fbpx

Mindhunter

4.3Artículo

Los asesinos y detectives existieron, y te los mostramos

Hace 2 años
Por

La nueva serie de Netflix Mindhunter, creación del genial David Fincher, no sólo es un thriller psicológico donde unos agentes del FBI se especializan en casos de asesinos seriales para estudiarlos e ir creando un patrón sobre ellos, sino que en sí está basada en hechos reales: los asesinos que han sido entrevistados fueron reales, y en este artículo los vas a conocer. Pero, momento: también sabrás más de los detectives.

Los Asesinos

1 Ed Kemper

Entre mayo de 1972 y febrero de 1973, Kemper mató a diversas estudiantes que encontraba en la autopista, a las cuales llevaba a zonas rurales aisladas para matarlas – acuchillándolas, atacándolas con armas de fuego o asfixiándolas – y luego trasladarlas a su apartamento donde practicaba necrofilia para posteriormente desmembrar los cuerpos. Usualmente, arrojaba los cuerpos desmembrados a barrancos o los sepultaba en campos, pero en cierta ocasión enterró la cabeza de una víctima – de 15 años – en el jardín de su madre en una especie de broma enfermiza: él siempre quiso que las personas la admiraran.

Asesinó a 6 colegialas, incluyendo dos estudiantes de la Universidad de California – donde trabajaba su madre – y una de la Cabrillo College. Curiosamente, después de discutir con su madre era cuando cometía los asesinatos.

En abril de 1973, Kemper golpeó repetida y violentamente a su madre hasta matarla con un martillo de zapatero mientras esta dormía. La decapitó, la violó sin cabeza – la cual usó como diana – y arrojó sus cuerdas vocales al triturador de la cocina. En su declaración, Kemper dijo que eso parecía apropiado, tanto como ella me maldijo, gritó y chilló por muchos años. Finalmente comió parte de sus órganos y durmió 4 noches con el cuerpo en estado de putrefacción. Pero la cosa no quedó ahí: invitó a casa a una de las mejores amigas de su madre – ajena a lo que había ocurrido – y la estranguló.

Se dirigió con el coche hacia el este, sin escuchar en la radio ninguna noticia sobre sus asesinatos. Desilusionado, frenó y llamó a la policía para confesar que él era El asesino de las colegialas. Les confesó qué había hecho y dónde podían encontrarle, además de reconocer su necrofilia y canibalismo.

Durante su juicio alegó locura, aunque fue hallado culpable de 8 cargos por asesinato. Pidió la pena capital, pero al estar suspendida en Estados Unidos en aquel momento, recibió la cadena perpetua.

2 Jerry Brudos

Entre 1968 y 1969, Brudos había estrangulado y apaleado a 4 mujeres jóvenes. Las únicas evidencias iniciales fueron testimonios de personas que avistaron a un hombre grande vestido con ropa de mujer. En el garaje de su casa en Salem, Oregon, Brudos expresó que mantuvo los trofeos de sus víctimas: dos pares de senos amputados que fueron utilizados como pisapapeles y el pie izquierdo de una joven de 19 años de edad, de nombre Linda Slawson (la primera víctima de asesinato), que utilizó para modelar los zapatos que había recaudado. Después de cometer un asesinato se vestía con zapatos de tacón alto y se masturbaba.

La investigación policial y las entrevistas de alumnas locales los llevó a Brudos, quien describió los asesinatos en detalle. Él confesó haber asesinado a Linda Slawson, Jan Whitney, Karen Sprinker y Linda Salee, y fue condenado a 3 cadenas perpetuas consecutivas.

Mientras estaba encarcelado, Brudos tenía montones de catálogos de zapatos para mujeres en su celda, debido a que escribió a las grandes empresas pidiendo los mismos y afirmó que era su sustituto de la pornografía. Se interpusieron innumerables recursos de apelación, entre ellos uno en el que alegaba que una fotografía de él con uno de los cadáveres de sus víctimas no podía probar su culpabilidad, porque no era el cuerpo de una persona a la que él fue condenado por asesinato.

3 Monte Rissell

Mató a 5 mujeres en Alexandria, Virginia. Desviado sexual a una edad muy temprana, Rissell cometió sus primeras violaciones a la increíblemente joven edad de 14 años.

