The Lord of the Rings: The Rings of Power

Artículo

Biografía completísima de J. R. R. Tolkien

Hace 4 meses
Por

En esta ocasión los invitamos a conocer al hombre detrás del mito, ya que aquí exploraremos la vida y obra de John Ronald Reuel Tolkien, el autor que dio vida a uno de los universos fantásticos más famosos de la historia.

J. R. R. Tolkien nació el 3 de enero de 1892 en Bloemfontein, Sudáfrica, donde residió hasta la muerte de su padre Arhtur en 1896, año en el que se trasladó junto a su madre Mabel y su hermana Hilary a Inglaterra, más específicamente a West Midlands. Aunque pasó pocos años en el sur de África, un encuentro que tuvo con una gran araña peluda luego lo inspiraría a escribir algunas historias en su futuro.

La infancia de Tolkien se dividió entre dos lugares: la entonces muy rural aldea de Sarehole, y el oscuro y urbano Birmingham, donde eventualmente fue enviado a la King Edward’s School. Muchos de los nombres extraños que posteriormente incluiría en sus novelas provienen de ver camiones de carbón que iban y venían del sur de Gales con destinos como “Nantyglo”, “Penrhiwceiber” y “Senghenydd”.

https://www.youtube.com/watch?v=_nZdmwHrcnw&t=2s

En 1900, Mabel y su hermana May fueron recibidas en la Iglesia Católica Romana. A partir de entonces, tanto Ronald como Hilary se criaron en la fe de Pio Nono y siguieron siendo católicos devotos durante toda su vida. La conversión de su madre al catolicismo lo marcó profundamente, tanto en su cotidianeidad cuando era joven como en las historias de fantasía que crearía más adelante.

En 1904, a Mabel le diagnosticaron diabetes, generalmente fatal en aquellos días anteriores a la insulina, y murió el 14 de noviembre de ese año, dejando a los dos niños huérfanos en la miseria. En este punto, el padre Francis, que estaba a cargo de la iglesia la que asistían, se aseguró del bienestar de ellos, aunque luego fueron alojados con una tía, Beatrice Suffield, y más tarde con la señora Faulkner.

Cuando se mudó a la pensión de esta última, se encontró con una joven llamada Edith Bratt. Eventualmente, el padre Francis prohibió a John ver o mantener correspondencia con ella durante tres años y él cumplió este mandato al pie de la letra. Ya en su adolescencia, JRR había comenzado a mostrar notables dotes lingüísticas. Dominaba el latín y el griego, se estaba volviendo más que competente en una serie de otros idiomas antiguos, y también inventaba los suyos, simplemente por diversión.

https://www.youtube.com/watch?v=nuTU5XcZTLA

Tolkien estudió en Oxford, y mostró muy pronto un interés por la filología y las antiguas sagas y leyendas nórdicas, hasta que, en 1913, eligió los hilos de su relación con Edith. Ese verano tomó un trabajo como tutor y escolta de dos niños mexicanos en Dinard, Francia, y más tarde la pareja se mudó a Warwick, hasta que finalmente estalló la Primera Guerra Mundial.

Tolkien no se apresuró a alistarse inmediatamente después del estallido de la guerra, sino que regresó a Oxford, donde trabajó duro y finalmente obtuvo un título de primera clase en junio de 1915. En ese momento también estaba trabajando en varios intentos poéticos y en sus idiomas inventados. Finalmente, se alistó como segundo teniente en los Fusileros de Lancashire y, ates de embarcarse para Francia, él y Edith se casaron el 22 de marzo de 1916.

Después de cuatro meses dentro y fuera de las trincheras, sucumbió a la “fiebre de las trincheras”, una forma de infección similar al tifus común en las condiciones insalubres, y a principios de noviembre fue enviado de regreso a Inglaterra, donde pasó el mes siguiente en el hospital. Para Navidad se había recuperado lo suficiente como para quedarse con Edith.

https://www.youtube.com/watch?v=zckJCxYxn1g

Impulsado por sus experiencias de guerra, comenzó a dar forma a sus historias que en  primera instancia se convirtieron en el Libro de los Cuentos Perdidos (no publicado durante su vida). Aquí se encuentran las primeras versiones registradas de las guerras contra Morgoth, el asedio y la caída de Gondolin y Nargothrond, y las historias de Túrin, Beren y Lúthien, los elfos y los gnomos.

Su primer hijo, John Francis Reuel, nació el 16 de noviembre de 1917 y, en 1918, Tolkien fue nombrado lexicógrafo asistente en el New English Dictionary, aunque no se quedó en este trabajo por mucho tiempo y en el verano de 1920 solicitó el puesto de Profesor Asociado a la Lengua Inglesa en la Universidad de Leeds. Allí, además de enseñar, colaboró ​​con EV Gordon en la famosa edición de Sir Gawain and the Green Knight, y continuó escribiendo y refinando El libro de los cuentos perdidos y sus lenguas “élficas” inventadas.

