Halloween Kills

Artículo

Halloween Kills presenta a Michael Myers desatando un verdadero infierno en Haddonfield, pero…

Hace 14 segundos
Por

Restan escasos 18 días para la celebración de Halloween, la mítica noche de brujas o de todos los santos, noche en la que el misterio, terror y penumbra deambulan por las calles de manera libre y alegórica. Una celebración que atrae a chicos y grandes por igual, apantallados por la figura comercial norteamericana y las oscuras calles de un vecindario rodeado de personajes icónicos como duendes, fantasmas, demonios o referentes de la cultura popular, con la brillantez de los dulces y golosinas, acompañados de sustos y películas de terror. Es en ese imaginativo que nace la que es, tal vez, la saga de cintas de horror más exitosa de la historia, franquicia que surge en 1978 con la producción titulada Halloween, dirigida y creada casi en su totalidad por John Carpenter y coescrita con la productora Debra Hill.

Es en este universo que se origina uno de los rostros más emblemáticos de la “noche de los muertos”, una máscara inexpresiva que denota la “maldad pura”, la figura de Michael Myers (interpretado por Nick Castle en aquel entonces y que regresa para la nueva trilogía), mejor conocido como The Shape o The Boogeyman, un asesino serial que terminará por marcar a más de una generación de adolescentes durante las épocas venideras. A su lado y como protagonistas convergen una joven y debutante Jamie Lee Curtis y un británico exitoso de nombre Donald Pleasence. En lo posterior le seguirán 7 secuelas de no tanto éxito comercial, un reinicio poco fructífero de la mano de Rob Zombie y una nueva trilogía enmarcada por David Gordon Green, la cual debutó justamente hace 3 años, en un gélido octubre de 2018. Halloween volvía a los cines de todo el mundo 40 años después del estreno de su primera entrega y lo haría para enamorar a todos por igual.

Fanáticos y escépticos quedaban aterrorizados con el regreso de Michael Myers y, John Carpenter, de la mano de Jason Blum, David Gordon Green, Danny McBride y Jeff Fradley, emprenderán una nueva aventura con una trilogía que promete dar el cierre definitivo a la historia de Laurie Strode (Jamie Lee Curtis) y su mortífero persecutor. 

https://www.youtube.com/watch?v=Gz79BjspOI0&ab_channel=universalpicturesmx

Halloween Kills es la continuación directa de las cintas de 1978 y 2018, siguiendo justamente en esa fatídica noche de Halloween en la que Michael Myers regresa a Haddonfield y sus atrocidades ponen en alerta a toda la población. Minutos después de que Laurie Strode, su hija Karen (Judy Greer) y su nieta Allyson (Andy Matichak) dejen encerrado y ardiendo en llamas a este monstruo enmascarado, ellas se dirigen rápidamente a un hospital para tratar sus heridas, creyendo que todo ha terminado. Pero cuando Michael consigue liberarse de la muerte una vez más, su ritual sangriento continúa sin freno alguno. Mientras Laurie lidia con su dolor y se prepara para defenderse, su figura provocará que todo Haddonfield se levante en armas contra este asesino imparable.

Como lo visto en su antecesora, uno de los grandes aciertos de Gordon Green, el equipo de guionistas y la producción, es traer de vuelta esa energía que abundaba dentro de los filmes originales, esa sensación auténtica de terror y frenesí que parece no acabar nunca y es muy propia del mismo Carpenter. Y es que la construcción es elaborada con el más mínimo detalle para enriquecer a los fanáticos de la saga y enganchar de a poco a los nuevos espectadores, con la esencia de lo que representa la mítica figura de Michael Myers, maldad pura y sin justificación, característica fundamental, compaginada con la fortaleza y la fiereza de 3 personajes femeninos que luchan incansablemente para erradicar ese mal, que dicho sea de paso, siguen luciendo brillante y adecuadamente. La construcción fiel y orgánica (teniendo en cuenta el género que representa) de los personajes no decepciona y continúa con el hipnótico recorrido plagado de sangre y muerte que se esperaría de una saga como tal.

Fuente: Miramax

Halloween sabe para qué está hecha, juega a la altura de lo que se espera y no duda en mostrar de manera arrogante y a sus anchas, la cantidad de muertes y partes humanas que tal vez tocaría como ración al mes. La calidad y respeto que muestra su director para los creadores de la saga es palpable: desde la musicalización (obra del mismo Carpenter), que acentúa la noche de horror y juega de manera espeluznante con el espectador, pasando por las transiciones y movimientos de cámara dignos de un filme Serie B (tal cual fue investido en 1978), hasta la adecuación del accionar de los personajes secundarios y sus protagonistas, víctimas de las circunstancias. Cada capa compuesta en esta producción realza la importancia del cine de género y lo que representa tener, en la época en la que vivimos, una trilogía de este calibre, reinventándose gratamente y permitiendo explorar y expandir más el universo que ya conocemos.

Uno de los elementos más positivos dentro de esta secuela es la incorporación de actores como Robert Longstreet, Anthony Michael Hall y Kyle Richards, que traen a la vida a viejos personajes que solo habitaban en la original de 1978 (Lonnie, Tommy y Lindsey). Su regreso para esta secuela apela en definitiva a un factor puro y nostálgico, pero también al de una chispa que marca la pauta para abordar lo que se convertirá en un momento culminante y definitorio dentro del metraje: la histeria masiva. Y es que a raíz de sus cruentas acciones, Myers se convertirá en una aclamada presa, el pueblo dominado por el miedo y la ira colectiva comenzará a actuar de manera barbárica y bestial, equiparando la brutalidad del asesino serial, lo cual permite tener una visión diferente y atractiva sobre lo que representa la noche de Halloween que se confecciona ante nuestros ojos.

Pero...

El hecho de que Gordon Green apele a multiplicar el nivel de gore y acción dentro de la cinta provoca que la intriga, el suspenso y el verdadero terror se diluya de manera estrepitosa. Aquí todo se vuelve un recorrido frenético de situaciones previsibles y poco convincentes, aunque no por eso poco espectaculares. Todo se convierte en una grandilocuente orquesta luciferina que apela a los más puros rituales celtas de los que se derivan los primeros registros de la afamada noche de brujas. Y seamos honestos, que manden a la congeladora por 105 minutos a nuestra “chica final” definitiva, cala en lo hondo de nuestros corazones, y es que el poco protagonismo de Curtis en esta secuela, simplemente nos deja fríos y con las expectativas muy altas para lo que será el cierre de la trilogía

Fuente: Miramax

En resumen

Halloween Kills es una digna representación de lo que Carpenter y Hill crearon a finales de los 70. Sigue conservando la más pura esencia del diablo encarnado y el eterno enfrentamiento del bien contra el mal. Disfrutable para los más fieles seguidores y atractiva para los nuevos espectadores. Es momento de que la noche se tiña de sangre y fuego, al más fiel estilo del Samhain.

Fuente: Miramax

Más sobre
esta película

Halloween Kills

  • Géneros
  • Slasher
  • Suspenso / Thriller
  • Terror
  • Actores
  • Jamie Lee Curtis
  • Judy Greer
  • Anthony Michael Hall
  • Año de inicio
  • 2021
Ver ficha de la película

Califica esta película

Halloween Kills (2021)

Continuar leyendo

Hoy