The Academy Awards

Artículo

La Academia sigue ignorando al anime y es un grave error

Hace 3 meses
Por

Se acerca la entrega de los Premios Oscar No. 94 y para la comunidad otaku mundial sigue habiendo sentimientos muy agridulces. ¿Por qué se sigue ignorando a la animación japonesa, no sólo para obtener la estatuilla dorada, sino incluso para ser considerada dentro de las nominadas año con año?

La categoría al Oscar para Mejor película animada inició hace 21 años, y hasta el día de hoy se han inscrito en suma un poco más de 50 películas diferentes. Tristemente, solamente seis filmes han logrado llegar a la nominación y solamente una de ellas ha ganado: El Viaje de Chihiro.

Los últimos 3-4 años las precandidatas inscritas por la Academia de Cine de Japón han sido sublimes y, en casi todos los casos, superiores a las candidatas que llegaron a la terna final. Tal es el caso de Demon Slayer: Mugen Train, Weathering With You, Mirai no Mirai, Fireworks, In This Corner of the World y your name.

¡Y lo volvieron a hacer!

Pese a que Japón inscribió seis películas que circularon en el circuito mundial y con las reglas para ser nominadas, La Academia ignoró tajantemente todas ellas, siendo las más lamentables Belle de Mamoru Hosoda, Fotune Favors Lady Nikuko y la inexplicable Pompo the Cinephile, que irónicamente es un homenaje a la cinematografía mundial.

El encono de los adeptos no sólo al anime sino al cine animado es que una película tan inferior y pobre en historia como Raya and the Last Dragon (considerada por la crítica y la opinión pública, no es cosa nuestra) o la bien elaborada pero confusa y oscura Flee hayan llegado a las nominadas finales. ¡Y apuesten todo lo que quieran a que Disney nuevamente se llevará la estatuilla, ya sea por Luca o Encanto!

¿Por qué es grave?

Es una tristeza que, si la película no lleva el sello Studio Ghibli –y ni así logró nominación el hijo de Hayao Miyazaki el año pasado– la academia de cine norteamericana sencillamente ignore el cine animado japonés, pese a los altos dividendos y el enorme crecimiento que está teniendo a nivel mundial y pese a la pandemia.

Incluso siendo egoístas: si lo que quieren es más apoyo y rating durante la gran premiación (la cual baja alarmantemente cada año), no integrar estas audiencias al menos nominando a este cine de calidad es una enorme oportunidad perdida.

Así, este año nos quedamos sin esta plataforma para reconocer grandes películas anime como Josee, The Tiger and the Fish o la fabulosa conclusión de Evangelion.

¡Pero los adeptos a este hermoso arte saben que la ausencia de la estatuilla más famosa del mundo no necesariamente significa que su película favorita no sea grandiosa!

Más sobre
esta serie

Continuar leyendo

Hoy