The Toys That Made Us

Artículo

Barbie: la muñeca más polémica

Hace 3 años
Por

Desde su presentación en la Feria Internacional del Juguete de 1959 en Nueva York, Barbie no ha dejado de ser objeto de diversas críticas. Sectores feministas y académicos han denunciado incansablemente que la muñeca de Mattel promueve una imagen de mujer estereotipada cuyo físico responde a los cánones de belleza impuestos. El vestuario, maquillaje y el color rosa representativo de Barbie, continúan reproduciendo los roles de género que legitiman la desigualdad y discriminación.

Mediante una recopilación de entrevistas, el documental The Toys That Made Us de Netflix cuenta la historia de la creación de la muñeca que acompañó la infancia de millones de niñas y niños. Además de mostrarnos las distintas “cirugías” estéticas a las que fue sometida Barbie y sus cambios de look a través de las décadas, el segundo capítulo de la serie complejiza la cuestión sexista y propone una mirada más empoderada.

En esta nota repasamos la evolución y las grandes controversias generadas por la muñeca platinada.

Un origen un tanto escandaloso

Todo comenzó en 1955, cuando el cofundador de la megaempresa de juguetes Mattel Elliot Handler viajó de vacaciones a Europa junto a su familia. Mientras paseaban por Suiza, su esposa Ruth Handler posó la mirada sobre una atractiva muñeca que colgaba de la ventana de un bar. Aquella muñeca adulta de cuerpo estilizado, pechos sobresalientes y ojos sugestivos no se parecía en lo más mínimo a las que solían venderles a las niñas pequeñas. Los Handler se llevaron tres ejemplares de este peculiar juguete y dos años después, lograron convencer a Mattel de comprar los derechos y hacer una réplica. La muñeca norteamericana se llamó Barbara Millicent Roberts, mejor conocida como Barbie, en honor a la hija del matrimonio Barbara Handler.

Ruth Handler

Pero ¿quién era esa muñeca misteriosa descubierta por Ruth? Bautizada como Bild Lilli, o simplemente Lilli, el juguete creado por la compañía alemana Greiner & Hauser había sido inspirado en el personaje de un comic erótico que el caricaturista Reinhard Beuthien había escrito para el periódico Bild-Zeitung. La mujer era mostrada como una secretaria osada e irreverente que salía con tipos ricos y a menudo tocaba temas relacionados con la sexualidad. En la década de ’50, el personaje de Lilli se hizo tan popular que comenzó a venderse su muñeca como consumo adulto en los bares y tabaquerías. También se la solía regalar en las fiestas de despedida de soltero. Más tarde, el consumo se extendió a las mujeres y la empresa aprovechó para elaborar una amplia gama de vestuarios y accesorios. La historia de la sensual muñeca Bild Lilli tuvo su fin en 1964, cuando Mattel adquirió los derechos y se dejó de producir.

La muñeca Bild Lilli.

Madres al ataque

La Barbie conservó casi todo el aspecto físico de Bild Lilli, incluso la mirada de reojo que no fue modificada hasta 1971. Eso sí, antes de colocarla en el mercado Ruth Handler se cercioró de que le sacaran los polémicos pezones ya que creía que era inapropiado para una niña (si hoy en día Facebook censura cualquier imagen donde se vea un pecho femenino, imagínense lo que sería exhibirlo en 1959 y en una muñeca infantil).

A pesar de que Ruth sabía que las niñas amarían a aquella muñeca en la que podían proyectarse como una mujer, había un problema que debía sortear: las madres odiaban a Barbie. Evidentemente, la imagen corporal sexualizada no era lo que estas señoras buscaban para sus hijas. Ruth decidió entonces solicitar la colaboración del psicoanalista Ernest Dichter, un médico austríaco conocido como “El Manipulador debido a sus investigaciones de mercado. Este psicoanalista logró convencer a las madres con la idea de que la muñeca Barbie ayudaría a sus hijas a verse más “femeninas”, lo que les aseguraba un futuro marido y, por ende, una fuente de ingresos.

https://www.youtube.com/watch?v=BM8aRH33JNU

Modelos polémicos

En 1963, Mattel presentó a la Slumber Party Barbie. El modelo venía acompañado de distintos accesorios, entre ellos una balanza y un libro sobre cómo perder peso. La pesa marcaba permanente 50 kilos, mientras que detrás del libro se podía leer la frase “No comas”.

Otro modelo bastante criticado fue el de Teen Talk Barbie lanzado en 1992. Sí, por fin después de tanto tiempo las niñas escucharían a Barbie hablar. Probablemente recuerdes el famoso capítulo de la quinta temporada de Los Simpson llamado “Lisa vs. Stacy Malibu”, una parodia a la popular muñeca de Ruth. Pues bien, las frases de Barbie no distaban mucho de las que aparecieron en la serie. Este modelo podía decir cuatro frases de 270 posibilidades, entre ellas: “¿Quieres ir de compras?”  o “la clase de matemáticas es difícil”. Mattel terminó quitando esta última frase luego de una queja por parte de la Asociación Estadounidense de Mujeres Universitarias.

https://www.youtube.com/watch?v=n70GggHok18

Puedes ser lo que quieras ser

Desde 1959 a la actualidad, Barbie ha tenido un total de 180 carreras distintas. Profesora, médica, soldada, tenista, veterinaria, astronauta…Hasta presidenta de los Estados Unidos (!). Mientras que las muñecas de mediados del siglo XX habían sido creadas para que las niñas se imaginaran solo como madres o cuidadoras, Barbie viajaba al espacio y cumplía así un sueño impensado para una mujer de aquella época.

La Barbie astronauta de 1965.

Sin embargo, la muñeca todoterreno parece no tener mucha astucia para la computación. Barbie volvió a causar revuelo en 2014 tras la difusión de un libro llamado Barbie: I Can be a Computer Enginee (“Barbie: Puedo ser una Ingeniera”) de la editorial Random House. En esta aventura, la joven desea crear un videojuego con una mascota virtual, pero termina llenando su computadora rosa de virus y va directo a pedirle a sus dos amigos varones que solucionen todos los problemas. Luego de las quejas vía redes sociales, a Mattel no le quedó más remedio que salir a contestar diciendo que el libro no representaba la imagen de la marca y que se asegurarían de que lo próximos títulos mostraran a una Barbie empoderada.

Evolución

El estilo de Barbie se ha ido aggiornando en sintonía con las tendencias de la época. Durante los años 60 experimentó sus primeros grandes cambios que la llevaron a lucir un tono desenfadado con un maquillaje más suave que poco tenía que ver con aquella primera Barbie de mirada misteriosa. En los ’80, década en la que comenzó a distribuirse internacionalmente, era común encontrarla con atuendos de noche brillosos, la piel ligeramente tostada y peinados batidos.

Pero la modificación más importante llegó recién en 2016, cuando Mattel tomó la decisión de incluir otros físicos distintos a los de la Barbie original y sacó a la luz una nueva colección titulada Fashionistas. En ella se pueden encontrar muñecas con diversas medidas corporales, tonos de piel, color de ojos y cabello. Esta iniciativa en pos de la diversidad se suma también a otros cambios que ha hecho la empresa como la incorporación de varones a las publicidades.

Colección Barbie Fashionistas.

Más sobre
esta serie

The Toys That Made Us

  • Emisión
  • Netflix
  • Géneros
  • Documental
  • Año de inicio
  • 2017
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

The Toys That Made Us (2017)

Hoy