American Gods

4.1Artículo

La serie continúa teniendo problemas para mantener el ritmo

Hace 3 meses
Por

El pasado domingo 21 de Marzo, American Gods, la serie de STARZ (que estrena sus episodios los días lunes por Amazon Prime Video) que trajo a la pantalla chica la célebre novela de Neil Gaiman llegó al final de su tercera temporada. El show aún no ha recibido una confirmación para una cuarta entrega y, sin embargo, su final ha sido todo menos conclusivo.

Fiel a su estilo, además, American Gods ha tenido una temporada accidentada que, nuevamente, pecó de lentitud y, por momentos, pareció sin rumbo. Sin embargo, ese final con cliffhanger expresa el deseo de continuar con esta historia de dioses nuevos y dioses viejos, quizás para por fin mostrarnos quiénes son los vencedores y qué pasa con Shadow Moon y su destino.

Fuente: Starz

Teníamos muchas expectativas para la tercera temporada de American Gods: la serie se iba a adentrar en una de las subtramas más pintorescas de la novela de Gaiman, el tiempo de Shadow Moon en el gélido pueblo de Lakeside, mientras los dioses terminaban de prepararse para una batalla final. Sin embargo, los 10 episodios de la tercera entrega parecen haberle quedado grandes a American Gods, que intenta llenar los espacios desarrollando nuevas historias para personajes que en la novela eran casi solamente una nota al pie.

Si bien tuvimos la historia de Shadow Moon en Lakeside, con su romance y su misterio casi policial, a la par mantuvimos la campaña interminable de Mr. Wednesday por reclutar más dioses que peleen y financien su guerra contra los dioses nuevos, mientras que estos últimos parecen enfrascados en crear algo que se llama SHARD y que es casi la primera vez que mencionan. Por otro lado, también tuvimos las historias paralelas de Laura Moon (que en esta temporada está acompañada por Salim), Bilquis y Tech Boy, que por momentos se cruzan entre ellos y con otros, pero sin un rumbo demasiado claro.

Quizás sea Laura Moon, en su duelo por Mad Sweeney y con su cruzada permanente por matar a Wednesday la que parece tener un objetivo más claro y, por tanto, la única que realiza acciones que movilizan la trama hacia adelante. Es ella quien hace un trato con los dioses nuevos, recupera a Gungnir y termina matando a Odín con su propia lanza, mientras los demás siguen descubriéndose a sí mismos, sus historias pasadas y sus poderes reencontrados.

Fuente: Starz

Como dijimos en un comienzo, además, la tercera temporada de American Gods continuó siendo accidentada. La serie no parece repuntar desde la salida de Bryan Fuller y Michael Green luego de la primera temporada y esta vez los problemas aparecieron temprano con las quejas de Orlando Jones, quien sostuvo que fue despedido de la serie por el nuevo showrunner, Charles H. Eglee, por cuestiones raciales. Esto luego fue desmentido por fuentes oficiales, pero la semilla de la discordia ya estaba plantada.

Como si esto fuera poco, una de las estrellas de esta temporada era el cantante Marilyn Manson, quien luego de haber aparecido por primera vez en un episodio de la serie fue acusado por la actriz Evan Rachel Wood (y luego por otra gran cantidad de personas) de conductas abusivas, violentas y criminales. Starz decidió eliminar todas sus apariciones en el show a partir de las acusaciones, dejando a buena parte de la historia de Wednesday en esta temporada girando alrededor de una sombra.

Fuente: Starz

El final de la tercera temporada ocurrió a los pies de Yggdrasil, el árbol de la vida, donde Shadow Moon llevó a cabo la vigilia de nueve días y nueve noches por su padre, Mr. Wednesday. Al final, el sacrificio de Shadow parece ser otro capítulo más en el gran esquema de manipulaciones de Odín, quien parece listo para retornar en toda su gloria.

Mientras tanto, Tech Boy logra encontrar su pieza faltante, el Artefacto 1, y con él descubre que, tal vez, sea el dios más antiguo y poderoso de todos, aquel que siempre acompañó a la humanidad y le dio las herramientas para que evolucione, desde el fuego, pasando por la imprenta hasta las bombas nucleares. Sin embargo, ha caído en las garras de Mr. World quien también parece revelar que no es quien todos creen. Según sus propias palabras, su especialidad es manipular y si conocemos a Odín, sabemos que hay alguien muy cercano a él en la mitología que tiene este mismísimo don. ¿Será que American Gods nos está presentando a Loki?

Estos dos grandes momentos, sin embargo, no salvan a una temporada que se ha sentido larga, a pesar de toda su magnificencia visual. La serie ha desperdiciado actores maravillosos en momentos pasajeros (como Iwan Rheon o Danny Trejo) y se ha demorado en otros que no han sumado demasiado. Quizás, una entrega de ocho episodios, como la segunda (que tampoco fue perfecta, pero por otros motivos), hubiera sido una mejor idea.

Fuente: Starz

El futuro de American Gods es incierto. No solo porque la serie aún no cuenta con una confirmación para una próxima temporada, sino porque, aunque algunas cosas se mantienen, se ha alejado tanto de la historia original que incluso para aquellos que hemos leído la novela de Neil Gaiman, lo que pueda pasar con los personajes continúa siendo un misterio. Lo que sí sabemos, es que, de haber una temporada más, deberíamos entrar en el arco final de la historia, en el que por fin los planes de los dioses sean revelados y el destino de Shadow Moon se vuelva explícito.

Más sobre
esta serie

American Gods

4.1
  • Emisión
  • STARZ
  • Géneros
  • Ciencia Ficción y Fantasía
  • Drama
  • Actores
  • Ricky Whittle
  • Emily Browning
  • Año de inicio
  • 2017
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

American Gods (2017)

Continuar leyendo

Hoy