cosa que a ver tu serie completa en un solo día! Y si no tienes la fortuna suficiente para hacer lo anterior, créeme, no hay nada de malo en ver cuatro o cinco capítulos seguidos de tu serie. Verás lo bonito que se siente saber que estás en el S1-E21 y con sólo un capítulo pendiente por mirar

5 Guarda los finales de temporada para tu mejor momento

Ya sé, es muy difícil estar en el penúltimo capítulo de la temporada y resistirte a ver el final. Pero si sigues la Regla de Dos, los finales de temporada coincidirán en algún momento, así que organízate tu megaevento personal, consíguete tu botana y bebida favorita y haz que tu final de temporada se convierta en 43 minutos invertidos de manera especial.

6 Dale variedad a tus ojos

Si ya andas atrasado en series que te gustan, y al mismo tiempo andas triste porque tampoco estás viendo otros shows que también te interesan, debemos iniciar aceptando que jamás tendremos el tiempo suficiente para ver todo lo que queramos. Una vez hecho lo anterior, cuando termines una temporada de alguna serie, date un descanso de la misma y comienza a ver otra producción. Así descansarás de tus personajes y de la atmósfera por un buen tiempo y jamás perderás el entusiasmo por volver a ver las historias que tanto te gustan. Cuando te llegue la nostalgia será hermoso darle play de nuevo a tu serie después de algunas semanas.

7 La disciplina de la TV

Tal vez no extrañemos mucho la era donde debíamos andar buscando la repetición del capítulo porque llegábamos tarde, pero hay que aceptar que ver una serie de TV, en la TV, requiere de un sentido de disciplina que pocos estamos dispuestos a integrar en nuestra vida. Si ves una serie de televisión en la emisión de algún canal siempre estarás actualizado y sabrás de primera mano los acontecimientos más importantes. Así que si eres de los ya pocos valientes que están puntuales frente al televisor cada martes en la noche, ¡realmente te felicito! Es una gran manera de ser parte del show que tanto te gusta.

8 Más allá del streaming

Al estar tan acostumbrados a ver series por internet tal vez nos hemos hecho dependientes al catálogo que tenemos disponible en nuestras plataformas. ¿Pero qué pasa si somos muy ávidos espectadores y lo único que nos falta de ver de nuestra serie son los capítulos nuevos que se emiten en canales que no tenemos? A veces por esperar demasiado a que la temporada que nos falta esté disponible para verla en internet, perdemos el interés y al mismo tiempo, la disciplina de terminar esa serie. Recuerda que las fuentes de streaming tienen aún una competencia muy fuerte: los DVD’s.

Si no vas a contratar el canal que te falta sólo por ver una serie, las ediciones en formatos caseros son una excelente opción para ponerte al corriente. Además de ver nuevos capítulos, los DVD’s se te quedan y van directo a tu colección y el material adicional seguramente te encantará.

¡Pon en práctica algunos de estos hábitos y déjame saber si te funcionaron!

Continuar leyendo

Hoy