#13ReasonsWhy Artículo

El caso real que inspiró el alegato del personaje de Jessica Davis

Afortunadamente para aquellos que clamamos por justicia en el caso planteado dentro del universo de 13 Reasons Why una serie de causalidades llevaron al juicio por violación a Bryce, y es allí, en el marco del mismo, donde Jessica decide dirigirse directamente a su abusador de una forma directa y contundente:

Quisiera, al comienzo de mi declaración, dirigirme al demandado directamente. Ese fin de semana de septiembre mis padres estaban de viaje. Mis hermanitos estaban con los abuelos. Quise dar una fiesta, creí que era lo que debía hacer una porrista popular. Mi novio estaba allí. Tu amigo. Justin. Habíamos bebido. Decidimos subir a mi habitación. Recuerdo haberme besado con él. Y luego, yo... Luego me dormí o me desmayé. Solo... Recuerdo haber pensado que debía cerrar los ojos unos minutos. Y él... Salió de la habitación. Recuerdo que me desperté cuando me quitabas la ropa interior. Recuerdo haber sentido que me penetrabas. No recuerdo todos los detalles, pero nunca olvidaré el terror de sentir tu peso sobre mí, de no poder respirar.

— Jessica Davis

Luego, las palabras de Jessica se funden con las de Hannah y con las de su madre, con Courtney y con todas las mujeres que de una forma u otra han sido víctimas de la violencia machista. Y aquí es donde radica por sobre todas las líneas argumentales (criticables o no) el mayor acierto de esta segunda temporada: demostrarnos que Bryce, Justin, Montgomery no son otra cosa que emergentes de una matriz de educación patriarcal que hace que los hombres crean que las mujeres son objeto de uso y descarte.

El testimonio brindado por Jessica claramente nos hace recordar el resonante caso de Brock Turner, el joven universitario que violó a una joven en el campus cuando la misma se encontraba en estado de inconsciencia. De la misma forma que Jessica, la víctima decidió dirigirse al abusador en el marco del proceso y lo hizo con estas palabras:

Supe por primera vez que me encontraron inconsciente, despeinada, con mi largo collar enredado alrededor de mi cuello, el sostén arrancado fuera de mi vestido. El vestido arrancado sobre mis hombros y arremangado sobre mi cintura. Estaba desnuda hasta las botas, de piernas abiertas y había sido penetrada por un objeto extraño, por alguien que no conocía.

— Emily Doe, víctima de Brock Turner

Tanto en la vida real como en la serie ambos agresores reciben una pena que no se condice con el daño inferido a sus víctimas, y por más doloroso que sea, lo cierto es que son parte de un sistema de justicia tan patriarcal como instalado. Y por eso celebramos la ausencia de fan service en el resultado del veredicto porque nos invita a una reflexión seria sobre los alcances de la educación machista en la sociedad: sin educación patriarcal no existirían los Bryce ni los Justin ni los hombres que consideran a la mujer una mera mercancía para satisfacer sus instintos básicos, mas allá de las voluntades de ellas.

13 Reasons Why

La segunda temporada de 13 Reasons Why, con todos sus desniveles narrativos, nos permite reflexionar sobre las causas de los grandes males endémicos que aquejan a la sociedad: el machismo, el abuso de armas, drogas, incomunicación. Y eso ya es un gran logro para una serie que se destina a la generación que está formándose para lograr un futuro más equitativo y justo.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.