Jeffrey Epstein: Filthy Rich

Artículo

La verdadera historia de Jeffrey Epstein

Hace 3 meses
Por

Anonymous volvió para sacudir un poco internet (por si hiciera falta) y justo antes del lanzamiento de la docuserie de Netflix que cuenta la historia de Jeffrey Epstein, el pederasta que está vinculado a las figuras más famosas del mundo, incluso Donald Trump.

En uno de sus tweets le contestó al Presidente de los Estados Unidos recordando su amistad con Epstein y diciendo que él fue el responsable de su “suicidio”, pero ¿de dónde sale esta información? La docuserie muestra algunos momentos donde están juntos, pero se centra más en las voces de las víctimas que en otras cosas.

Cuando volvió Anonymous se publicó una lista negra sobre los famosos con los que Epstein había hecho negocios ofreciendo a menores de edad como prostitutas. No obstante, esta no es la primera vez que salen a la luz sus contactos. En 2015, la página Gawker dio a conocer parte de esta lista con números de teléfono, dirección y mails de Trump, gobernadores de Estados Unidos, Courtney Love, Bill Clinton, el Primer Ministro Israelí Ehud Barak, Leslie Wexner, el Príncipe Andrew y Alec Baldwin, entre otros.

El sitio mencionado luego fue cerrado en 2016, año donde surgió el famoso “pizzagate” que ahora fue traído de vuelta a los medios por Anonymous. ¿Qué es esto? Pues una teoría conspirativa que también involucra al proxeneta Jeffrey Epstein. Él se habría visto involucrado con John Podesta, el gerente de campaña de Hillary Clinton, a quien le hackearon su cuenta de mail que supuestamente contenía mensajes codificados que conectaban a varios funcionarios del Partido Demócrata con una red de tráfico de personas y abuso sexual infantil. Esta red sería administrada por Epstein, quien vendía a menores de edad como esclavas sexuales. ¿Por qué pizza? Pues porque uno de los establecimientos que habrían estado involucrados fue la pizzería Comet Ping Pong en Washington D. C. Esta teoría fue alimentada y difundida por los seguidores de Trump, rival de Clinton en las elecciones de ese año. Twitter, 4chan, Reddit, 8chan, se convirtieron en las vías donde esta gente se manejaba “filtrando” supuestos casos de pedofilia.

Recientemente, se vinculó a Justin Bieber con esta red, haciendo alusión a que fue una de las víctimas y que en su videoclip Yummy aparecen algunos mensajes codificados similares a los de los mails. En el vídeo, el cantante aparece en un lujoso restaurante repleto de adultos adinerados. Mientras todos ellos comen, un grupo de niños está tocando música. Al final, cuando Bieber se queda solo en el lugar, se enfoca un plato con un pedazo de pastel que enseguida desaparece para mostrar una foto de sí mismo cuando era niño.

Pero el tema no termina en Justin, Lady Di, Michael Jackson, Kurt Cobain, Marylin Monroe y Avicii, también habrían sido parte de esta red. Lo que muestra hace cuánto se estaría desarrollando y en qué tipo de círculos se maneja. La muerte de cada uno de ellos estaría vinculada al pizzagate, ya que todos tendrían información y, cuando decidieron revelarla, fueron asesinados. Avicii tiene un videoclip similar al de Justin (For a Better Day) donde se habla de pedofilia; en un video de Cobain, él supuestamente habla sobre la isla privada que tenía Epstein donde se violaban a las menores; Marylin y Lady estaban en la industria del entretenimiento, sabían lo que pasaba y querían denunciarlo; mientras que MJ habría sido uno de los clientes más famosos de Epstein, ya que siempre vivía rodeado de niños y fue denunciado varias veces por abuso.

Estos son datos sobre los cuales el documental no profundiza ya que todos estos nombres no fueron arrestados por ser violadores o pederastas. Por lo tanto, acusar a todas estas personas que no tienen ninguna sentencia, podría haberles traído problemas. Sin embargo, vale mencionar que luego del lanzamiento de la docuserie de Netflix se le prohibió al Príncipe Andrew ejercer los deberes reales.

https://www.youtube.com/watch?v=8EJ3zbKTWQ8
https://www.youtube.com/watch?v=Xq-knHXSKYY

La cuestión es que Jeffrey Epstein era un millonario conocido por todas personalidades importantes, pero ningún medio hablaba de él y nadie exactamente sabía por qué era tan rico, ni por qué tenía tantos contactos, hasta que una víctima habló, una periodista se enteró, otra víctima oyó, llegó a la policía, se inició una investigación y se comenzó a desenredar un nudo de crímenes espantosos que no terminaban más. Comenzaron a salir a la luz un número infinito de atrocidades que llegaban a lo más alto de la montaña de las celebridades y hasta de la política.

Otra cosa que vale la pena contar es exactamente cómo es que Epstein se convirtió en uno de los hombres más ricos del mundo, acumulando más de 630 millones de dólares. Según su socio Steven Hoffenberg, él comenzó siendo un empleado bancario que luego se convirtió en estafador y eso lo llevó a ser una persona importante en Wall Street y un profesor universitario de física y matemática en The Dalton School (sin tener un título).

