Defending Jacob

4.4Artículo

Un final devastador para una de las mejores series del 2020

Hace 4 meses
Por

El pasado 29 de Mayo la serie original de AppleTV+ titulada Defending Jacob llegó a su fin tras 8 episodios. Basada en el exitoso libro de William Landay y dirigida por Morten Tyldum, nos sorprendió a todos y se convirtió en una de las mejores que hemos visto en esta primera mitad de este año tan particular.

Defending Jacob siguió la historia de la familia Barber, quien ve su vida cotidiana interrumpida cuando el hijo, Jacob, es acusado de haber asesinado a su compañero de escuela, Ben Rifkin. El proceso judicial al que es sometido el niño, los secretos del padre que salen a la luz y la desesperación de una madre que teme no haber visto que su hijo se estaba convirtiendo en un asesino nos mantienen en vilo durante los ocho episodios de esta temporada, que no afloja nunca.

Es muy interesante cómo el show de AppleTV+ logra llegar hasta el final con la intriga intacta acerca de si Jacob es, o no, un asesino. Esto se debe mucho a la actuación de Jaeden Martell: su apático Jacob nos deja siempre con la duda de qué hay detrás de su mirada. ¿Es un niño inocente, que tiene fantasías a causa del bullying que sufre, o es un monstruo capaz de apuñalar a sus semejantes y mentir descaradamente? Hay algo en el tono de voz de Jaeden Martell y en la suavidad de todos sus gestos que desconcierta, logrando por momentos dar lástima y, por otros, ser casi repulsivo.

Chris Evans y Michelle Dockery lo acompañan bien como esos padres que atraviesan el infierno para salvarlo, incluso desoyendo sus propias intuiciones acerca de quién es su hijo. Chris Evans demuestra que es mucho más que Steve Rogers en este rol de Andy Barber, el hombre que terminará completamente roto después de todo esto, mientras que Michelle Dockery logra muy bien retratar a esa Laurie que tiene que esconder sus propias dudas hasta casi volverse loca.

El resto del elenco también funciona. Hay que destacar a Pablo Schreiber, en el difícil papel de Neal Logiudice, el fiscal soberbio que deberá perseguir a su ex compañero, a quien no solo tuvo como mentor, sino que también siempre envidió por su éxito. No podemos no detestar a Neal, sus acciones son despiadadas, pero ¿podemos culparlo? Un niño está muerto.

Además, por supuesto, también está J.K. Simmons, quien interpreta al padre de Andy Barber, un asesino condenado a prisión perpetua. Como la mayoría de los personajes en el show, Simmons lleva a la perfección la ambigüedad: es un asesino horrible, pero también es un hombre abandonado por su familia y que, sin embargo, hace lo imposible por ella.

La serie mantiene un ritmo constante: en los 8 episodios va desnudando de a poco el caso de Ben Rifkin y a todos los involucrados, sin darnos demasiada información para mantenernos en vilo. El final, violento, tampoco da respuestas definitivas y quedará en cada espectador la decisión de creer o no en la inocencia de Jacob. Debemos señalar, sin embargo, que ha sido modificado de acuerdo a lo narrado en la novela de Landay, así que quien quiera más respuestas, puede ir a la versión original y todavía sorprenderse.

Más sobre
esta serie

Defending Jacob

  • Emisión
  • Apple TV+
  • Géneros
  • Drama
  • Suspenso / Thriller
  • Actores
  • Chris Evans
  • Michelle Dockery
  • Jaeden Martell
  • Año de inicio
  • 2020
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

Defending Jacob (2020)

Hoy