The Defenders

3.8Artículo

¿La gran decepción del año?

Hace 5 años
Por

Cuando Netflix anunció su alianza con Marvel para crear series originales sobre algunos de sus personajes, la idea parecía buena. Sin embargo, las expectativas estaban contenidas hasta que en marzo de 2015 se estrenó la primera producción de la alianza: Daredevil. La serie protagonizada por Charlie Coxx sorprendió a propios y extraños por su tono dirigido hacia un público más adulto, más violenta y con grandes secuencias de acción que no presentaban censura. Daredevil se convirtió en la punta de lanza del universo televisivo Marvel-Netflix. En octubre de 2015, Netflix estrenó la segunda producción de este nuevo universo: Jessica Jones. Después del caluroso recibimiento que tuvo Daredevil, la prueba era dura para un personaje con una cantidad menor de reflectores. Aun así, la serie protagonizada por Krysten Ritten y David Tennant logró tener un estilo propio, más oscuro y perturbador. Después llegaron la segunda temporada de Daredevil y las series individuales de Luke Cage y la polémica Iron Fist. Todo con la intención de armar el crossover televisivo llamado The Defenders.

Con una gran expectativa previa a su estreno, The Defenders se convirtió en el blockbuster más importante de Netflix para este verano. Sin embargo, ¿la serie cumplió con las expectativas creadas hace dos años?

The Defenders presentó un cambio significativo en cuanto a duración comparada con sus antecesoras. Netflix redujo de 13 a 8 episodios el crossover. ¿Esto realmente ayuda a la historia? Uno de los principales problemas con The Defenders es el desarrollo de su argumento. En los primeros capítulos se presenta a personajes que ya habían tenido sus series individuales; esto podría ser una estrategia para conectar con audiencias que no habían dado seguimiento a las producciones, sin embargo, más que ayudar entorpece el ritmo y la reunión de Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist, la cual no sucede hasta la mitad de la temporada.

¿Realmente hay un conflicto? La segunda temporada de Daredevil funcionó para dar entrada a Elektra y The Hand, organización contra la que Daredevil pelea, después Iron Fist y, por último, Los Defensores. A lo largo de los ocho episodios, es constante la mención de esta organización catalogada como sumamente peligrosa o una amenaza mayor que puede poner en peligro a todo Nueva York. Sin embargo, esto nunca sucede, todo se queda en escasas peleas de pasillo, restaurantes y el mayor peligro es un portal hacia los restos de un dragón. Mención aparte para el pésimo tratamiento y desarrollo que se le dio al personaje de Alexandra Reid, interpretada por Sigourney Weaver (Alien), el cual se perfilaba como una villana interesant, pero se quedó muy lejos de serlo ante su inexplicable conclusión.

Otro de los problemas principales es Iron Fist. El 2017 no ha sido un año del todo prolífero para Netflix, ya que ha cancelado series con tan sólo una temporada estrenada o títulos que parecían prometedores. Una de esas producciones es, sin dudas, Iron Fist, serie que funcionaría como la antesala de The Defenders, pero que resultó en uno de los peores productos que la plataforma de streaming ha ofrecido desde sus inicios.

Iron Fist le dio un pobre desarrollo a su protagonista, cuyas consecuencias afectan directamente a The Defenders. El guión es la principal debilidad de la miniserie; a pesar de tener un inicio flojo, The Defenders encuentra sus mejores momentos hacia la mitad de su corta temporada: incluso cuando Iron Fist es omitido por sus propios compañeros, el ritmo es orgánico y fluido. Sin embargo, todo se viene abajo con la terrible decisión de hacer prioridad a Iron Fist y la omisión total de Sigourney Weaver.

The Defenders también presenta carencias y descuidos en su realización, similares a las vistas en Iron Fist. Desde el primer segundo de la miniserie, existe un bombardeo de señales y filtros para ubicar los colores que identifiquen a sus protagonistas: Rojo (Daredevil), Morado (Jessica Jones), Amarillo (Luke Cage) y Verde (Iron Fist). Cuando se da la oportunidad de hacer funcionar mejor este recurso visual que combine los tonos en un mismo cuadro, este se encuentra saturado para ese momento.

Mismo caso con las múltiples transiciones del metro de New York, cuya función inicial de cambiar de escenario y personaje, se ve afectada por su uso excesivo tan sólo en el primer episodio: lo que podría ser un recurso atractivo, es un cartucho quemado en la primera hora.

Entonces, yendo al hueso: ¿es The Defenders la decepción del año? Más de dos años le tomó a Netflix planificar su universo televisivo de Marvel, cuyo status está, quizás, en su punto más bajo con un descenso en la calidad con respecto a sus primeras producciones. La campaña previa a su estreno anticipaba un evento televisivo inigualable; sin embargo, The Defenders no funciona como el producto de entretenimiento que se anunció, además de ser opacada por el fenómeno Game of Thrones.

Quizá sea el momento de replantear hacia qué rumbo pueden llegar estos personajes o si realmente tienen el potencial de sostener una temporada por sí solos.

Más sobre
esta serie

The Defenders

3.8
  • Emisión
  • Netflix
  • Géneros
  • Superhéroes
  • Actores
  • Charlie Cox
  • Krysten Ritter
  • Mike Colter
  • Año de inicio
  • 2017
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

The Defenders (2017)

Continuar leyendo

Hoy