The End of The F***ing World

4.1Artículo

La brutal serie inglesa que renueva el género Coming of Age

Hace 5 años
Por

La plataforma de Netflix ha arrancado el primer mes del año con una provocativa e ingeniosa propuesta para aquellos amantes de las producciones inglesas.

The End of the F***ing World está basada en el cómic homónimo de Charles Forsman publicado en 2011 y sigue los pasos de dos adolescentes inestables que deciden fugarse de sus hogares. La historia es narrada mediante el uso de la off en voz que alterna los puntos de vista de ambos personajes. Por un lado, tenemos a James (Alex Lawther), un aparente sociópata con un pasado trágico que busca cumplir su fantasía de asesinar por primera vez a una persona. Su camino termina cruzándose con el de Alyssa (Jessica Barden), una joven impulsiva que tras el abandono de su padre debe soportar sus días conviviendo con un padrastro acosador.

La serie de ocho capítulos, transmitida originariamente por Channel 4 de Reino Unido, rescata la estética grunge de las series juveniles de los ’90 con un toque de violencia tarantinesca y el característico humor inglés. Los personajes principales son representados por dos caras conocidas de la ficción como Lawther– a quien seguramente recuerden por ser el chico que sufre una extorsión virtual en el episodio Shut Up and Dance de Black Mirror– y Barden, que interpretó a Justine en la última temporada de Penny Dreadful y cuenta con varias participaciones en series británicas. Destacan también en el reparto Gemma Whelan (Yara en Game of Thrones) y Wunmi Mosaku como las detectives Eunice y Teri.

Tanto James como Alyssa tienen un deseo de rebelarse ante un mundo adulto que parece próximo e insustancial. Para ello van probando distintas maneras de violar lo establecido, desde situaciones inocentes hasta crímenes sin escapatoria. Mientras que Alyssa ve en ese chico introvertido y distante un compañero perfecto para dar rienda suelta a sus impensados planes, James cree haber encontrado en ella a la víctima que le demostrará que es un verdadero asesino.

El estilo visual de la serie recuerda un poco a los filmes de Edgar Wright, con un montaje veloz que presenta distintas perspectivas que se entrecruzan. En el caso de la banda sonora, ésta se encuentra a cargo del músico Graham Coxon, guitarrista de la banda Blur, que combina melodías folks con algo de western.

Cada episodio de esta agridulce comedia presenta una duración de no más de 22 minutos que fluyen con un dinamismo interesante gracias a sus escenas descolocadas y salvajes. Sus guiones son sencillos pero impetuosos y manifiestan un aire poético nihilista bien acorde con las intenciones de la novela gráfica.

Una serie ideal para desmenuzarla de corrido en una sola tarde a modo de película.

Más sobre
esta serie

The End of The F***ing World

4.1
  • Emisión
  • Channel 4
  • Géneros
  • Comedia
  • Drama
  • Año de inicio
  • 2017
Ver ficha de la serie

Hoy