El atentado es técnicamente impecable pero sin un propósito claro – Spoiler Time

El atentado es técnicamente impecable pero sin un propósito claro – Hotel Mumbai

El atentado es técnicamente impecable pero sin un propósito claro – Hotel Mumbai
Más allá del bien y el mal.

Vivimos en una época en la que las películas de terror dan risa por lo inverosímiles que son sus historias; lejos están los días en que un fantasma o la idea de una posesión eran suficientes para asustarnos. Actualmente, lo que en verdad da miedo es la gran capacidad que tiene el ser humano para la destrucción, en especial, cuando se trata de actos terroristas como el que tuvo lugar en 2008 en el Taj Mahal Palace Hotel de la India y que sirve como inspiración para la historia de Hotel Mumbai: El atentado. Aunque técnicamente tiene los elementos de un thriller, no es erróneo decir que, por momentos, la cinta pasa al género del terror psicológico de una manera sumamente efectiva y que incluso llega a incomodar por las escenas tan gráficas que presenta.

https://www.youtube.com/watch?v=eEkZLOekbyU

Vamos a la historia. En noviembre de 2008, un grupo de pakistaníes de la organización Lashkar-e-Taiba ejecutó actos terroristas en 12 espacios de Mumbai, siendo uno de ellos el Taj Mahal Palace Hotel. En este lugar se hospedan David (Armie Hammer) y su pareja Zahra (Nazanin Boniadi), quienes se encuentran en compañía de Sally (Tilda Cobham-Hervey), su joven niñera. Aquí también trabaja Arjun (Dev Patel), un joven que se encuentra bajo las órdenes del rígido chef Hemant Oberoi (Anupam Kher) y que tiene que aguantar a difíciles clientes como el ruso Vasili (Jason Isaacs). Lo que ninguno de ellos sospecha es que, este día, todos sus problemas personales pasarán a segundo plano cuando el hotel sea invadido por sujetos comandados por la misteriosa figura de El Toro, cuyo objetivo es asesinar a la mayor cantidad de huéspedes posible.

Fuente: Imagem Filmes México

Existe un gran debate hoy en día sobre lo que es políticamente correcto y, en lo que refiere al cine, qué historias se cuentan, qué tanto se debe mostrar y por qué. En lo que respecta a la violencia desplegada en pantalla, pareciera que no existe límite alguno. Vivimos en una sociedad tan desensibilizada al tema que la violencia se ha convertido en sinónimo de entretenimiento (tan sólo hace unas semanas se estrenó John Wick 3: Parabellum con excelentes críticas, ninguna de ellas señalando la carnicería que tiene lugar en sus dos horas de duración). Lo anterior ocurre porque, como espectadores, entramos en un acuerdo en el que somos capaces de hacer una distinción entre esta violencia “fantástica” e imposible de replicar en la realidad y aquella que ocurre en el día a día. Pero este tipo de acuerdos entre la audiencia y lo que se ve en pantalla se vuelve borroso y obliga a una reflexión cuando se trata de filmes como Hotel Mumbai, el cual replica, con la mayor similitud emocional posible, los eventos en los que se inspira.

Es necesario hacer esta anotación porque más allá de toda la destreza y habilidades que demuestra el director Anthony Maras detrás de la cámara, Hotel Mumbai es una película incómoda de ver. Por supuesto, ninguna persona que entre a ver esta cinta espera algo como lo que se vio en la saga de John Wick; sin embargo, ambas películas utilizan la violencia como una característica muy importante en su construcción y que termina por ser parte de un producto de consumo masivo. Considerando todo esto, ¿cuáles son los límites?

Imagem Filmes México

Hotel Mumbai tiene una clase de suspenso y tensión por parte de Maras, quien en ningún momento de los 125 minutos de duración deja descansar al espectador. Cada secuencia está construida de tal manera que pareciera que la audiencia está presente, dentro del recinto, observando todos los procedimientos. A pesar de la escala que tiene la historia, existe una sensación de claustrofobia en las escenas, lo cual se debe a todas las apuestas emocionales que se encuentran en juego. Esto dice algo de la habilidad del director con la cámara que incluso cuando sus personajes son sustitutos ficticios de las personas que vivieron esta tragedia (a excepción del chef del hotel que sí existió en la vida real), terminas interesándote sumamente por su destino. Irónicamente, existe algo de humanidad en esta matanza, ya que cada muerte –ya sea de un personaje principal o alguno accidental– tiene un impacto profundo en el público.

Asimismo, se agradece que el director no caiga en la tentación de darle a los actores más conocidos de su elenco un final rosa y esperanzador y, por el contrario, que trate el tema del terrorismo con toda la brutalidad y crueldad que existe en este tipo de actos. El verdadero protagonista de Hotel Mumbai es el colectivo de personajes que conforma la historia y que permite a Hammer, Patel, Isaacs y Boniadi tener momentos para brillar por igual. Además, se aprecia la sutilidad con la que el director sugiere las motivaciones de los antagonistas a través de las órdenes que les brinda El Toro, un personaje del cual no tenemos mucha información y que nunca vemos en pantalla, pero del que intuimos lo suficiente para entender que los actos terroristas ejecutados por los pakistaníes tienen un sinfín de explicaciones culturales, sociales y económicas.

En lo que respecta a la violencia desplegada en pantalla, pareciera que no existe límite alguno. Vivimos en una sociedad tan desensibilizada al tema que la violencia se ha convertido en sinónimo de entretenimiento.

Fuente: Imagem Filmes México

No existe una respuesta correcta a la pregunta de qué se debe y puede mostrar el cine, o en general, en las artes; al final del día, estas existen para ser un espejo de nuestra condición humana. Y la violencia es parte de esta naturaleza. A pesar de esto, a veces existen cintas como Hotel Mumbai que obligan a reflexionar sobre el tema: técnicamente es impecable, pero su objetivo nunca queda claro. ¿Es este un drama complejo sobre algún personaje en particular? ¿Es una crítica hacia el terrorismo? ¿Es una narración de lo que ocurrió ese día? Personalmente, no me atrevería a colocar a Hotel Mumbai en ninguna de estas categorías.

Hotel Mumbai es un caso especial en el que la gente que se encuentra detrás del proyecto levantó un filme exitoso en el aspecto técnico (actuaciones, manejo de la tensión y la cámara, guion, etcétera), pero que también deja al espectador la sensación de haber visto algo que no tiene un propósito útil, tal y como la tragedia que usa como base de su historia.

Suscríbete a los newsletters de Spoiler Time para recibir en tu casilla la mejor información y recomendaciones.

Más en Spoiler Time

Películas populares
JustWatch
Flash
HBO Max 69%
Elementos
Disney Plus 77%
La sirenita
Disney Plus 65%
One Piece Film: Red
Amazon Prime Video 73%