GLOW

Artículo

¿Te diste cuenta que Bash es el personaje más complejo del show?

Hace 3 años
Por

Los que seguimos a GLOW sabemos que la lucha libre es un disparador para poder hablar de personas; historias de mujeres y hombres que deben buscar una identidad y enfrentarse al mundo cruel. En el caso de las luchadoras lo vemos en el hecho de hacerse un lugar dentro de una industria (y mundo) machista; en el caso de los hombres es más variado. En este artículo nos enfocaremos en una sola figura: Bash.

Fuente: Netflix.

Sebastian Howard, para nosotros Bash, es el personaje más complejo del show y en la tercera temporada pudimos confirmarlo. Se nos presentó en la primera temporada como el joven con dinero y poder que quiso producir el show. Era el alma de la fiesta y así se vendía al mundo, pero ya en la segunda entrega del show todo comenzó a cambiar…

La burbuja privilegiada de Bash se esfumó cuando Florian, su amigo íntimo y asistente desaparece. Bash lo busca metiéndose un poco más en lo que es la comunidad gay, y fue en ese instante cuando notamos que a él le sucedían cosas más difíciles de lo que aparentaba: la muerte de Florian a causa de SIDA fue un disparador para poco a poco abordar la sexualidad de Bash que hasta el final de la tercera entrega no fue develada de forma explícita. Sí sabíamos y notábamos que era algo que lo ponía tenso; es más, el matrimonio con Rhonda nos confundió.

En Las Vegas se profundizó sobre la relación y se comentaron nuestras sospechas: Howard es gay pero no puede terminar de aceptar esa situación por prejuicio y miedo.

Fuente: Netflix.

Rhonda intenta todo el tiempo encender la pasión entre ellos, llegando a contratar a un gigoló para que proponer, digamos, celos. Esto se vuelve en algo letal para Bash porque deja ir sus sentimientos, demostrando esa cara que tanto ocultaba. Otro indicio fue cuando se negó completamente a producir el show de Bobby ya que de alguna manera algo lo incomodaba, pero no iba a admitirlo.

Fuente: Netflix.

Lo complejo de Bash queda plasmado en ese momento que junto a Debbie admite lo que le pasa: él quiere ser el hijo por el que su madre sienta orgullo, quiere ser el mejor marido para Rhonda y sobre todo quiere morir. Y es aquí donde se cristalizan todos los prejuicios no solo hacia la comunidad LGBTIQ sino además toda la falta de información que circulaba en los comienzos del HIV, cosa que también vemos plasmada en la serie ante el ataque en la fiesta para recaudar fondos.

Para Bash tener contacto con hombres homosexuales, o que se quieran vincular con él, despertaba una agresividad, cosa que hacía que se cierre por completo. El final de la serie es desgarrador: en vez de ser sincero, todo el afuera pesa sobre sus hombros y decide que la mejor salida es huir de Las Vegas.

Fuente: Netflix.

La particularidad de Bash es que es uno de los personajes más fáciles de querer desde un comienzo ya que siempre trajo simpatía, pero lo que hemos visto de Sebastián Howard es solamente la punta del iceberg, cosa que la cuarta temporada de GLOW promete ahondar más en uno de los personajes más encantadores.

¡Lo esperamos con ansias!

Más sobre
esta serie

Califica esta serie

GLOW

Continuar leyendo

Hoy