fbpx

Mindhunter

4.3Artículo

En la mente del cazador: Netflix y su apuesta sobre asesinos seriales

Hace 2 años
Por

¿Cómo te adelantas a los locos si no sabes cómo piensan? Sobre esta pregunta gira la nueva serie de Netflix basada en la novela de no ficción Mind Hunter: Inside FBI Elite Serial Crime Unit, escrita en 1996 por el ex agente del FBI John Douglas junto a Mark Olshaker. El libro reúne todos los casos de asesinos famosos que persiguió Douglas cuando se encontraba en actividad.

David Fincher– director de Fight Club, Se7en y Zodiac, entre otras reliquias– es quien lleva adelante este drama ambientado en 1977. Fincher ya había trabajado para la plataforma digital como productor ejecutivo de la ampliamente elogiada House Of Cards. Sin embargo, este proyecto (en el que también colabora la actriz Charlize Theron como productora) toca una fibra importante entre sus seguidores ya que se mete de lleno en el terreno de los asesinos seriales, temática que el director ha sabido reproducir de modo asombroso en su filmografía.

Mindhunter sigue los pasos del agente del FBI Holden Ford (Jonathan Groff), un negociador de rehenes que dicta clases a agentes más jóvenes sobre cómo lidiar con los criminales en esas circunstancias. En su último caso, las cosas no salen como él esperaba y el secuestrador termina suicidándose. Esta frustración va a ser el disparador para que Ford se plantee su desconocimiento acerca de la conducta de los homicidas y cómo en los últimos años ha surgido un nuevo tipo de asesinos que reinciden una y otra vez sin un móvil aparente. A aquellos sujetos, Ford los denomina ‘asesinos en secuencia’.

La insistencia de Ford lleva a que su jefe en la Academia de Quantico le proponga trabajar en conjunto con Bill Tench (Holt McCallany), un agente veterano especializado en la ciencia conductual que viaja por todo Estados Unidos dando clases de capacitación a policías. Al principio, Tench se muestra como un hombre desconfiado que claramente no siente la misma pasión que su joven compañero por desentrañar lo que se esconde en la mente de los criminales. Tan solo cumple con aquel trabajo que le permite tener sus ratos libres para enajenarse jugando al golf.

Ford comienza su investigación yendo a la cárcel a entrevistar al famoso criminal conocido como El asesino de las colegialas Edmund Kemper (Cameron Britton). En 1973, Kemper fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de varias jóvenes estudiantes y su madre, con las que luego practicó necrofilia. El agente se asombra ante la inteligencia de este psycho killer de más de 2 metros de altura y bastante conversador, con el cual va estableciendo un perfil psicológico. Más tarde, la dupla de FBI entablará contacto con otros criminales populares del Siglo XIX como Jerry Brudos (Happy Anderson), un asesino de adolescentes y fetichista. Ambos condenados tenían en común haber sido criados por mujeres maltratadoras. Siempre es la madre, dice Ford en un momento, como si acabara de leer un pasaje de algún libro de Freud.

En el transcurso de la investigación aparece la doctora Wendy Carr (Anna Torv), una psicóloga y profesora de la universidad interesada en los hechos criminales perpetrados por delincuentes de guante blanco que marcan la coyuntura de la década. Carr se une al equipo con intenciones de escribir un libro que siente las nuevas bases de la criminología.

Aunque Mindhunter examina los asesinatos más atroces, no se trata para nada de una serie sensacionalista. De hecho, casi no hay imágenes de violencia y el foco está siempre puesto en la cuestión psicológica. Para aquellos espectadores que buscan escenarios de crímenes sangrientos al estilo de Se7en (1995), abstenerse, porque aquí no los van a encontrar.

La banda sonora es uno de los platos fuertes de la serie. El pop de la época encarnado por 10cc y Toto y la mística de David Bowie forman parte del soundtrack. También hay lugar para el, en ese entonces, incipiente post punk de la mano de Talking Heads y su muy acorde Psycho Killer.

El mayor logro de Mindhunter quizás recaiga sobre la recreación del panorama y los debates de aquel momento. ¿Los asesinos nacen o se hacen? pregunta un profesor en la universidad. Para el FBI, la policía y el grueso de la sociedad impactada por los crímenes de Charles Manson se trata solamente de tipos malos y desequilibrados. Para Debbie (Hannah Gross), la novia del agente Ford que estudia sociología, hay algo de la desviación social de Durkheim. Lo cierto es que Ford necesita respuestas y la única manera de encontrarlas será sentarse a escuchar que tienen para decir aquellos hombres que desconciertan al país.

Un drama cargado de tensión y excelentes actuaciones que con sutileza y meticulosidad explora los orígenes de las mentes más perversas.

Más sobre
esta serie

Mindhunter

4.3
  • Emisión
  • Netflix
  • Géneros
  • Policial
  • Año de inicio
  • 2017
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

Mindhunter (2017)

Continuar leyendo

Hoy