Creepypastas: las polémicas historias de terror que saltan a la pantalla

Hace 2 meses
Por

El terror ha sido siempre un género que alimentó a la pantalla grande y chica. Autores como Stephen King, Mary Shelley o Henry James son algunos de los que han visto sus historias literarias transformadas al lenguaje audiovisual.

Sin embargo, en las últimas décadas, con el crecimiento de Internet, el terror en la pantalla se vio alimentado por historias anónimas, breves y virales: los creepypastas.

¿Qué es un creepypasta? Un creepypasta es una historia breve de terror que se comparte a través de Internet, ya sea en foros, blogs o vídeos de YouTube. Su nombre proviene de la unión de las palabras “creepy” (espeluznante en inglés) y “paste“, del término “copy / paste“, es decir, “copiar / pegar”. Básicamente, entonces, un creepypasta es una historia espeluznante que se copia y se pega a través de Internet. En cierta forma, los creepypastas son una suerte de nuevas leyendas urbanas, escritas por usuarios no profesionales en la escritura, fanáticos o admiradores del género.

Los principales sitios para leer creepypastas surgieron a fines de la década del 2000 y principios del 2010, como por ejemplo Creepypasta.com, Creepypasta Wiki y el foro de Reddit r/NoSleep.

Por supuesto, estas nuevas formas de contar historias de terror en seguida llamaron la atención de la industria audiovisual, que empezó a intentar adaptarlas. Una de las adaptaciones más famosas de este tipo de historias es Slender Man, un creepypasta que presenta a un personaje delgado, de traje oscuro, desgarbado y sin rostro discernible que suele secuestrar, torturar y/o asesinar niños. En 2018, la directora Sylvain White y el guionista David Birk crearon la película Slender Man, protagonizada por Joey King y Julia Goldani Telles.

Otra adaptación interesante de creepypastas fue la serie de FX, Channel Zero. Creada por Nick Antosca, se estrenó en el 2016 y cada una de sus cuatro temporadas adaptó un creepypasta diferente, siendo independientes la una de la otra.

La primera temporada de Channel Zero se llamó Candle Cove y contó la historia de un misterioso programa de televisión para niños que se relacionaba con desapariciones y sucesos extraños en un pueblo. La segunda, No-End House, cuenta la historia de una casa de horror que visitan unos jóvenes pensando que se trata solo de una atracción pueblerina solo para descubrir que es mucho más. La tercera, Butcher’s Block, se trata de un pueblo misterioso en el que dos hermanas, una de ella esquizofrénica, deben descubrir qué es lo que verdaderamente está sucediendo. Y, por último, la cuarta temporada, The Dream Door, nos muestra a una pareja de recién casados que descubren una puerta en su sótano que los llevará a revelar cosas bastante siniestras.

La serie finalizó en el 2018 con su cuarta temporada y es una joya oculta del terror. Todas estas historias tienen tanto de popular como de novedoso, ya que todas provienen de diferentes creepypastas.

Sin duda, el mundo de los creepypastas es muy vasto y todavía quedan muchas historias sobre las que se pueden crear nuevas producciones audiovisuales. Una rápida búsqueda en Google revelará algunas de las favoritas de los consumidores de este tipo de historias: Ben Drowned, The Russian Sleep Experiment, The Expresionless Woman, etc. Queda en el coraje de cada uno leer de qué tratan para saber cuál le gustaría ver primero.

Continuar leyendo

Hoy