Las precuelas llegaron a la televisión para quedarse - Spoiler Time
Forma parte del Especial Precuelas

Las precuelas llegaron a la televisión para quedarse

Imagen principal de la nota
La pantalla chica revive todo tipo de textos.

Esta semana se anunció que Young Sheldon, la serie precuela de The Big Bang Theory, que se centra en la infancia del personaje titular, terminaría con su séptima temporada. Una carrera bastante buena, si me preguntan. Eso me hizo pensar en la larga lista de precuelas que han aparecido en los últimos años en la pantalla chica.

Claro, el fenómeno de las precuelas viene ligado al de los remakes, reboots, revivals, secuelas, live-actions, etcétera. Se trata, principalmente, de explotar la mina de oro a través de la nostalgia. Pero ¿por qué las precuelas funcionan más en la televisión? Bueno, es un medio que permite profundizar en los personajes y mundos a diferencia de una película de dos horas y media. De ahí que el mundo de las precuelas en la televisión sea bastante amplio. Es decir, hay cabida para precuelas de películas, libros y, obviamente, series.

Por ejemplo, Hannibal de NBC se trata de una precuela de la novela Red Dragon de Thomas Harris. Mientras la trama de Red Dragon tiene lugar después de que el perfilador del FBI Will Graham atrape al homicida y caníbal Hannibal Lecter, la serie explora su relación laboral previa a ese acontecimiento. Y aunque se aleja bastante del material original conforme avanzan las temporadas, creo que hablo por todos cuando digo que es una de las mejores series de los últimos tiempos.

Crédito: NBC

Otra serie que también es precuela de una novela es Black Sails. Este proyecto de Starz sirve como antesala de La isla del tesoro de Robert Louis Stevenson. La novela comienza cuando el capitán Flint ya está muerto, mientras que la serie narra sus inicios como pirata y deja abierta la posibilidad de que en realidad esté vivo. También cuenta cómo se hizo del tesoro y porqué este terminó escondido.

Creo que en esta misma categoría podría entrar El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder, que si bien se basa en los apéndices El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, la verdad es que tiene mucho material original como para servir de precuela de las obras de Tolkien.

Crédito: Starz

La precuela como una herramienta para contar el pasado de una novela es, pues, muy efectiva. Prueba de ello, es que el próximo año, a través de AMC, se lanzará la serie Nautilus, que contará la historia del origen del Capitán Nemo, protagonista de la novela Veinte mil leguas de viaje submarino de Julio Verne.

El siguiente tipo de precuelas son aquellas que viajan al pasado de una serie, a veces para profundizar en la historia de un personaje muy querido por el público o misterioso o para seguir explorando el vasto y rico mundo en donde se desarrolla la trama. Por ejemplo, House of the Dragon sirve como una precuela de Game of Thrones, pero no cuenta con ningún personaje de la serie emblema. Se sitúa 200 años antes y sigue a la casa Targaryen y cómo es que sucedió su decadencia (y la de los dragones que montaban) hasta sólo quedar la última de su linaje, Daenerys Targaryen.

Crédito: HBO

El universo de Star Trek también está lleno de precuelas como Enterprise o Discovery, pero, sin lugar a dudas, creo que la más interesante en la actualidad es Strange New Worlds, pues a pesar de que cuenta con la vuelta de los personajes originales, se ubica antes de que Kirk se convierta en el capitán de la Enterprise, dando lugar a dinámicas muy diferentes entre la tripulación. Además de que da más capas a los personajes.

La última categoría son las precuelas de películas. Como ya hablé anteriormente en otro artículo, Star Wars es la franquicia especialista en precuelas, ahora más en la pantalla chica con Disney Plus. Por ejemplo, Andor es una precuela televisiva de la película Rogue One y una bastante exitosa. No sólo ha sido elogiada por la audiencia, sino también por la crítica. Además, tiene varias nominaciones a los Emmys, incluyendo a Mejor serie dramática.

Y así como existen precuelas live-action de películas, a veces se prefiere contar el pasado a través de otro medio como la animación. Tal es el caso de Gremlins: Los secretos de los Mogwai, donde se cuenta la historia de cómo un Sam Wing de 10 años conoció a Gizmo.

Crédito: Disney Plus.

En resumen, podría seguir hablando de precuelas en la pantalla chica y nunca terminaría. Y es que son una herramienta fácil para seguir explorando personajes y mundos sin alterar el final de la historia original, pues no van hacia el futuro, sino hacia al pasado. El año entrante además tendremos Welcome to Derry, precuela de It, Dune: Prophecy, precuela de Dune, y Ted, precuela de las dos películas de Ted, lo que demuestra que las precuelas en la televisión llegaron para quedarse.

Más sobre Precuelas

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Película -
¿Estoy bien?
Max
Serie -
Se presume inocente
Apple TV Plus
Película -
Brujería
Amazon Prime Video
Película -
Hazlo tú mismo, Donald
Disney Plus