Las 13 mejores series coming of age de la actualidad

Hace 3 meses
Por

Esta semana en Spoiler Time nos pusimos a explorar el complejo tema de la familia en el cine y la televisión, y es en el género coming of age donde se han presentado las pautas no solo para explorar las familias poco convencionales, sino también las escogidas, esas que no necesitan lazos de sangre, mientras se navega hacia la madurez.

Por eso queremos presentarte las mejores 13 series coming of age actuales, que nos han conmovido y dado la representación de minorías y familias encontradas que tanto habíamos estado necesitando.

1 Anne With an E

Basada en las obras de L. M. Montgomery, Anne With an E es la serie coming of age por excelencia. A lo largo de sus tres temporadas, vemos a Anne, la protagonista, crecer y convertirse en un ejemplo a seguir para los pobladores de Avonlea gracias a su valentía y personalidad soñadora. Sobre todo, la familia de Anne nos conmueve. No es perfecta. Tampoco comparten la misma sangre. Pero cada uno de sus integrantes está dispuesto a cambiar, dejar atrás sus prejuicios sociales, y aprender de sus errores. Además la serie aborda el feminismo, el racismo, el abuso sexual, la censura, la importancia de la educación, las identidades LGBT+, etcétera.

Crédito: Netflix

2 Never Have I Ever

La serie de Mindy Kaling sigue a la adolescente Devi, quien está en esa etapa donde odia todo y solo piensa en salir con chicos. La trama podría parecer muy simple, pero es más profunda cuando nos sumergimos en ella. Never Have I Ever nos presenta a una protagonista no blanca lidiando con la pérdida de su padre mientras intenta sobrellevar sus experiencias en la escuela secundaria. Aquí vemos otro tipo de familia y dinámicas muy distintas a las acostumbradas, pues la familia de Devi es de la India, y ella se encuentra en ese choque cultural que la llena de incertidumbre y preguntas.

Crédito: Netflix

3 The End of the F***ing World

Esta serie de viaje por carretera se centra en dos jóvenes poco convencionales, Alyssa, una chica que odia a todo el mundo, y James, un psicópata. Ellos se conocen en un momento extraño de su vida, y aunque en un principio James quería hacerla su primera víctima humana, termina enamorándose de ella. Ambos están unidos de una u otra manera por su relación fragmentada con su familia. Por un lado, James presenció de pequeño el suicidio de su madre y Alyssa era acosada por el novio de su madre. Por lo que ambos cargan con muchos traumas que más adelante tienen que afrontar, aunque la presencia del otro ayuda. Es una serie bastante oscura, pero también muy divertida de ver.

Crédito: Netflix

4 Derry Girls

Derry Girls es un claro ejemplo de espectáculo de confort y de familia encontrada. La serie se ambienta en la localidad de Derry y sigue a un grupo de amigos mientras navegan por una escuela secundaria católica. Erin Quinn, Claire, Michelle, Orla y James son muy distintos entre sí y por eso se complementan tan perfectamente. Podrán pelear y dejar de hablarse por un tiempo, pero al final su amistad es muy fuerte. Este grupo de amigos explora temas muy importantes como el feminismo y los derechos LGBT+. La serie además es muy divertida y es imposible no encariñarse con los personajes.

Crédito: Channel 4

4 SKAM

El legado de SKAM es grande. Tanto así que cuenta con numerosos remakes alrededor del mundo. Pero en ninguno se ha perdido su tema central: mostrar la adolescencia sin tapujos. Eso incluye las imperfecciones, los errores y los miedos. Además de una exploración de la sexualidad más honesta. Por otra parte, se caracterizó por su singular transmisión: clips cortos entre semana con capturas de mensajes y publicaciones en Instagram en tiempo real.

Crédito: NRK

6 Young Royals

Young Royals es una diga sucesora de SKAM. Esta serie de Netflix sigue la vida de un príncipe que recién se ha mudado a un internado, y comienza a tener sentimientos por un compañero. Por supuesto, ambos vienen de mundos diferentes y esto complica las cosas. Wilhelm tiene un compromiso con su familia, un deber que no puede dejar. Mientras que Simon debe esforzarse más que todos por su situación económica. Similar a SKAM, Young Royals apuesta por lo real, tanto en sus personajes como en sus relaciones, y nos presenta una relación LGBT+ como la principal.

