#ClásicosPopulares: Guess Who’s Coming to Dinner

Hace 2 semanas
Por

TCM (Turner Classic Movies) es un canal de cable especializado en proyectar  películas y series clásicas. Durante este mes nos trae un especial con cintas de la época del cine de oro de Hollywood llenas de actores y directores icónicos que servirán para revivir la nostalgia  y para conocer los clásicos del cine. 

La primera de estas grandes películas que se nos presenta en el ciclo #ClásicosPopulares es el drama Guess Who’s Coming to Dinner (¿Sabes quién viene a cenar?) de 1967 del director Stanley Kramer escrita por William Rose  con las actuaciones de Spencer Tracy, Sidney Poitier, Katharine Hepburn y Katharine Houghton entre otros.

https://www.youtube.com/watch?v=YZycqHfmrzQ

La cinta nos cuenta los eventos que ocurren cuando Joey Drayton (Houghton), la joven hija de una acaudalada pareja mayor muy tradicional, (Katharine  Hepburn y Spencer Tracy) les presenta a su prometido, a quien acaba de conocer en un viaje a Hawai, el Dr. John Prentice (Poitier), quien es afro-americano. Esta situación agarra por sorpresa a sus padres quienes, a pesar de en apariencia ser muy liberales, aún conservan los pensamientos racistas que atravesaban a la sociedad norteamericana de ese entonces y tienen sentimientos encontrados en cuanto a apoyar el matrimonio de su hija.

La situación se complica cuando los padres de John, que también se oponen al matrimonio interracial se presentan para cenar. John solo dispone de esa noche para conseguir la aprobación de ambas familias, ya que tiene que salir de viaje al otro día, y en un acto de caballerosidad advierte que anulará el matrimonio si los padres de Joey se oponen. 

El productor y director de la cinta, Stanley Kramer, siempre se caracterizó por tratar temas sociales dentro de sus películas, por ejemplo El juicio de Nuremberg, Heredarás el aire, etc., y también por dirigir por igual dramas y comedias que lo convirtieron en uno de los productores más exitosos de la época. Para esta cinta se arriesgó a traer de nuevo a la pantalla a la icónica pareja conformada por Katharine Hepburn y Spencer Tracy quienes hicieron 9 películas juntos. La deteriorada salud de Tracy amenazaba con arruinar toda la producción, por lo que Kramer decidió prescindir de su salario si era necesario para bajar los costos, al igual que Hepburn. El film se llegó a completar 17 días antes de la muerte de Kramer. Previendo cualquier contratiempo se grabaron dos versiones del guión: una con el papel de Kramer y otra sin él. Por las mañanas, cuando la salud de Kramer estaba mejor, se grababan sus escenas y por la tarde la versión donde no aparecía.

Usando muy pocas locaciones y centrando la mayoría del film dentro de la casa de los Drayton, la cinta se convierte en un gran duelo de actuación. Por un lado tenemos a  la pareja de actores icónicos y veteranos Kramer – Hepburn, esta última ganó el Oscar por su actuación; por otro lado tenemos a Sidney Poitier quien ya era un veterano de Hollywood y que también fue nominado. Poitier siempre se consideró un activista de los derechos de los afro-americanos ya que siempre actuaba papeles en los que se hablaba de los derechos civiles, por lo que era muy respetado.

La actuación de ellos junto con la frescura de una debutante Katharine Houghton se conjugan para darnos esta comedia / drama que en parte nos recuerda las producciones de los años 40 y 50 por su estilo de producción: grandes sets con pintados impresionantes, perfectos decorados cuidados hasta el más mínimo detalle, y sobre todo por las actuaciones de Hepburn y Kramer Pero en esta ocasión permeado por los temas sociales de los años 60 y 70: los derechos civiles de las personas de color. 

La cinta está perfectamente escrita ya que logra combinar perfectamente la comedia con la situación de drama y nos va llevando a un emotivo desenlace, emotivo por los grandes discursos que Poitier y Kramer nos conceden al final con una Hepburn llorando de verdad (lloraba porque veía al amor de su vida Stanley Kramer dar su último gran discurso), monólogos que son tan necesarios y relevantes como lo fueron en su tiempo.

Aunque quisiéramos dar la vuelta a la página el tema del rechazo a las personas por su color, estatus o ideología, continúa aún en nuestro tiempo. Ver una cinta como esta se vuelve obligado y necesario para entender a la sociedad de aquel entonces y para entender porque esos problemas raciales continúan. 

Guess Who’s Coming to Dinner (¿Sabes quién viene a cenar?) es un clásico del cine que todos deberíamos ver para entender los estilos de producción de las grandes productoras, los temas sociales abordados en las cintas (y muchas veces apoyado por las administraciones políticas de la época), los estilos de actuación y los rostros de las estrellas de ese entonces, para analizar el estilo de escritura de las historias y porque esta cinta aparece en la lista de las 100 mejores películas de todos los tiempos.

No se lo pierdan hoy domingo 6 de Septiembre a las 13:10 hrs. (COL / MEX), 14:10 hrs. (ARG) y 15:10 hrs. (CHI) por la señal de TCM.

Hoy