Luego de ser despedido de La Bolsa por malas inversiones, se unió al traficante de armas Douglas Leese y se mudó al Reino Unido donde estuvo involucrado en lavado de dinero, venta de armas y espionaje, entre otras cosas. Epstein allí también conoció al árabe Adnan Khashoggi, traficante de armas y drogas, y comenzó a hacer negocios con él. A partir de allí fue juntando mucho dinero a través de fraudes y dinero sucio.

Jeffrey Epstein se convirtió en millonario de forma fraudulenta con Steven Hoffenberg e incluso trabajó para la CIA en la división financiera, según su socio. Así, ayudando a los peores delincuentes con sus finanzas, robando dinero de ellos y engañando a otras personas llegó a conocer al millonario Lex Werner, quien lo contrató y tuvieron una relación “muy extraña” según uno de los allegados al dueño de Victoria’s Secret. Se creía que tenían una relación amorosa, a pesar de que ambos se mostraban públicamente con parejas mujeres.

Epstein fue escalando a través de fraudes financieros y cada millonario que conocía le pedía que hiciera delitos peores, cosa que a él le encantaba, ya que todos sus allegados los describen como un “psicópata despiadado”, según The Sun. Así terminó entrando en el negocio de la prostitución y el tráfico de menores de edad y conociendo a Trump, quien es una de las figuras más importantes en esta historia, él fue una de las pocas figuras públicas con las que se mostró, e incluso el ahora Presidente declaró que tenían varias cosas en común, entre ellas “el gusto por las mujeres menores a nosotros”.

Epstein se transformó en el proxeneta de confianza de los famosos. Tenía contactos, dinero, propiedades, abogados, coartadas, todo lo necesario para creerse por encima de la ley. Dejó de “manejar dinero” y en los 90 se convirtió en el hombre líder de una red de pedofilia que cubría Manhattan, Florida, Bahamas, Reino Unido, Francia. Junto a su exesposa Ghislaine Maxwell, reclutaban a menores de edad para realizar favores sexuales o masajes, les pagaban y les pedían que traigan a sus amigas para recibir más dinero. Las chicas en su mayoría tenían un historial de abuso psicológico o sexual o tenían una familia con poco dinero, por lo tanto, se les hacía más fácil aprovecharse de ellas. Así, se pasó toda la década del 90 y gran parte del 2000 arruinando la vida de miles y miles de mujeres.

Recién en Julio de 2019 Epstein fue arrestado (a pesar de ofrecer una fianza de 600 millones de dólares), pero la investigación duró 14 años. Comenzó en 2005, pero a raíz de su bufete de abogados y sus recursos, la Justicia nunca pudo ponerlo tras las rejas como se debía (además de que tenía contactos en la policía, en el FBI, en la CIA, en las Cortes, en absolutamente todos lados). Solo pasó 13 meses en prisión entre 2008 y 2009 por “solicitar prostitución”, debido a un acuerdo que hizo con el Fiscal de Florida llamado Alexander Acosta. No obstante, se pasó su condena apartado del resto, con salidas transitorias, visitas, viajes laborales, privilegios inéditos e incluso logró que se le otorgue impunidad a sus cómplices con tal de pasar tiempo en la cárcel.

https://www.youtube.com/watch?v=KLcfpU2cubo

Una vez que la condena se cumplió, volvió a su vida normal, sin ser investigado o perseguido por ningún ente de justicia. Ese año fue solo una muestra de más de su poder. Literalmente podía hacer lo que quería. Sin embargo, parece que desde su salida hasta 2019 hubo un caso secreto que lo tenía como protagonista, es por esa razón que en julio de ese año fue atrapado. Allanaron su casa de Manhattan y no hubo un aviso previo como en las ocasiones anteriores, nadie filtró nada. Allí encontraron todo lo que necesitaban para ponerlo tras las rejas definitivamente. Nadie lo salvó.

Solo un mes más tarde apareció muerto en su celda, luego de que haya intentado suicidarse un par de veces. Al igual que las muertes de los famosos que nombramos anteriormente, esta también es muy sospechosa. Incluso indicaron que el hueso del cuello y la nuez de Adán muestran signos de estrangulamiento. Las cámaras de seguridad casualmente se rompieron, los guardias no estaban, su compañero de celda tampoco. Todo quedó envuelto en misterio y Epstein jamás tuvo la posibilidad de confesar si todas esas celebridades involucradas en el pizzagate y en la lista negra efectivamente fueron sus clientes o sus víctimas.

Pasó menos de un años desde su muerte y sabiendo la cantidad de nombres vinculados a Epstein, la gente que engañó y los enemigos que tenía, las presiones o las órdenes pueden haber venido de cualquier lado. Pero eso quizás es lo de menos: alguien seguramente tomó la posta en su lugar y hace falta otra ardua investigación para acabar con esta red de pedofilia que parece no conocer límite alguno.

Más sobre
esta serie

Jeffrey Epstein: Filthy Rich

  • Emisión
  • Netflix
  • Géneros
  • Documental
  • Drama
  • Año de inicio
  • 2020
Ver ficha de la serie

Hoy