#CastleRock Artículo

Tenemos que hablar del episodio 9 de la espeluznante serie de Stephen King

El anteúltimo episodio de la primera temporada de Castle Rock develó uno de los grandes misterios de la serie. Las teorías acerca de la naturaleza de The Kid indicaban que no estábamos ante un ser común y corriente, sin embargo, la clara influencia de J.J. Abrams ha dado vuelta el relato, entregándonos un universo de realidades alternativas.

Titulado “Henry Deaver”, el capítulo nos cuenta la historia del personaje  de Bill Skarsgård desde su punto de vista, al igual que sucedió en el séptimo episodio centrado en Ruth (Sissy Spacek). En esta realidad, The Kid es un médico especializado en la enfermedad de Alzheimer, el tipo de demencia con la que fue diagnosticada Ruth a muy temprana edad, que reside en una gran ciudad junto a su esposa. El episodio da un tremendo giro cuando nos enteramos de que este muchacho, que creíamos el mismísimo demonio, no es otro que Henry Deaver, el bebé que Ruth había perdido durante el embarazo y que en este universo logró sobrevivir.

Esta versión de Henry revela que cuando era un niño, su madre decidió huir con él de la casa familiar, ya que su padre, el pastor Matthew Deaver, se había vuelto aun más violento luego de obsesionarse con unas voces que decía escuchar en el medio del bosque de Castle Rock. De la misma forma que vemos en los flashbacks del episodio 7, Henry recuerda que su madre le aconsejaba fingir que el también escuchaba aquellas voces para que el pastor dejara de acosarlo.

Henry Deaver regresa a Castle Rock una vez que su padre fallece luego de haberse volado la cabeza de un disparo. Allí, las cosas se ven un poco distintas. El joven oficial Dennis Zalewski de la prisión Shawshank sigue vivo, al igual que Alan Pangborn, y Molly no es la típica loca del pueblo, sino que se trata de una respetada mujer que a su vez se desempeña como consejera municipal. Pero el gran plot twist ocurre cuando Henry descubre en el sótano de su antigua casa a un niño que ha estado encerrado por largo tiempo en una pequeña jaula. Este joven no es otro que la versión infantil del Henry Deaver interpretado por André Holland, a quien curiosamente, todos comienzan a llamar como The Kid

Photo by: Dana Starbard/Hulu

Ineludiblemente, la conjunción de diversas lineas temporales nos recuerda un poco a la mítica Lost, donde J.J. Abrams y compañía jugaban constantemente con los eventos del pasado y el futuro, con viajes en el tiempo incluidos (si el título The Constance no te hace ruido, es un buen momento para revivir la serie sobre los sobrevivientes del vuelo 815 de Oceanic). Aunque, si miramos al universo televisivo actual, podemos decir que este nuevo rompecabezas tiene algo similar a Westworld, sobre todo por la cuestión de las diversas identidades que confluyen en el tiempo.

La historia del noveno episodio finaliza con Molly, Henry y The Kid siendo perseguidos en lo profundo del bosque por el oficial Zalewski. Allí, comienzan a aparecer visiones fantasmales de personajes desconocidos y Molly recibe un disparo accidentalmente. En cierto momento, la noche se hace de día, Molly y el oficial desaparecen y solo queda Henry, mientras observa desde lo alto de una colina como The Kid corre por el medio del lago congelado para ser salvado, más tarde, por el comisario Pangborn.

La acción nos traslada directamente al presente, donde The Kid y Molly se encuentran en el antiguo hogar de ésta, justo en la escena donde terminó el octavo capítulo. The Kid (que ahora tranquilamente podríamos llamar el “otro” Henry Deaver), le explica a Molly que luego de ese misterioso suceso estuvo unos cuantos días vagando perdido en el bosque hasta ser hallado por el fallecido alcalde Lacy. Lo demás, es historia conocida.

Si lo pensamos detenidamente, la realidad paralela de aquel Henry Deaver es lo que debería haber ocurrido para evitar todas las catástrofes que vimos desde el inicio de la temporada. En ese mundo, Ruth toma valentía y decide dejar al violento de Matthew para vivir con Alan y el niño lejos de Castle Rock, una determinación que cambia todo el futuro. Sin embargo, el mal vuelve nuevamente en la forma de este niño que el pastor Deaver jura en sus grabaciones que es el Diablo

Por lo que entendemos, ambos The Kid se vuelven una amenaza al estar en un universo que no les pertenece. Muertes, incendios y los más brutales asesinatos aparecen cuando ellos salen de las prisiones a las que fueron confinados.

Lo que todos nos preguntamos ahora es: ¿Qué sucederá en el décimo y último episodio de esta terrorífica historia? Sabemos que The Kid le ha pedido ayuda a Molly, ya que según el joven, Henry aún no está preparado para conocer la verdad. ¿Podrá The Kid, el “otro” Henry, regresar a su universo? ¿Cuál es el origen de la maldición de Castle Rock y por qué funciona como un portal a otras realidad paralelas? ¿Tendrá algo que ver la misteriosa resurrección de Matthew tras ser asesinado por su madre cuando solo era un bebé?

Esperamos más que ansiosos poder conocer las respuestas.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.