Mad Men

Artículo

Hombres que amamos: Jon Hamm

Hace 4 años
Por

Jonathan Daniel Hamm nació en la misma fecha que mi padre, un 10 de marzo, y su padre falleció cuando él tenía más o menos la misma edad que yo al fallecer mi propio padre. Así comienzo nuestra sección de hombres amados de la semana, pues me pareció una curiosa observación. Al igual que yo, el eterno Don Draper es de Piscis, un signo que se caracteriza por la creatividad. Sin embargo, tuvo muchos obstáculos para llegar a ser quien es hoy.

Huérfano desde muy joven, su primer papel fue como Winnie-the-Pooh en una obra escolar. Ya adolescente, interpretó a Judas; pero no se tomaba la actuación como algo serio. Oriundo de Missouri, donde realizó sus estudios, sus inclinaciones eran más que nada deportivas: fútbol, béisbol y natación. Participó de dos musicales mientras era estudiante, y cuando se graduó se dedicó a dar clases. Curiosamente, una de sus alumnas fue Ellie Kemper, la mismísima Kimmy Schmidt.

A mitad de los años ’90 se mudó a Los Ángeles y, como buen cliché, comenzó a trabajar como camarero mientras vivía con otros cuatro aspirantes a actores. Durante mucho tiempo se presentó a diversos castings sin suerte alguna, hasta que su agencia se cansó de él y fue expulsado. Fue en ese momento que se replanteó su carrera en Hollywood y se dijo a sí mismo que si para la edad de 30 no conseguía nada, lo dejaría para siempre. Voilá, comenzaron a lloverle propuestas.

En el 2000 ingresó a la serie Providence de la NBC con un importante papel; mismo año en que tuvo una sola línea en la película Space Cowboys de Clint Eastwood. Luego vinieron Kissing Jessica Stein, We Were Soldiers, Gilmore Girls, The Division, Charmed, Point Pleasant, CSI: Miami, Numb3rs… Hasta que en 2007 llegó EL ROL de su vida en Mad Men.

Con respecto a ello, Jon confesó sentir que encajaba perfecto para ese protagónico, sólo que elegirían a alguno de los otros cinco actores que sí eran famosos. Sus creadores dudaron porque no lo veían lo suficientemente sexy, sin embargo le dieron la oportunidad. El piloto de AMC fue visto por más de un millón cuatrocientos mil espectadores; el resto es historia.

Hamm prestó su voz para la mayoría de las series animadas para adultos que conocemos: Los Simpson, Family Guy, Archer, Bob’s Burgers, American Dad!, Big Mouth e incluso para Bob Esponja. Además, ha tenido papeles destacados en 30 Rock, Unbreakable Kimmy Schmidt, Childrens Hospital, Saturday Night Live, Wet Hot American Summer: First Day of Camp, Parks and Recreation y Black Mirror.

También lo hemos visto en reconocidos films, como Baby Driver, Million Dollar Arm, Friends with Kids, Sucker Punch, The Town y The Day the Earth Stood Still.

Fan de todos los equipo profesionales de St. Louis, como los Blues y los Cardinals, y también de los cómics y del cricket desde que conoció a Daniel Radcliffe (Harry Potter), este carismático actor también tiene muy buenos dotes para la comedia, y aunque no lo creas, trabajó como decorador de set en el género porno softcore. Ya superada su depresión post-muerte de sus padres, irónicamente es uno de los prestigiosos habitantes del barrio Los Feliz.

Estuvo muchos años en pareja con la actriz y guionista Jennifer Westfeldt, junto a quien fundó una productora. Es miembro de la comunidad Shelter Me, para la adopción responsable de mascotas; desde 2003 tiene a su perrita Cora. Interesante historia la del buen Jon, ¿verdad? ¡No podía faltar en nuestra sección!

NY TIMES - Jon Hamm 009

Más sobre
esta serie

Hoy