Artículo

El enfrentamiento de futuros distópicos: Black Mirror vs. Electric Dreams

No hay dudas que hace años, y tal vez no tanto en los venideros, las series de ciencia ficción que hacen muchísimo más enfoque en la tecnología que en los seres humanos siendo cambiados por la misma, están a la orden del día. Podemos nombrar varias, pero hay dos que pican en punta al hablar de futuros distópicos regidos por la tecnología: Black Mirror y Philip K Dick’s Electric Dreams (Electric Dreams para los amigos).

Ya con un choque fuerte ya que las dos series son difundidas ahora en las dos plataformas de streaming más fuertes del momento (Netflix y Amazon), ambas también tienen la particularidad de ser muy ambiciosas, y merecían ser enfrentadas como haremos en este artículo.

¡VAMOS!

1 La llegada

Black Mirror pegó primero, y hace años: se estrenó en 2012 y eso hace que tenga una cierta predilección por parte de los consumidores. Siempre dicen que el que pega primero pega dos veces, y eso es cierto. ¿Conoces a algún fan de series que esté desesperado por ver un episodio nuevo de Electric Dreams? Yo no…

RESULTADO: ganadora Black Mirror.

2 Guiones

Ambas series son antologías, cosa que las deja en un empate técnico. Sin embargo, hay un rasgo que hay que destacar: Black Mirror es una serie de antología con guiones puros y propios, mientras que Electric Dreams, como bien lo dice su propio y larguísimo título, está basada en el trabajo del escritor Philip K. Dick, una leyenda del género. Creemos que es muy importante traer relatos novedosos a un medio que suele viciarse y mancharse de originales de antaño.

RESULTADO: ganadora Black Mirror.

3 Protagonistas

Muchos críticos le dan a Black Mirror también una cierta ventaja sobre Electric Dreams al decir que los actores y las actrices que convoca son desconocidos… ¿Jon Hamm, Mackenzie Davis, Bryce Dallas Howard y/o Jesse Plemons son poca cosa? No lo creemos, para nada. Ok, Anna Paquin, Bryan CranstonSteve Buscemi, por citar algunos, forman parte del excesivamente importante cast de Electric Dreams pero hay que ser justos y decir que son de la misma talla.

RESULTADO: empate.

4 Historias

La oscuridad y una suerte de enseñanza sobre el futuro que se viene recorre a ambas series por igual. Eso daría un empate, a rajatabla. Pero, aunque pueda parecer algo extraño, Black Mirror puede ser increíblemente divertido. Solo mirando el episodio USS Callister vemos un perfecto equilibrio de humor muy oscuro con una historia aún más oscura. Obviamente, Black Mirror no está construido sobre una cama de risas, pero el extraño destello de la comedia rompe incluso los episodios más terribles. Esto sí que le falta a Electric Dreams.

RESULTADO: ganadora Black Mirror.

5 El futuro de ambas series

Electric Dreams es única e irrepetible, y eso es bueno: los episodios cierran y nos dejan bastantes satisfechos. En Black Mirror sucede lo mismo, pero siempre detrás de un gran éxito el capital se mueve y teje telas de arañas para exprimir el producto a más no poder: se habló de un posible spin-off basado en el episodio USS Callister; en 2013, Robert Downey Jr. propuso al episodio The Entire History of You para convertirse en una película de Warner Bros. y su propia compañía de producción, Team Downey. Estos gestos le sacan, desde nuestra perspectiva, la frescura de lo que ya se propuso en los episodios, y no nos parece para nada agradable.

RESULTADO: ganadora Electric Dreams.

Reultado final

Sin dudas, Black Mirror le gana a Electric Dreams bastante fácilmente. Sin embargo, el último punto que tocamos, el del futuro de las series, es clave para determinar si la serie de Charlie Brooker pueda seguir en un nivel tan alto como el actual.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.