Sus escasas publicaciones académicas fueron extremadamente influyentes, y además desempeñó un papel importante en la política y la administración académica. Mientras tanto, Edith dio a luz a dos niños y una niña durante este tiempo: Michael, Christopher y Priscilla. Tolkien se acostumbró a escribir cartas ilustradas anuales a los niños como si fueran de Papá Noel, y una selección de ellas se publicó en 1976 como Cartas de Papá Noel.

https://www.youtube.com/watch?v=SDnYMbYB-nU

Mientras tanto, Tolkien continuó desarrollando su mitología y lenguajes. Un día, mientras estaba revisando exámenes, descubrió que un candidato había dejado en blanco una página de un libro. En esta página solamente escribió “en un agujero en la tierra vivía un hobbit” y él decidió que necesitaba averiguar qué era esto y de esta búsqueda surgió una historia que les contó a sus hijos más pequeños y se publicó como El Hobbit en 1937.

En ese momento, Tolkien había comenzado a convertir su Legendarium en lo que él creía que era un estado más presentable. Presentó algunos de sus cuentos “terminados” y la decisión general en ese momento fue que no se podían publicar comercialmente, aunque si le pidieron una secuela de El Hobbit.  Esto pronto se convirtió en algo mucho más que una historia para niños y se transformó en lo que hoy conocemos como El Señor de los Anillos.

El Señor de los Anillos se hizo público rápidamente. Tuvo críticas mixtas, pero, lejos de perder dinero, las ventas excedieron tanto el punto de equilibrio que Tolkien se arrepintió de no haberse jubilado anticipadamente. Sin embargo, esto todavía se basaba solo en las ventas de tapa dura, el momento realmente sorprendente fue cuando se publicó en una versión de bolsillo en 1965. En primer lugar, esto colocó al libro en la categoría de compra impulsiva; y en segundo lugar, la publicidad generada por la disputa por los derechos de autor alertó a millones de lectores estadounidenses sobre la existencia de algo fuera de su experiencia previa.

https://www.youtube.com/watch?v=fnaojlfdUbs

Este desarrollo produjo sentimientos encontrados en el autor. Por un lado, se sintió extremadamente halagado y, para su asombro, se hizo bastante rico. Por otro lado, los fanáticos iban a mirar boquiabiertos a su casa y llamaban por teléfono para exigir saber si Frodo había tenido éxito o fracasado en su búsqueda, entre otras tantas cosas. El culto, no solo a Tolkien, sino también a la literatura fantástica que él había revivido, despegó.

El señor de los anillos se transformó en una historia épica dividida en tres volúmenes: La comunidad del anillo (1954), Las dos torres (1954) y El retorno del rey (1955). Dirigida a un público adulto, la obra de Tolkien encontró a mediados de la década de 1960 un gran éxito, hasta el extremo de convertirse en libro de culto y dar lugar a un género en alza, la “alta fantasía”. Por otro lado, muchos miembros de la naciente “contracultura” lo adoptaron en gran parte debido a su preocupación por los problemas ambientales.

Tras El señor de los anillos, Tolkien trabajó en la obra que había de ser el poema épico general de su fantástico mundo mitológico: The Silmarillion, aparecido póstumamente en 1977. Después de su retiro en 1959, él y Edith se mudaron a Bournemouth y el 29 de noviembre de 1971, ella murió. John pronto regresó a Oxford, pero falleció el 2 de septiembre de 1973. Entre 1925 y su muerte, Tolkien escribió y publicó una serie de otros trabajos, incluida una obra relacionada con la Tierra Media, Las aventuras de Tom Bombadil y algunas historias independientes del Legendarium como Imram, The Homecoming of Beorhtnoth Beorhthelm’s Son y The Lay of Aotrou e Itroun, entre otras.

https://www.youtube.com/watch?v=iVAgTiBrrDA

Su conocimiento de las lenguas antiguas lo llevaron a crear sonidos y a inventar lenguajes, siguiendo un método rigurosamente filológico que atrajo a las audiencias. Inspirado en las leyendas nórdicas y artúricas, el libro puede leerse como una alegoría sobre la búsqueda espiritual, tarea especialmente difícil en una época de crisis de valores. Las leyendas de la cultura anglosajona, constituyeron la fuente de inspiración para crear sus personajes fantásticos, muchos de ellos con una intencionalidad claramente simbólica.

La importancia de El señor de los anillos reside en su valor literario. Tolkien emplea un lenguaje con reminiscencias del estilo bíblico y de las antiguas formas literarias inglesas, pero lo mezcla con un lenguaje cotidiano y actual que eleva a todos sus personajes. Aunque de trama compleja, en la trilogía se consigue la fusión entre motivos aparentemente dispares, que sirven para interpretar las inquietudes y sueños de nuestra época.

Más sobre
esta serie

The Lord of the Rings: The Rings of Power

  • Emisión
  • Prime Video
  • Géneros
  • Aventura
  • Ciencia Ficción y Fantasía
  • Año de inicio
  • 2022
Ver ficha de la serie

Continuar leyendo

Hoy