Notice: Uninitialized string offset: 0 in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 190 Notice: Trying to get property 'name' of non-object in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 190 Notice: Undefined variable: data_tipo in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 203

¿Está en declive el género de superhéroes?

Hace 4 meses
Por

Universo Cinematográfico de Marvel, Universo Extendido de DC, The Umbrella Academy, The Boys, Invincible, y la lista sigue y sigue. Los superhéroes están en todas partes: pantalla grande, pantalla chica, merchandising, parques temáticos, cumpleaños infantiles, en lo que se les ocurra. Pero… ¿será para siempre?

En el 2019 el mundo vivió el estreno de Avengers: Endgame, la culminación, quizás, de un proyecto arriesgado, planeado hasta la obsesión y que reunió a todos los fanáticos que llevaban más de una década yendo al cine a ver películas de superhéroes. Luego de semejante suceso, el género pareció caer no sé si al abismo pero sí, al menos, a una meseta donde el éxito de antes parece imposible de alcanzar. ¿Será que el género de superhéroes está en declive?

Como decía en un comienzo, los superhéroes parecen estar en todos lados. Basta revisar las noticias de la recientemente ocurrida Comic-Con de San Diego para darnos cuenta de que el género, nos guste o no nos guste, va a seguir. En una sola tarde, Kevin Feige, la cabeza detrás de Marvel Studios, anunció filmes hasta finales del 2025. Ahora, ¿tienen el mismo éxito de antes? Para pensar en esto, podemos ver, por ejemplo, la taquilla. ¿Sigue yendo la gente al cine a ver filmes de superhéroes? ¿O ya se han cansado?

La película más taquillera dentro del Universo Cinematográfico de Marvel es Avengers: Endgame, que, como ya comenté, simbolizó el cierre de una era que llevaba más de una década en realización, mientras que la menos taquillera es The Incredible Hulk, un filme que muchos simulamos que no ha sucedido porque quien interpreta a Bruce Banner no es Mark Ruffalo (quien lo hizo luego durante todo el resto de esa década), sino Edward Norton. El problema está en que algunas de las producciones más recientes de Marvel no han superado por tanto a esta trunca película que casi no cuenta en los papeles del Universo Cinematográfico de Marvel. Comparemos algunos datos de la taquilla a nivel mundial de estas películas, viendo las cinco más exitosas y las cinco peores.

Las 5 más exitosas

  • Avengers: Endgame (2019): $ 2,797,800,564
  • Avengers: Infinity War (2018): $2,048,359,754
  • Spiderman: No Way Home (2021): $1,886,306,016
  • The Avengers (2012): $1,515,100,211
  • Avengers: Age of Ultron (2015): $1,395,316,979

Las 5 menos exitosas

  • The Incredible Hulk (2008): $ 265,573,859
  • Captain America: The First Avenger (2011): $ 370,569,776
  • Black Widow (2021): $ 379,751,655
  • Eternals (2021): $ 402,064,929
  • Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings (2021): $ 432,243,292

Por supuesto, al mirar estos números destaca que en la lista de las 5 películas menos taquilleras dentro del MCU, 3 de ellas sean del 2021, es decir, posteriores a Avengers: Endgame. Por supuesto, también podemos destacar que también otra película del 2021 se encuentra entre las 5 más taquilleras, Spider-Man: No Way Home. Sin embargo, hay que tener algunas cosas en cuenta.

El caso de Spider-Man: No Way Home es un caso particular. La película se nutrió específicamente de jugar con el hype y la nostalgia de los fanáticos al volver a traer en pantalla a personajes de épocas pasadas. Así, juntó al Spider-Man de Tom Holland con el de Tobey Maguire y el de Andrew Garfield, así como también hizo resurgir a sus villanos más característicos, como el Dr. Octopus o el Duende Verde.

Por otro lado, también hay que señalar que el 2021 fue el año en el que volvimos a los cines luego de pasar más de un año fuera de ellos debido a la pandemia causada por el COVID-19. Quizás, no tanta gente estaba dispuesta a arriesgarse, luego de todos los temores que habíamos atravesado mundialmente, a encerrarse en una sala de cine. A eso, además, hay que sumarle el surgimiento de Disney+, la plataforma que poco más de un mes después del estreno en cines de los filmes, los pone a disposición gratuita en su plataforma (excepto en el caso de Black Widow, que tuvo un costo adicional y se podía ver desde el mismo día del estreno y que terminó generando una disputa legal entre Scarlett Johansson y Disney).

Los números de DC son más humildes, quizás porque su proyecto a largo plazo ha sido algo más accidentado (y, lamentablemente, lo sigue siendo). Su película más taquillera es Aquaman, que logró cosechar $ 1,143,758,700. Sin embargo, a su último estreno, The Batman, no le ha ido tan mal: $ 768,159,998.

Actualmente, tiene dos grandes producciones en el futuro: la segunda entrega de Shazam, Fury of the Gods, y Black Adam, que se presentaron definitivamente y con bastante hype en la Comic-Con. Bajo la mesa también se encuentra The Flash, dirigida por el argentino Andy Muschietti, aunque primero tendrán que resolver los problemas legales de su protagonista, Ezra Miller.

Por otro lado, tenemos las series. The Boys es, quizás, la más celebrada porque es, justamente, la que satiriza al género y la sociedad norteamericana con mucho éxito. Cuando quienes amamos el género de superhéroes vemos The Boys podemos reírnos de los códigos internos, los clichés y toda clase de cosas que dejamos pasar básicamente porque somos fanáticos.

Sin embargo, en el caso del Universo Cinematográfico de Marvel, las series significaron una forma de ampliar ese universo. Para quienes somos fieles seguidores del MCU, sabemos que ahora no solo debemos ir al cine una, dos, tres, cuatro veces al año, sino que también, para poder seguir la historia de este universo, debemos ver las series y miniseries que la plataforma de streaming va estrenando. Por momentos, mantenerse al día con el MCU es más estresante y comprometedor que ir a trabajar o a estudiar todos los días.

Y quizás allí esté una de las claves de por qué el género de superhéroes parece estar en declive: la enormísima y saturante oferta de material que hay. Ya no son las películas en el cine de Marvel o DC, ahora también son las series (DC también tiene las suyas, como Doom Patrol, Titans o Peacemaker) y los productos que se mantienen fuera de este universo como la ya mencionada The Boys o la animada Invincible y muchas otras más.

Si bien cada producto tiene su cuota de originalidad, cuando estamos viendo tanto dentro del mismo género ya nos convertimos prácticamente en expertos. Tanto así que podemos adivinar lo que va a suceder, o cómo se van a resolver algunas situaciones y a veces hasta qué personajes van a morir. Como si esto fuera poco, tampoco hay tanta diferencia estética. Si bien las películas de DC tienden a ser más oscuras que las de Marvel, esto no sucede siempre (basta ver Shazam! para un ejemplo). Todo termina pareciéndose con todo y, cuando todo termina pareciéndose con todo, ¿para qué seguir mirando?

Este análisis acerca de si el género de superhéroes está en declive no es nuevo. Desde que Marvel y DC marcan el pulso de los estrenos de cine, se viene hablando de esto. ¿Cuándo será que por fin estos dos monstruos coalpsen? ¿Cuándo el cine volverá a ser de los directores como Martin Scorsese? Y sin embargo, aunque los Scorsese del mundo se quejen, tanto Marvel como DC siguen proyectando. Y habiendo cosechando tantos éxitos hasta ahora, no creo que se estén equivocando, por lo que me animo a decir que tenemos cine y series de superhéroes para rato.

Continuar leyendo

Hoy