Jessica Jones

Artículo

Lo mejor y lo peor de la última temporada

Hace 3 años
Por

La tercera temporada Jessica Jones fue el final del proyecto de Marvel en Netflix y fue, por así decirlo, aceptable. No alcanzó el nivel de la primera temporada, pero mejoró algunos aspectos de la segunda. No obstante, cometió errores muy grandes también.

Krysten Ritter es la única constante dentro de estas tres temporadas. Ella es fantástica en cada una de ellas, e incluso dentro de The Defenders logró destacarse, pero aquí vamos a enfocarnos en otras cosas y ver cuáles fueron los aciertos y los errores en estos 13 episodios.

Lo malo

1 Sin poderes

Extrañamente, los creadores eligieron que los mayores antagonistas de esta temporada no sean supervillanos. Trish (a pesar de tener algunas habilidades especiales) y Salinger son personas comunes con las que Jessica debe tratar dentro de los límites de la ley, lo que hace que sus enfrentamientos sean realmente aburridos. Hay un juego psicológico que puede ser interesante, sí, pero eso no es suficiente.

Esta decisión de tener villanos mucho más débiles que Jessica provocó otro de los mayores problemas de esta edición, a saber…

Fuente: Netflix

2 Sin acción

¿Una serie de superhéroes con escasas escenas de acción? Eso nunca puede funcionar bien bajo ningún contexto. Las series o películas basadas en los héroes de los cómics no se tratan sólo de peleas físicas, claro, pero no podemos negar que son una parte muy importante de cada producción y que todas ellas se centran en construir una historia para que, al final, tengamos el tan ansiado enfrentamiento entre nuestro superhéroe y el villano. Eso aquí no pasa.

Al tener a Trish y Salinger como los malos, las únicas escenas de acción que tenemos son las de Jessica y Trish peleando con algunos policías y poco más. Fue realmente una decepción y un error demasiado grande. Si lo de Killgrave había funcionado tan bien ¿por qué no repetirlo con otro personaje? Trish podría haber sido la solución, pero Jessica solo necesitó pegarle un puñetazo para ganar la “pelea final”.

Un superhéroe sin supervillanos ni escenas de acción no funciona.

Fuente: Tumblr

3 La cantidad de capítulos

Este fue un problema que persiguió a todas las series de Marvel desde su inicio y se volvió a repetir en esta temporada de Jessica Jones, inexplicablemente.

13 capítulos de 45/55 minutos es mucho tiempo para la historia que los creadores tenían en mente. Los primeros 4 o 5 son verdaderamente aburridos, no pasa nada interesante ni nada que nos dé expectativas para los siguientes. Esta misma temporada pero con 8 capítulos hubiese sido sensacional y mucho más divertida.

Por suerte, los giros en la trama funcionan bien y nos ayudan a seguir prendidos a la narrativa, pero como en el 90% de los casos de Marflix, todo se hubiese solucionado con una temporada más corta.

Lo bueno

1 Los giros

Hay dos momentos clave dentro de la temporada: uno es la unión entre Hogarth y Salinger y el otro es la muerte de Dorothy. Si bien la historia tiene sus problemas y a veces se vuelve un tanto densa, sobre todo en los primeros capítulos, cuando el estudio de abogados de Hogarth decide empezar a defender a Salinger la serie cambia, comienza a tener una dinámica que hasta el momento no veíamos y los cruces de lealtades entre los personajes se vuelven muy interesantes.

Más tarde, Salinger mata a Dorothy y ese es el momento donde comienza la recta final de la temporada. Trish se desata y Jessica debe resolver un millón de problemas a la vez. Los giros en la trama funcionan muy bien en los momentos donde los posicionaron, son sorprendentes y ayudan a la narrativa para que se vuelva más interesante.

Fuente: Netflix

2 El final

Los creadores sabían que esta iba a ser la última temporada de Jessica Jones en Netflix, así que decidieron cerrar todas las historias que se venían desarrollando en la serie y no se sintió para nada forzado: el camino de Trish era algo que veníamos viendo desde la segunda temporada y tuvo una buena conclusión; Malcolm quedándose con la oficina de Jessica luego de aceptar sus errores y dejar a Jeri fue algo completamente lógico; Hogarth terminando sola con su firma y con nadie que la quiera es algo que su personaje se merecía; por último, el final de Dorothy no fue el más feliz para ella, pero su muerte funcionó muy bien para que la serie cambie de ritmo en el tramo final.

Está claro que los creadores no tenían esperanzas para seguir con esto más adelante, así que decidieron darle un sólido final a cada uno de los personajes secundarios y también a Jessica, aunque con ella dejaron un pequeño hilo para que se pueda seguir…

Fuente: Netflix

3 Heores for Hire

Si bien todos tuvieron su final y la historia de Jessica también tuvo su lógica conclusión, ella no se marcha de la ciudad.: escucha la voz de Killgrave en su cabeza y decide quedarse para seguir su camino de heroína. Casualmente (o no), momentos antes de la pelea final entre Trish y Jessica, aparece Luke Cage en la oficina de Jones. Pero no está vestido como lo vimos antes, sino que tiene un traje súper costoso y comenta que tiene “un nuevo trabajo”. Su escena no aporta mucho a la narrativa del capítulo, solo está ahí porque había tenido una relación con Jessica y para dejar la pequeña esperanza de que Disney+, Netflix o quien sea, pueda revivir a The Defenders a través de un programa que los junte como en los cómics de Heroes 4 Hire.

Fue un lindo gesto para los fans y esperemos que más adelante esto se lleve a cabo.

Fuente: Marvel Comics

Más sobre
esta serie

Hoy