The Conjuring: The Devil Made Me Do It

Artículo

Los investigadores de lo paranormal regresan en otra historia que nos aterra, pero…

Hace 2 semanas
Por

James Wan creó con El Conjuro más que un grupo de películas un universo de films de terror con personajes que se han vuelto icónicos (Anabelle, La Monja), leyendas urbanas (La llorona) y más. Pero las que se convirtieron en la parte medular y que lograron consolidar la franquicia fueron las basadas en las investigaciones reales del matrimonio Warren. Ahora nos llega la tercera parte: The Conjuring: The Devil Made Me Do It (El Conjuro 3: El diablo me obligó a hacerlo).

https://www.youtube.com/watch?v=r38vvfvyeRQ

En esta ocasión el matrimonio Warren es encargado de investigar el brutal asesinato de un hombre en manos de Arne Cheyenne Johnson (Ruairi O’Connor), pareja de Debbie Glatzel (Sarah Catherine Hook). Unos días antes Ed y Lorraine Warren (Patrick Wilson y Vera Farmiga) habían acudido a casa de los Glatzel a realizar un exorcismo al pequeño David (Julian Hilliard). Aunque pensaban que el demonio se había retirado, ellos sospechan que se mudó al cuerpo de Arne. Ahora, después del asesinato, él está a punto de ser condenado a la silla eléctrica a menos que los Warren logren demostrar que cometió el crimen al estar bajo el dominio del ente del mal.

Ed y Lorraine se dedicarán a investigar el caso y sus pesquisas les llevarán a Kastner (John Noble), un investigador de lo paranormal retirado, experto en cuestiones satánicas y que los podrá guiar al origen de la maldición.

Este nuevo capítulo de El Conjuro llega bajo la dirección de Michael Chaves (La maldición de la llorona), quien a pesar de no contar con la frescura y el ingenio de James Wan, logra hacer un trabajo decente en cuanto a jump scares, ambiente y actuaciones se refiere. La historia de  David Leslie Johnson-McGoldrick (Aquaman, El Conjuro 2) y James Wan toma como referencia la historia real de Arne Cheyenne Johnson quien en 1981 se convirtió en el primer caso documentado de un juicio en el que la defensa basó su argumento en que el acusado había estado bajo los efectos de un ente demoníaco.

Con esta premisa los escritores encadenan evento tras evento, mezclando flashbacks, la investigaciones de los Warren, e incluso un poco de drama legal y sobre todo presencias demoníacas, que con la excelente fotografía de Michael Burgess (La maldición de la Llorona), hacen de esta secuela una muy entretenida continuación. Aunque no está a la par de la excelente parte 2, aún así logra sobresalir de entre el grueso de películas que nos ha recetado Hollywood en los últimos años.

Su éxito recae en la nostalgia, las referencias (homenajes) a El Exorcista, a las otras cintas del Universo y a repetir las fórmulas de sus predecesoras.

Con un enfoque más centrado en Ed y Lorraine Warren, quienes nos muestran su más grande debilidad, Patrick Wilson y Vera Farmiga comprueban que ellos son el corazón de esta saga y que gracias a la química que hay entre ellos esta podría dar para más secuelas. A su vez, los Warren ahora son presentados como unos verdaderos detectives que buscan pistas por todos lados como Mulder y Scully.

Otro de los elementos que funciona en esta cinta y que agradecemos es que no se centra en una sola locación.

Pero...

crece en argumento pero decrece en sustos, y aunque las secuencias de posesión están muy bien desarrolladas, la cinta puede quedarle a deber a aquellos que buscan el susto fácil y el exceso de efectos especiales.

Existen algunas referencias que no les quedarán del todo claras si no conocen los anteriores films de los Warren. Además, para los que querían ver una masacre en la pantalla, se toparán en su lugar con un verdadero misterio paranormal.

En resumen

The Conjuring: The Devil Made Me Do It (El Conjuro 3: El diablo me obligó a hacerlo) es una muy buena adición a la saga de El Conjuro que funciona gracias a que no se parece en nada a los spin offs (afortunadamente), al contrario: es una correcta continuación a los estándares que nos pusieron en la entrega anterior.

Con un argumento más elaborado que se dedica a construir la historia del misterio y a exprimir la excelente química de Patrick Wilson y Vera Farmiga. Se coloca como una de las mejores películas de terror de los últimos años.

Más sobre
esta película

The Conjuring: The Devil Made Me Do It

  • Géneros
  • Drama
  • Suspenso / Thriller
  • Terror
  • Actores
  • Vera Farmiga
  • Patrick Wilson
  • Sterling Jerins
  • Año de inicio
  • 2020
Ver ficha de la película

Continuar leyendo

Hoy