#BlackSails Artículo

La mejor serie de aventura histórica de la actualidad

El pasado 2 de Abril terminó la serie sobre piratas Black Sails del canal Starz, con un total de 4 temporadas y 38 episodios emitidos. Sin embargo, muy poco se ha hablado de ella, parece que pasó desapercibida, opacada por otras grandes series de su género como lo son Vikings o Game of Thrones. Por ese motivo vale la pena analizar por qué esta serie merece tener más reconocimiento por parte del público.

Para comenzar, quiero recalcar lo refrescante que es ver una novela clásica de la literatura en la pantalla chica, porque se trata de una nueva historia. La trama se desarrolla 20 años antes de los sucesos ocurridos en el libro de 1883 titulado La isla del tesoro, escrito por Robert Louis Stevenson, razón por la cual me atrevo a decir que, junto a Hannibal de Bryan Fuller, es una de las precuelas de libros que más me ha encantado ver en formato de serie.

Black Sails nos cuenta la historia detrás del sanguinario Capitán Flint, los roces con su tripulación y su obsesión con la isla pirata Nueva Providencia. La trama se hace más compleja gracias a todos los personajes involucrados, y definitivamente es lo que le da riqueza a la serie, más allá de la historia: sus personajes son únicos y entrañables.

Sin dudas el Capitán Flint se convirtió en el personaje de ficción favorito de muchos (incluyéndome) no sólo por su carácter y temperamento, sino porque le dio un giro al personaje típico del pirata. James Mcgraw, su nombre real antes de adoptar el de Flint, pasó de ser un teniente de las Fuerzas Armadas Británicas a convertirse en el pirata más temido de su época por una única razón: amor. Pero su afecto no fue para una mujer sino para un hombre.

Su motivación para ir a la guerra yace en el recuerdo de un amor prohibido, en la intensa búsqueda de no dejar que la muerte de su amado sea en vano. Sin embargo, al parecer la guerra que Flint debe de librar es consigo mismo y no con el mundo.

Por esa razón la serie es auténtica al presentarnos un personaje gay/bi pirata (además protagonista) sin la necesidad de recaer en los estereotipos. Incluso dentro del universo de Black Sails sus compañeros más cercanos nunca lo cuestionan… al contrario, lo aceptan (salvo el caso de Inglaterra y sus leyes contra los homosexuales). Además no es el único personaje LGBTQ que se presenta en la serie: también se encuentran Eleanor Guthrie, Anne Bonny y Max.

Por otro lado, el deseo de superación, la libertad, la ambición, la venganza y el amor son algunas de las motivaciones que vemos reflejadas en los personajes de Black Sails lo que hace que la audiencia se identifique fácilmente con ellos.

En segundo lugar, la amistad entre John Silver y el Capitán Flint también es una de las claves de éxito para la serie. Estos personajes pasaron de ser enemigos a ser técnicamente una sola persona. Juntos eran invencibles y por eso todos los querían separar. Sin embargo, al final del día, sólo uno de ellos podía existir.

John Silver se convirtió en el héroe y Flint en el enemigo a vencer. Este tipo de rivalidad, maestro vs aprendiz, la hemos visto representada muchas veces en el cine y la pantalla chica, pero Black Sails nos demuestra que no siempre tiene que terminar de una manera fatídica.

Así es, Black Sails tiene uno de los mejores finales de series que hemos visto en pantalla. A pesar de que el público ya sabía cómo terminaba el personaje del Capitán Flint, los guionistas decidieron darle un final distinto. Es tan metafórico que se puede interpretar de muchas maneras y así el espectador puede elegir el desenlace de Flint.

En tercer lugar, la producción de la serie es excelente y mantiene el realismo que caracterizó a la novela de 1883 . Las peleas a bordo de los navíos y en mar abierto son espectaculares. Los efectos especiales son creíbles. El diseño del vestuario y las locaciones son las adecuadas y nos trasportan a la época dorada de los piratas.

Otro punto a favor de la serie es la cantidad de episodios que tiene. Es preferible tener 10 episodios por temporada a 22 ¿Cuántas veces no hemos visto series buenas, pero sorprendentemente eternas que terminan por perder el rumbo de la historia? En Black Sails no sucede esto. Ningún episodio es aburrido o fuera de lugar.

Finalmente, esta serie, que nos recuerda al viaje del héroe de Joseph Campbell, está llena de Girl power, intrigas, traiciones, conspiraciones, sexo, muerte, aventuras y batallas espectaculares que los amantes de este género agradecerán mucho.  Así que si todavía no la han visto es un buen momento para hacer un maratón y enamorarse de estos temibles piratas.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.

Participa del debate