Notice: Uninitialized string offset: 0 in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 190 Notice: Trying to get property 'name' of non-object in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 190 Notice: Undefined variable: data_tipo in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 203

La Decisión de Partir es otra obra maestra del gran Park Chan-wook

Hace 2 semanas
Por

Muchas veces los directores recrean una gran simbiosis entre lo que ellos han logrado con gran estilo y lo que han aprendido de otros maestros del cine en combinación con otros colegas. Park Chan-wook es un director que siempre se caracterizó por un estilo visual un poco más crudo de lo normal. Películas como Señor y Señora Venganza y Oldboy lo consagraron a niveles que solo cinéfilos adentrados podían conocer o apreciar.

Aún así, yo no lo conocí hasta el 2009 con una película sobre vampiros porque amo las películas de terror. Thirst representó una forma distinta de ver a los chupasangre en el cine. Por supuesto que ya teníamos distintas visiones, pero Park Chan-wook me conquistó con la crudeza y aún humanidad de su personaje principal. Y es que el director y escritor tiene ese habilidad: que sus personajes son humanos, se sienten cerca, no resultado de un artificio de imagen. Esa característica es fascinante. En The Handmaiden me cautivó su giro de tuerca y lo poderoso de su imagen. Ahora, con Decision to Leave (La Decisión de Partir), Park Chan-wook hace un romance tan fuera de lo común que reimagina los romances cinematográficos y enseña que este género puede ser consistente, imponente y bastante interesante.

La Decisión de Partir es una excelente historia acerca de un detective eficaz y meticuloso que investiga un posible asesinato en una remota localidad en medio de las montañas. Allí empieza a desarrollar una relación amorosa con la viuda de la víctima, a quien considera la principal sospechosa. Sin embargo, y a pesar de la ligera información que tú como espectador tengas sobre la historia y el estilo, en esta el director coreano conjuga varias cosa: estilo, historia y buenos personajes. Siempre lo ha hecho, pero es con esta película que las costuras no se ven y se pasa de la comedia al suspenso, atravesadas por la poesía visual sin que te des cuenta: solo la estás pasando bien.

El director hace un homenaje hermoso a Alfred Hitchcok que yo no había notado hasta que leí una reseña de un gran amigo, también crítico de cine, Javier Quintanar. Su comentario se basa en cómo Park Chan-wook hacía un remake de Vértigo (1958), pero más que eso: significaba un nostálgico pago de respeto al maestro del suspense británico. En muchas secuencias y semiótica el director emula este clásico del cine con un estilo visual apabullante que te deja sin palabras, pero también con un giro de tuerca que demuestra que ver otras formas de narrar con sabor de otras culturas es saludable para el paladar cinéfilo: ver algo distinto pero que siga emulando algo que ya conoces con estilos como el de Hitchcock en combinación con el de Wong Kar-wai. Es hermoso.

Decision to Leave (La Decisión de Partir) es una película que, debo decirlo, no es la mejor de este director y todavía me quedo con sus trabajos anteriores. Sin embargo, es una cinta impecable en lo estético, lo narrativo y lo cinematográfico. No logró sorprenderme como lo han hecho sus películas anteriores, particularmente The Handmaiden, que pienso es su mejor película hasta el momento, pero Decision to Leave (La Decisión de Partir) sí es de un impacto emocional romántico y distinto. 

Continuar leyendo

Hoy

Suscribirse