#Impulse Artículo

Teletransportación y misterio en la serie basada en el universo Jumper

Diez años han pasado desde aquella cinta de ciencia ficción basada en la novela homónima de Steven Gould. Aunque en su momento no fue muy bien recibida por la crítica, esta película protagonizada por Hayden Christensen (nuestro siempre Anakin Skywalker) como un joven con poderes sobrenaturales, tenía todos los condimentos para desarrollar una trama atractiva e intrigante. Lamentablemente, no fue el caso y la fabulosa saga de libros quedó en el olvido…hasta hoy.

Luego de su exitosa secuela de Karate Kid, la plataforma de YouTube Premium (antes conocida como Youtube Red) se lanza con esta nueva serie que continúa el misterioso universo de Jumper. Ambientada en un pequeño pueblo, este thriller juega con el drama juvenil para entregarnos un crudo relato sobre abusos sexuales, mafias y persecución.

Impulse sigue los pasos de Henrietta Henry Coles (Maddie Hasson) una joven estudiante secundaria que vive con su madre y su nueva pareja en el soporífero pueblo de Reston. Henry también convive con la hija adolescente del marido de su madre, la popular estudiante Jenna Hope (Sarah Desjardins). Enfadada por el hecho de tener que adaptarse a un nuevo hogar, Henry pasa sus días fumando marihuana y haciendo graffitis por las calles del pueblo.

Todo cambia la noche que la joven decide robar su auto, recientemente vendido por su padrastro, junto al estudiante y prometedor deportista Clay Boone (Tanner Stine). Cuando el adolescente intenta violar a Henry, ésta comienza a sufrir convulsiones y, tras despedazar el coche con una fuerza extraordinaria, desaparece. La protagonista vuelve a aparecer en su cuarto, con los restos del auto desparramados por doquier y sin comprender lo que ha ocurrido.

Las cosas se tornan aún más oscuras cuando la joven se entera de que Clay se encuentra en terapia intensiva. El hijo del mafioso empresario Bill Boone (David James Elliott) podría significar una grave amenaza si llegara a despertar y revelar esta poderosa habilidad que Henry acaba de descubrir. 

La estudiante intenta olvidar aquel suceso traumático, sin embargo, su nuevo poder comienza a manifestarse de forma incontrolable, poniendo en riesgo su vida y la de los demás.

El ataque sexual constituye un elemento esencial de la narrativa, dado que Henry no solo debe enfrentarse a aquella inexplicable capacidad para manipular el tiempo y el espacio sino que, al mismo tiempo, padece en solitario las secuelas de este tormentoso episodio que teme que salga a la luz.

Photo: YouTube Premium

La serie da pie al desarrollo de varias tramas paralelas, pero muy cercana a las vivencias de Henry. Una de ellas tiene que ver con este grupo de personas con facultades especiales, los “saltadores”.

El episodio piloto muestra la persecución entre dos hombres en un metro de Nueva York que termina con ambos desvaneciéndose en el aire y teletransportándose al ártico. Luego de un feroz enfrentamiento, la cámara hace un plano aéreo para revelarnos unas decenas de cadáveres que se encuentran esparcidos por aquel lugar. El hombre que los deposita allí se llama Dominick (Keon Alexander) y al igual que Henry, él y su familia también corren peligro.

Como ocurre en la película de 2008, aquí también una organización científica lleva a cabo un plan secreto y bestial para intentar capturar a estos seres poseedores de anomalías genéticas. Henry no es la única y la incapacidad para dominar su poder puede dejarla a expensas de aquel proyecto siniestro.

Una de las mayores virtudes de Impulse es que sabe abordar múltiples tramas y temas evitando atosigar al espectador y sin perder de vista a la protagonista.

La paleta de colores, siempre en tonos fríos y oscuros, le otorga la atmósfera necesaria para generar misterio e experimentar un poco el pánico de la protagonista.

Entre los personajes secundarios, cabe destacar la excelente interpretación de Sarah Desjardins en el papel de Jenna y la de Missi Pyle como Cleo, la madre de Henry que vive escapando del compromiso que suponen las relaciones luego de que el padre de la joven las abandonara misteriosamente.

Aunque la serie pone de relieve la problemática de los abusos y los crímenes relacionados con el narcotráfico, éstos no llegan a ser los motores de la historia. Impulse intenta sumergirse en el terreno de lo desconocido y las amenazas a las que deben enfrentarse quienes no encajan dentro de la sociedad. Como muchas otras series focalizadas en mutantes y personajes poseedores de habilidades sobrenaturales, los villanos acaban siendo los humanos incomprensibles a todo aquel que suponga una diferencia sustancial para la especie.

Con una protagonista cautivante y una trama enigmática que no pierde ritmo en ningún momento, sin dudas, la nueva serie de YouTube logra darle a la saga de Steven Gould la adaptación que se merecía.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.