The Terminator

4.1Artículo

Biografía no autorizada de The Terminator

Hace 1 mes
Por

El T-800 es uno de esos villanos que luego se convierten en héroes y aquí les vamos a contar la historia de cómo sucedió.

El Cyberdyne Systems Model 101 Series 800 Terminator fue presentado por primera vez en The Terminator (1984), la película de MGM dirigida por James Cameron que fue una bisagra en la historia de las cintas de ciencia ficción. El largometraje también marcó un antes y un después en la carrera de Arnold Schwarzenegger, quien interpretó al personaje hasta 2020.

Enviado por Skynet en 2029 a Los Ángeles en 1984 para matar a Sarah Connor , la futura madre de John Connor, el líder de la futura resistencia humana, el T-800 fue el primero de los robots enviados al pasado y podría decirse que es la unidad más importante, ya que inadvertidamente “engendró” a Skynet en su viaje a través del tiempo.

The Terminator es una unidad de infiltración, en parte hombre, en parte máquina. Si bien por fuera es carne, piel, cabello y sangre, debajo hay un chasis de combate controlado por un microprocesador y está totalmente blindado.

Lo primero que hizo el Terminator al llegar al pasado fue robar ropa y adquirir armas para su misión, pero no pudo matar a Sarah Connor debido a Kyle Reese, un soldado enviado por el futuro John Connor para protegerla. Tras perseguirlos y dañarse el ojo izquierdo, el T-800 usó gafas de sol para ocultar su ojo cibernético y seguir haciéndose pasar por humano.

En su búsqueda por matar a Connor, la unidad asesinó a 17 policías, un par de civiles y a la madre de Sarah hasta que una bomba destruyó el camión cisterna que estaba conduciendo mientras los perseguía. Terminator fue gravemente herido y luego fue supuestamente eliminado en una fábrica cuando Sarah activó una prensa hidráulica que aplanó a la máquina, dejando solo a su brazo sano.

via GIPHY

Tras su primera aparición, el T-800 fue reprogramado y enviado a 1995 en Terminator 2: Judgment Day. El Cyberdyne Systems Model 101 Series 800 Version 2.4 Terminator fue enviado desde el futuro para llegar a Acton, California con la misión de proteger al joven John Connor. En este punto fue que la máquina se pasó para el lado de los buenos, ya que quien lo reprogramó fue el propio John.

En Terminator 2, el robot se enfrentó al T-1000, una máquina enviada por Skynet para matar a Connor. Tras eliminar a la temible unidad, Terminator planeó autodestruirse porque tenía un chip de computadora que podría usarse por alguien más para descubrir su tecnología y crear Skynet. Mientras sacrificaba su vida por el futuro de la humanidad, el T-800 le dejó un abrazo a John y un pulgar hacia arriba que quedó grabado en la memoria de todos nosotros. Al pasar tanto tiempo con los humanos, la máquina comenzó a sentir algo similar a las emociones.

En Terminator Salvation: The Final Battle, algún tiempo después de la destrucción del edificio Cyberdyne, Sarah Connor y su hijo se enteraron de que Cyberdyne Systems todavía estaba desarrollando Skynet y se entrometieron en una presentación para inversores. Cuando T-1000 rastreó a John Connor e intentó matarlo, el T-800 apareció repentinamente, salvó a John y lo llevó al futuro.

via GIPHY

El T-1000 los siguió a través del Portal del Tiempo y los persiguió, intentando matar a John Connor. Un HK-Aerial comenzó a cazar al dúo y envió a cuatro Mini Hunters en busca de ellos, pero fueron derribados por el Terminator. No obstante, poco después apareció un endoesqueleto T-800 y los atacó, pero también fracasó.

El T-800 llevó a John al Skynet Central Core para que colocara explosivos en la habitación. Sin embargo, el pilar alrededor del núcleo era de hecho el T-1000000, que comenzó a atacarlos hasta que el Terminator volvió a sacrificarse para salvar a Connor.

El T-800 volvió en 2015 a través de Terminator Genisys y Terminator: Dark Fate, donde se sacrificó una última vez por John. A pesar de que su apariencia siempre fue prácticamente la misma, su personalidad fue cambiando ligeramente en cada ocasión, volviéndose más humano en cada película y entendiendo mejor las emociones de quienes lo acompañaban, esto nos permitió acercarnos cada vez más al personaje, a pesar de que era super estoico, y nos fuimos olvidando de sus orígenes como villano. 

via GIPHY

El “I’ll be back” que repitió Arnold cada vez que el T-800 debía dejar a John se convirtió en una frase icónica de la cultura popular e incluso el propio actor le hizo honor a ella en otras películas donde participó. No solo eso, sino que el modelo del anti-héroe estoico se copió hasta el cansancio una vez que los estudios vieron el éxito de Terminator. A ninguno le fue tan bien, claro está.

A diferencia del resto de personajes que tratamos en esta sección, el T-800 tiene más características de héroe que de villano, pero no podemos ignorar su origen y por eso lo incluímos en nuestra colección NFT de Baby Villains.

Más sobre
esta película

The Terminator

4.1
  • Géneros
  • Acción
  • Ciencia Ficción y Fantasía
  • Actores
  • Arnold Schwarzenegger
  • Linda Hamilton
  • Michael Biehn
  • Año de inicio
  • 1984
Ver ficha de la película

Califica esta película

The Terminator (1984)

Continuar leyendo

Hoy