¿Es Rotten Tomatoes el nuevo villano?

Hace 4 años
Por

Seguramente muchos de ustedes han pasado de “rápido” por la mítica página de Rotten Tomatoes, la cual hoy en día se ha convertido en un referente obligado al otorgar una calificación sin misericordia para las diferentes series y películas que estrenan semana a semana.

Lo interesante aquí es que las calificaciones de la página, hoy más que nunca, se han convertido en el peor juez de cualquier obra, temida por los diferentes estudios y casas productoras, que han intentado cerrar una y otra vez la página sin éxito alguno.

Lo que no saben muchos, es que la página no es administrada por un grupo de críticos que se dedican a calificar, sino que en realidad “recoge” los comentarios y calificaciones de todos los críticos especializados en todo lo largo y ancho de la red.

La calificación de la crítica es el valor que manda en la página. Por otro lado, tenemos la calificación de audiencia, que son todos aquellos mortales que califican la película sin ser expertos. De todos modos, la página recoge el valor de todos los sitios posibles.

Lo interesante es que las dos calificaciones, en algunos casos, están enfrentadas, porque, en ocasiones, un producto muy malo para la crítica, termina siendo muy apreciado por la audiencia.

Pero, aun así, todos nos centramos en la calificación crítica, ya que pensamos que el valor de la audiencia puede ser inflado por los fans hardcore. La calificación que vale es la de crítica, ustedes y yo sabemos que así es.

Ante esa situación valdría la pena preguntarse: ¿La página recoge la opinión real o el sentimiento de los cinéfilos y seriéfilos? ¿Es infalible? ¿Cuadra con tu propio sentir?

Pues a lo mejor podrá ser muy cuestionable, pero SÍ, la gran mayoría de las veces la página acierta en lo que nos gusta o lo que nos parece una porquería… por supuesto que hay excepciones, pero de esas vamos hablar más adelante

En mi caso personal, es raro que no esté de acuerdo con la calificación de RT. Sin embargo, el problema real es que las calificaciones bajas pueden “matar” a una película o serie antes de que muchos más las experimenten de manera personal. En el cine simplemente te “ahorras” el boleto, y con las series no les “inviertes” tu tiempo. En cualquier caso, el público final es seducido a no ver un producto con una muy mala calificación.

Exactamente al contrario, también puede convertir un buen producto en un éxito sin precedentes (Ahí tenemos a Black Mirror). Muchas series obscuras y no tan digeribles terminan por ser productos de altísimo impacto, motivando económicamente a realizar más temporadas o secuelas, aderezados con mayor inversión en talento.

Entonces, podemos concluir que RT adquirió un protagonismo mediático que mueve las audiencias a nivel mundial, concentrando la mayor parte del impacto en Estados Unidos, donde no hay un solo caso documentado donde una película muy mal calificada por la crítica fuera un gran éxito financiero. Existen muchos usuarios que antes de ver cualquier cosa, ya sea un film o una serie, consultan la calificación y a partir de allí toman su decisión.

Pero tenemos excepciones, como a toda regla. Por ejemplo, ahí está The Orville, la cual en este momento tiene una triste calificación de 21% de la crítica, tremendamente golpeada desde que salió y, sin embargo, es todo un fenómeno para los fans, ya que más allá de un pésimo piloto, la serie logró adaptarse y mejorar la química entre personajes. Los cameos de famosos, el humor de la serie y sobre todo algunas historias verdaderamente bien contadas, tocando temas escabrosos y muy contemporáneos, sin empacho y levantando más de una ceja, le valieron el éxito más allá de la crítica.

El ejemplo de The Orville sirve para ilustrar mi punto: creo que está muy bien que exista RT, está muy bien castigar un producto basura, pero lo que critico es que no podemos ni debemos perdernos la oportunidad de ver esas series o películas que viven en el filo de esa calificación tan dividida, porque a lo mejor nos encontramos con sorpresas que nos terminan encantando.

Al final, ver series es un tema personal, los gustos cambian en cada quién y, a lo mejor, esa serie que destruyó la crítica, la terminas amando… ¡U odiando! pero lo que vale es que te haces una opinión de algo que viste.

¿Ustedes que opinan? ¿Están de acuerdo con las calificaciones de la crítica de Rotten Tomatoes?

Continuar leyendo

Hoy