Crédito: Netflix

7 Dickinson

La serie de Apple TV+ es una belleza audiovisual en la que seguimos la vida de la poeta Emily Dickinson, quien no solo es una rebelde e incomprendida, sino que además está enamorada de una mujer. Y no se trata de cualquier mujer. La musa de sus poemas es la novia de su hermano. Lo más genial de Dickinson es que aborda temas contemporáneos, como el feminismo o el body shaming, en una serie de época sin que raye en lo ilógico o ridículo. Además, explora la relación, a veces complicada, de Emily con todos los miembros de su familia.

Crédito: Apple TV+

8 Grand Army

Tristemente esta es la primera serie cancelada de la lista (si omitimos Anne With An E, que sí tiene un cierre). Sin embargo, eso no demerita su trabajo. La serie sigue a un grupo de estudiantes variopinto de Grand Army High, que luchan contra la discriminación tanto de raza como por orientación sexual, y sufren de problemas económicos, abuso sexual y problemas psicológicos. Aunque de todos los temas, la trama se centra principalmente en el abuso sexual de una de las protagonistas y cómo afronta ello en una sociedad que culpa a la mujer por el hecho de ser mujer. Cabe señalar que aquí los padres están más ausentes, pero forman parte de los problemas de sus hijos.

Crédito: Netflix

9 Julie and the Phantoms

De toda la lista, Julie and the Phantoms es la serie más “infantil”, por decirlo de alguna forma, sin embargo, también es muy profunda y conmovedora. La historia sigue a Julie, quien no puede tocar ni cantar desde que su madre falleció, pero que con ayuda de unos fantasmas, recupera la confianza para hacerlo. La serie no solo tiene muy buenas canciones y corografías, sino que además nos habla del poder de la familia y la amistad, y lo difícil que puede ser sobrellevar la pérdida de un ser querido.

Crédito: Netflix

10 Love, Victor

Esta es una de las series que muchos de la comunidad LGBT+ hubiéramos deseado tener en nuestra adolescencia. Love, Victor sigue la historia de Victor, quien se ha mudado de escuela y está descubriéndose a sí mismo. Pero Victor no la tiene fácil. Tiene miedo. Y es que es latino y sus padres han crecido con otras ideas más arcaicas debido a la religión. Así que sabe que será difícil salir del armario ante ellos. Al contario de la película de Love, Simon, de la cual parte, Love, Victor es más realista y dolorosa. Porque no todas las experiencias de vivir siendo LGBT+ son las mismas.

Crédito: Hulu

11 Euphoria

De Euphoria, no hay mucho que decir, salvo que es una de las mejores series de HBO y se he llevado muchos premios. Es cruda, realista y necesaria. Aquí seguimos principalmente la vida de Rue, interpretada magistralmente por Zendaya, quien es una adicta, y Jules, una joven mujer trans cuyas relaciones con hombres mayores y de internet la ponen situaciones de vulnerabilidad y peligro. La serie también presenta a otros personajes con vidas bastantes crueles y que al igual que ellas buscan salir del hoyo en el que están.

Crédito: HBO

12 Sex Education

Sex Education nos sorprendió a todos con su primera temporada, pues al principio parecía que sería una serie más del montón de Netflix. Pero muy pronto demostró su valía. La serie resalta la importancia de una educación sexual útil y honesta para los jóvenes adolescentes, pues la desinformación crea conflictos innecesarios y puede llevar a distintos escenarios no esperados como enfermedades de transmisión sexual y embarazos. Los personajes de la serie son entrañables y resulta fácil empatizar con ellos. Su desarrollo a lo largo de las temporadas, es uno de los puntos fuertes de la serie. Además, la relación de Otis con su madre Jean es muy abierta y sana, y esto muy pocas veces se ve en la series de adolescentes, pues generalmente los padres están ausentes o son abusivos.

Crédito: Netflix

13 I Am Not Okay With This

Por último, se encuentra en la lista I Am Not Okay With This. Una serie que definitivamente merecía una segunda temporada. Si bien su balanza se inclinaba más a lo fantasioso y al contenido de ciencia ficción, nos presentó un retrato honesto de la adolescencia, de los amores no correspondidos y de las familias disfuncionales. Por otra parte, presentó una protagonista LGBT+ y se aprecia, pues generalmente las producciones le dan más espacio a las relaciones gay, que a las lésbicas.

Crédito: Netflix

Continuar leyendo

Hoy