Disenchantment

Artículo

Este es nuestro análisis completo de la parte 3 de la serie

Hace 9 meses
Por

Recientemente se estrenó la Parte 3 de Disenchantment en Netflix y sentimos que la espera por los nuevos episodios ha valido absolutamente la pena, aunque claro hay algunos detalles que no nos gustaron para nada. Por eso en este artículo queremos contarte lo bueno, lo malo y lo feo del regreso de la Princesa Bean, Luci y Elfo.

ATENCIÓN: MUCHOS spoilers delante.

LO BUENO

1 Se resuelven algunos misterios de episodios pasados

Desde el principio nos quejamos que la serie no se sentía muy serializada y que también dejaba muchas tramas inconclusas, pero afortunadamente esta nueva entrega resolvió de manera general esos problemas. Por ejemplo, en esta Parte 3 descubrimos lo qué los elfos buscaban en Dreamland: el reino perdido de los elfos. Además, nos enteramos que ellos al parecer habían maldecido a los reyes de Dreamland.

Crédito: Netflix

2 Steamland cobra más relevancia en la trama

Todos disfrutamos mucho el episodio de la entrega pasada centrado en la ciudad futurística de Steamland y por eso nos encantó que Bean volviera a visitarla. Esta trama nos entregó los mejores momentos graciosos de la Princesa, pues desconocía mucha de la tecnología de este lugar. Además, no solo nos revelaron su origen, sino también a un posible villano que quiere casarse con ella para unir ambos mundos y utilizar su magia, una que es desconocida para Bean.

Crédito: Netflix

3 Hay representación LGBTQ+

En el episodio 6 vimos que Bean estrechó lazos con Mora, una sirena que vivía atrapada en el parque de diversiones de Steamland. A lo largo del episodio, ambos desarrollaron sentimientos por la otra y nos emocionó mucho que confirmaran a Bean como un personaje bisexual. Eso sí, el final nos destruyó emocionalmente pues Bean y la sirena tomaron rumbos distintos…

🙁

Crédito: Netflix

4 Los personajes secundarios se vuelven más importantes

Oona y Luci volvieron a robarse la serie con sus diálogos oportunos y el apoyo constante al personaje principal. Oona demostró que es una mujer fuerte e independiente y una mejor madre para Bean que la propia Dagmar, mientras que Luci mostró que a pesar de ser un demonio, sus sentimientos por Bean son sinceros, tanto que lo han cambiado para bien. Además, el Príncipe Merkimer tuvo todo un episodio para sacar lo peor y lo mejor de él.

Crédito: Netflix

5 Hay muchas referencias a la cultura pop y crítica social

De nuevo tenemos muchas referencias a Futurama, otro de los trabajos del creador Matt Groening, y a series de televisión como The Crown y Chilling Adventures of Sabrina. También amamos que la serie hiciera hincapié en la poca importancia que la sociedad le da a las enfermedades mentales y criticara la política de los Estados Unidos, cambiando el “Make America Great Again” por el “Make Dreamland Great Again”.

Crédito: Netflix

LO MALO

1 La trama de Dagnar y su agenda

Estamos un poco hartos de estar en penumbras con respecto a este personaje. Cada vez que aparece en escena solo lo hace para dañar a Bean emocionalmente y nunca revela cuáles son sus verdaderas intenciones con ella. Además, siempre aparece de la nada y casi siempre al principio y al final de las temporadas, sin aportar mucho al resto de los episodios.

Crédito: Netflix

2 De nuevo quedan muchas preguntas sin respuestas

Como mencionamos anteriormente, esta Parte 3 resolvió muchas dudas, pero también dejó otras como ¿por qué los ogros se llevaron a Elfo vivo? ¿Por qué Dagmar se llevó al Infierno a Bean? ¿Por qué Steamland quiere la magia de Dreamland? ¿Por qué Odval y su sociedad secreta quieren matar a Zøg? Y más.

Crédito: Netflix

LO FEO

1 El destino del Rey Zøg

Zøg sufrió mucho desde el inicio de esta nueva entrega y al final su destino fue trágico. Nadie en Dreamland, ni siquiera su familia lo pudo ayudar con la enfermedad mental que sufría tras ser enterrado vivo. Y la verdad nos hubiera gustado verlo recuperado, se merecía ser por fin un buen padre para Bean.

Crédito: Netflix

2 La muerte de Luci

La muerte de Luci fue muy inesperada y traumática. Mientras Dagmar llevaba a Bean en un elevador hacia el infierno, Luci intentó sacarla de ahí, solo para que su cabeza terminara cercenada por las puertas. Esta escena nos dolió mucho y necesitamos que en la siguiente temporada de la serie Luci regrese con vida a Dreamland.

Crédito: Netflix

Más sobre
esta serie

Hoy