Binge-watching, la actividad seriéfila por excelencia

Hace 4 años
Por

Están los que ven las series, los que las siguen de manera fiel y luego están los que se las DEVORAN. En este último grupo están los que adoptaron este término seriéfillo por excelencia: el binge-watch.

Binge, básicamente, significa atracón. Binge-watching, por lo tanto, significa pegarse atracones (o atascones) de series e ignorar la regla básica ya caducada que decía que las series se consumen a la hora que dictaminan los canales y con tomas semanales.

Así que si tu plan en estas fiestas es pegarte un buen atracón de series, siempre puedes decir que te dedicarás a bingewatchear todo este fin de año.

Nos está cambiando culturalmente. Una manera de responder del porqué nos damos estos ‘atracones’ de series de TV es usar la razones por las que nos atracamos con comida: por una sensación de seguridad, de comodidad, de aislarnos del mundo.

— Grant McCracken, Antropólogo Cultural

Netflix, el culpable de todo

Seamos realistas, los maratones existen desde hace bastante. Desde las colecciones de temporadas en formato VHS, hasta los packs en DVD o Blu-Ray. Pero el binge-watching pasó a formar parte del día a día de los seriéfilos desde que Netflix apareció en nuestras vidas, y transformó el concepto de ver series: Ve todos los capítulos que puedas sin levantarte de tu sofá.

El Director de Contenidos de Netflix, Ted Sarandos, siempre explica que para la empresa sus series no están creadas bajo el concepto de capítulos (aunque así las cataloguen) sino que deben de ser contempladas como un todo. Es decir, sus episodios simplemente sirven para hacer una pausa en caso que el seriéfilo ya no desee seguir con la temporada y los usen como un marcador. Es por ello que cuando uno termina el episodio de una serie, si no pulsas ningún botón empieza el siguiente al cabo de 15 segundos y antes de que terminen los créditos finales.

Este modelo de negocio es hoy una realidad y uno de los más exitosos de la pasada década ya que de esta manera no hace que abandonemos la tele, cambiemos de canal o pasemos a cualquier otra actividad. Sí, nos sometemos al sistema y terminamos completamente atrapados por el mismo.

Así que ya lo saben. Ahora pueden decir que estuvieron haciendo binge-watching y que se encontraron con muchos cliffhangers y mash-ups, y hasta terminaron viendo varios crossovers, reboots y spin-offs… y hasta le ganaron a los spoilers.

😉

Continuar leyendo

Hoy