Un thriller sobrenatural con sabor a curry que trata de asustarnos, pero…

Hace 1 semana
Por

Evil Eye es la tercera película de la serie Welcome to the Blumhouse, una de 4 cintas del género de terror dirigidas por promesas de diversas culturas de la casa productora propiedad de Jason Blum, la famosa Blumhouse.

En esta ocasión les tocó el turno de dirigir a los hermanos gemelos Elan y Rajeev Dassani de origen hindú-americano. Evil Eye adapta una historia que tuvo gran éxito en su salida original como audiolibro en la plataforma de audible propiedad de Amazon.

 

https://www.youtube.com/watch?v=bYuLuobzYfY

Pallavi (Sunita Mani) es una chica originaria de India que vive en los Estados Unidos. Sus padres Usha (Sarita Choudhury) y Krishnan (Bernard White), por cuestiones de trabajo, regresan a su país natal y dejan a la chica en América para que continúe con su carrera profesional. Usha, como buena madre hindú, desea que Pallavi conozca un buen chico, de buena familia, y le arregla citas a ciegas con la esperanza de que siente cabeza y contraiga matrimonio pronto. Pero ninguna de los encuentros prospera. Un día, por andar esperando a un chico que llega tarde, Pallavi conoce a Sandeep (Omar Maskati) quien además de ser buen mozo proviene de una familia muy acaudalada; por las actitudes que tiene con la joven parece ser el chico perfecto. Todo esto no le cuadra a la mamá de Pallavi: ella, por experiencias pasadas con un exnovio, sospecha que recibió una maldición llamada Evil Eye (mal de ojo) cuando estaba embarazada y que Pallavi heredó la maldición  y en cualquier momento puede manifestarse y afectar su vida.

La obsesión de la mamá afecta la relación con Pallavi que por todos los medios trata de convencer a su mamá de qué es el joven ideal para formar una familia. A través de flashbacks cada vez más frecuentes Usha irá recordando los eventos traumáticos de su pasado y cada vez estará más convencida que el prometido de su hija, de alguna manera, está vinculado con la persona que la lastimó y que es la viva encarnación del “mal de ojo”.

La obsesión de la mamá afecta la relación con Pallavi que por todos los medios trata de convencer a su mamá de qué es el chico ideal para formar una familia. A través de flashbacks cada vez más frecuentes Usha irá recordando los eventos traumáticos de su pasado y cada vez estará más convencida de que el prometido de su hija, de alguna manera está vinculado con la persona que la lastimó y de alguna manera es la viva encarnación del “mal de ojo”.

Elan y Rajeev Dassani nos cuentan una historia que tiene una fuerte carga cultural india, y no es para menos. La cinta fue producida también por la estrella hindú Priyanka Chopra y tenían toda la intención de que fuera lo más cercana a eso posible. Por esa razón, el fuerte vínculo que se establece entre las familias y su obsesión por el matrimonio, son los ejes de la historia y alrededor de estos se construye el thriller que trata de mantener el sello de la casa Blumhouse.

Pero...

Aunque es una cinta de thriller psicológico combinada con elementos sobrenaturales, en conjunto inclina más por el drama familiar. La relación madre-hija se va desgastando conforme la madre se obsesiona con el “mal de ojo” y en ese sentido la genial actuación de la veterana Sarita Choudhury se va deslavando hasta llegar al punto de la exageración por la reiteración del mismo tema una y otra vez sin una salida palpable que llega en la tercera parte cuando entra de lleno el tema sobrenatural… pero ya es demasiado tarde para recuperar la historia.

Las pinceladas que se nos dan del elemento sobrenatural durante todas las tres primeras partes de la cinta, más que ir creando el ambiente, arruinan la sorpresa y nos llevan a una resolución más que obvia que arruina la experiencia final.

 

De las tres cintas que hasta ahora llevamos de Welcome to Blumhouse esta es la más floja, aunque no deja de ser entretenida, en parte por todos los elementos culturales que nos presentan de la India, no contiene el elemento de terror prometido.

 

En resumen

Evil Eye es un thriller psicológico/sobrenatural combinado con elementos culturales de la India que se inclina más en ese último aspecto y que nos queda a deber en cuanto al elemento terrorífico. No deja de ser entretenida pero no es lo que esperábamos de una cinta con el sello Blumhouse: más bien parece una cinta de Lifetime con un twist final tan predecible que dejará a los fans de terror muy insatisfechos.

Continuar leyendo

Hoy