Atypical

4.4Artículo

Atypical se despidió recordándonos la importancia de los vínculos y de cumplir los sueños

Hace 2 semanas
Por

Atypical ha llegado a su fin. El pasado viernes 9 de julio la serie de Netflix que cuenta la historia de Sam Gardner, un chico dentro del espectro del autismo, y de su familia y allegados, estrenó su cuarta y última temporada. Y con ella, notamos cuánto nos va a costar decirle adiós, ya que la serie es, probablemente, una de las más lindas dentro del inmenso catálogo de la N roja. 

Estrenada en el 2017, Atypical nos llevó a través del viaje de Sam desde la adolescencia hasta los primeros pasos de su adultez, superando obstáculos y aprendiendo más de sí mismo a cada paso que da. La cuarta temporada no es la excepción: aquí también lo veremos ponerse un nuevo objetivo y hacer todo lo necesario para cumplirlo. 

Fuente: Netflix

Recapitulemos: en la tercera temporada Doug y Elsa parecían haber encontrado la paz en su matrimonio después de muchos, muchos altibajos, los dos comprometiéndose a trabajar para estar mejor. Caisey, por su parte, había comenzado su relación con Izzie, para alegría de los fans, mientras UCL ponía el ojo en ella. Por último, nuestro querido Sam, luego de encontrar dificultosa su vida universitaria, había tomado la decisión de mudarse con Zahid.

La cuarta entrega de Atypical, que comienza casi inmediatamente después del final de la tercera, nos mostrará cuánto han crecido todos los personajes de la serie. Para Sam, ese crecimiento se traduce no solo en poder vivir con Zahid, sino también en por fin poner manos a la obra para cumplir su sueño de viajar a la Antártida. Para Casey, será intentar encontrar el equilibrio entre los deseos y expectativas de los demás y los propios. Para Doug y Elsa, el crecimiento estará en permitirles a sus hijos alcanzar las mejores versiones de sí mismos que puedan.

Todo esto se dará, como siempre, con escenas divertidas pero también conmovedoras, que refuerzan la importancia de tener una familia (no solo de sangre, sino también extendida a los amigos y parejas) que sepa acompañarnos a través de nuestros desafíos y nos ayude a resolverlos de la mejor manera.

Fuente: Netflix

Mientras que el recorrido de Sam es siempre destacable, ya que Atypical logra contar su historia sin estigmatizarlo por encontrarse dentro del espectro del autismo, en la cuarta temporada sin duda quien brilla es Casey. La hermana menor de Sam deberá terminar de definir quién es y qué desea, aunque eso signifique no cumplir con las expectativas de todos.

Por otro lado, también debemos señalar que, por fin, luego de muchos debates de los fanáticos de Atypical, Casey sale del clóset como bisexual, demostrando que ni su relación con Evan ni con Izzie son “sólo fases” y dándole visibilidad a una identidad sexual que, en general, suele ser borrada en la mayoría de las historias. Su recorrido para salir del clóset no es fácil ni inmediato y por eso, resulta sumamente realista y creíble.

Fuente: Netflix

El final de Atypical es una caricia al corazón. La serie se despide de nosotros dejando a todos los personajes en un buen lugar, habiendo crecido lo suficiente como para perseguir sus sueños y, a la vez, como para poder apoyar a los demás para que hagan lo mismo. Los vínculos que unen a los protagonistas de la serie (los Gardner, pero también Zahid, Izzie, Paige, Evan y hasta su hermana Beth) son fundamentales en esta historia y nos recuerdan que el mundo es un lugar mejor cuando no estamos solos.

Más sobre
esta serie

Atypical

4.4
  • Emisión
  • Netflix
  • Géneros
  • Comedia
  • Drama
  • Actores
  • Jennifer Jason Leigh
  • Keir Gilchrist
  • Brigette Lundy-Paine
  • Año de inicio
  • 2017
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

Atypical (2017)

Continuar leyendo

Hoy