Hideo Kojima y su preocupación por el contenido digital

Hace 2 meses
Por

¿Son felices, reduciendo el espacio en sus libreros y centros de entretenimiento, recuperando un poco de la inversión que hicieron hace años en películas, series, videojuegos y música en formatos CD, Laserdisc, DVD y Blu-ray? ¡Hay quien hasta tiene una robusta colección de películas en HD-DVD!

Es cierto que resulta sumamente cómodo –y mucho más ordenado– buscar una película en cualquiera de nuestras plataformas de streaming a la que estemos suscritos, en lugar de pasar horas buscando una película que tengamos en formato físico… resignándonos a ver lo que tenemos, a falta de renta de estrenos en lugares como la extinta cadena Blockbuster (de la que les hablamos hace tiempo).

Embed from Getty Images

Pero, ¿qué tan riesgoso es que media humanidad esté cambiando sus colecciones de entretenimiento de formato físico a digital? El genio director interactivo y crítico de cine Hideo Kojima (Death Stranding, Metal Gear Solid) reflexionó sobre esto, y creemos que tiene un punto fuerte:

“Eventualmente, incluso los datos digitales no serán posesión de individuos por su propia iniciativa. Siempre que haya un cambio mayor o accidente en el mundo, en un país, bajo un gobierno, por una idea o tendencia, el acceso podría cortarse repentinamente“, reflexionó Kojima, quien constantemente muestra nuevas adquisiciones a su enorme colección de películas, libros y música en formatos físicos (quizás justamente debido a este razonamiento).

“No podremos acceder libremente a películas, libros y la música que amamos. Sería un despojado. Eso es algo que me da temor. Y no es codicia“, finalizó.

¿Tiene razón?

Lo cierto es que, por mucho que sea algo práctico en nuestros días, en el momento en que nuestra economía nos impida pagar 3 o 4 plataformas de streaming simultáneamente (¡y cada vez son más!), el acceso a nuestros programas y películas favoritas termina.

Y es un caso similar con videojuegos digitales que, por mucho que hayamos pagado por ellos, ¡no están en disposición física para usarlos de inmediato, como aquellos cartuchos de Atari 2600 o NES!

Irónicamente, el mayor ejemplo para la comunidad gamer es precisamente un demo jugable de Kojima. Cuando seguía trabajando para Konami, el creativo realizó P.T. (Playable Teaser) para PlayStation 4, un demo que fue eliminado por Konami cuando terminaron tratos laborales y se canceló el desarrollo de la secuela de terror, Silent Hills.

¿El resultado? El demo es considerado una obra de arte, pero no puede ser descargado de forma alguna, ocasionando que haya personas que venden la consola PlayStation 4 en eBay con el juego (quienes sí lo alcanzaron a descargar)… ¡por cantidades exorbitantes!

https://www.youtube.com/watch?v=u7d_Nus8Pqg

Otro caso es el de Scott Pilgrim vs. the World: The Game, videojuego hack’n slash lanzado por Ubisoft originalmente en el año 2010 únicamente en forma digital para Xbox 360 y PlayStation 3. El juego estuvo disponible hasta diciembre de 2014, ¡y de pronto desapareció de las tiendas digitales!

Esto fue debido a un fin de licencias con Universal Pictures y el creador de las novelas gráficas Bryan Lee O’Malley. Durante años, fans de la saga rogaron a Ubi, O’Malley y Universal que el juego regresara, y afortunadamente un semi-remaster llegó en enero de 2021, con una edición física por parte de Limited Run Games.

https://www.youtube.com/watch?v=ucKXs6ufDQU

¡Qué locura, y solo por una obra intelectual! ¿Qué pasará cuando no haya acceso a nada de esto?

¿Necesitamos encontrar una forma de preservar todos estos contenidos? Habrá que dejar que las grandes empresas busquen una respuesta, pero la incógnita sin duda preocupa…

Continuar leyendo

Hoy