Notice: Uninitialized string offset: 0 in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 190 Notice: Trying to get property 'name' of non-object in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 190 Notice: Undefined variable: data_tipo in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 203

Turno de Día da más de lo que promete

Hace 4 meses
Por

Algunas películas o sagas de vampiros construyen un universo propio que no se relaciona para nada con otras películas del subgénero. Un ejemplo perfecto de esto es Underworld de Len Wiseman (2003) que revolucionó al subgénero vampírico para bien o para mal. Así se reinventó pero también se banalizó y se volvió más comercial hasta tener que ser brillosos… Sí, estoy hablando de Twiligth. 

Guillermo del Toro ha declarado varias veces que el vampiro es el monstruo por el cual siente mucho más respeto al momento de ponerlo en pantalla. Desde su ópera prima Cronos (1993), siempre ha colocado al vampiro como algo más visceral y silvestre, una condición que no se puede controlar por sí misma. Lo ha mostrado como dandi y como cepa viral, pero siempre sin violar lo que es el monstruo por origen.

J. J. Perry es un director novato pero cuenta con un equipo totalmente capaz para poder llevar a cabo Day Shift (Turno de Día) como un proyecto cinematográfico de acción, comedia y horror para Netflix.

Bud Jablonsky (Jamie Fox) es un padre de familia en proceso de separación que trabaja de forma secreta para un bureau de control de vampiros con la fachada de limpiador de albercas. Es uno de los mejores pero saca un doble beneficio de su trabajo al quitarle los colmillos a sus víctimas y venderlo en el mercado negro a muy buen precio. Seth (Dave Franco) es un auditor de la oficina donde trabaja Bud y se le asigna acompañarlo a las redadas para encontrar motivos y correrlo. Sin embargo, Audrey (Karla Souza) lleva siguiéndole la pista ya varios años.

No se le puede pedir demasiado a esta película: es acción con comedia al estilo policía bueno y policía malo pero con vampiros. Lo que resalta en Day Shift es la calidad con la que está hecha en el concepto de las creaturas nocturnas: aunque no cambian mucho de cómo los hemos visto en otras películas, la diferencia es que no son de CGI. Los productores realmente buscaron contorsionistas para poder crear los stunts de peleas que vemos, y cómo no si Chad Stahelsky (John Wick) está detrás de la producción y las coreografías de cada una de las peleas. 

Se puede decir que es una Bad Boys con vampiros al tener todos los clichés del cine de acción como persecuciones, explosiones, autos y situaciones bastante increíbles pero se le pasa por estar en el universo que se va desarrollando, incluso la relación entre los dos protagonistas: Dave Franco es el investigador que está como pez fuera del agua y Jamie Fox es el veterano que lo sabe casi todo y hace lo que sea por su equipo.

También es bastante interesante una escena en la estatua de Lincoln que nos indica que es el mismo universo de Abraham Lincoln: Cazador de vampiros (2012) de Timur Bekmambetov y así la película se va vinculando a pequeños universos para que los fans del subgénero podamos identificarlos y apreciarlos. 

En conclusión, Day Shift (Turno de Día) es una película que sirve para lo que fue hecha: una tarde de fin de semana y pasar un muy buen rato. No ofrece nada más, pero eso sí, todo lo cumple con buenos efectos, personajes que caen en el cliché y que funcionan perfectamente para lo que la película necesita. Y lo importante: siguen respetando los orígenes de los vampiros sin violar sus propias reglas. Eso se agradece. 

https://www.youtube.com/watch?v=naXhVe0LC5I&ab_channel=NetflixEspa%C3%B1a

Continuar leyendo

Hoy