Arrestado por uno de sus crímenes mientras aún estaba en la escuela secundaria, Rissell fue enviado a una institución. Eso no lo detuvo y engañó a sus consejeros para que pensaran que estaba mejorando mientras continuaba violando a mujeres durante escapes cortos, e incluso una vez en el estacionamiento de la institución.

Su primer asesinato ocurrió después de una violación cerca de su propio complejo de apartamentos y tuvo lugar cuando tenía solo 18 años.

Los asesinatos pareciesen que comenzaron cuando la novia acababa de romper con él a través de una carta, y la realidad de la ruptura golpeó tanto a Rissell que en vez de enojarse con ella fue a su casa a embriagarse, y luego de ello fue en búsqueda de su primera víctima: una prostituta con la cual comenzó todo.

4 Richard Speck

El espeluznante y rápido descubrimiento del crimen múltiple en una residencia para estudiantes de enfermería fue posible gracias a los gritos de alarma de una novena estudiante, que escondida debajo de una litera, presenció la macabra agonía de sus compañeras durante una interminable noche.

Corazón Amurao, la estudiante filipina que sobrevivió a la matanza, manifestó cómo pasadas las 11:00pm alguien golpeó suavemente la puerta de la habitación que compartía con otras dos compañeras. Al abrir se encontró con un hombre joven, que con tono tranquilo pero amenazador las conminó a reunirse con otras tres estudiantes en otra habitación. Allí les explicó que solo quería dinero para viajar a Nueva Orleans y que no les haría ningún daño. Pero tras unos minutos de conversación amable, el intruso, armado con una pistola y un cuchillo, las ató de pies y manos con tiras de una sábana que había troceado. Apenas había terminado de inmovilizarlas, llegaron otras tres estudiantes que habían finalizado su turno en el hospital… y el resto es historia.

5 Darrell Gene Devier

El cuerpo de Mary Frances Stoner fue encontrado al día siguiente de su muerte en una zona boscosa en el condado de Floyd, cerca de la línea del condado de Floyd-Bartow. Su cabeza estaba aplastada. Varias rocas manchadas de sangre yacían cerca: la más grande de las piedras pesaba 49 libras.

El doctor Harvey Howell llevó a cabo la autopsia. Además de las lesiones en la cabeza, el Dr. Howell observó rasgaduras y hematomas recientes en el área vaginal y descubrió, dentro de su vagina, una gran cantidad de material líquido teñido de sangre.

Este material fue examinado más tarde por un serólogo del laboratorio estatal de delitos quien declaró que contenía espermatozoides. Además testificó que, en su opinión, Mary Stoner había sido violada y que la muerte había ocurrido poco después como resultado de una lesión cerebral grave y asfixia.

6 Dennis Rade

Una tarde de enero de 1974 Rade observó a una familia hispana que se acababa de mudar a una casa cercana a la suya. Vio a la madre y a la hija, de 34 y 11 años, y se quedó prendado de ellas: siempre le habían gustado las latinas, con su exótica belleza y sus melenas azabache. Empezó entonces a trazar un plan, mientras vigilaba obsesivamente las rutinas de la familia y reunía el material necesario para llevar a cabo su crimen: revólver, cuerdas, cuchillos y herramientas. Pero cuando se decidió a entrar en la casa no solo encontró a la madre y a la hija, como esperaba, sino también al padre y a uno de los hijos varones. Pistola en mano, los ató a todos y los fue estrangulando uno por uno. Muy excitado, se masturbó.

Tres meses más tarde Dennis atacó de nuevo. Apuñaló hasta matar a una joven de 20 años y libró una encarnizada batalla con el hermano de la joven. Tras muchos forcejeos, Dennis disparó al joven de 21 años hiriéndole, pero milagrosamente sobrevivió. Quizá por lo accidentado de este episodio el asesino tardaría bastante tiempo en dar su siguiente golpe.

Entre 1974 y 1988 Dennis tuvo uno de los trabajos más sólidos y duraderos de su vida: agente de seguridad para una compañía de alarmas. Pero siguió matando. En marzo de 1977 se coló en otra casa para atar y estrangular a una madre de 26 años mientras sus tres hijos permanecían encerrados en el baño; los pequeños solo se salvaron porque sonó el teléfono y el asesino tuvo que escapar. En diciembre de ese mismo año amarró y estranguló con unas medias a una chica de 25 años.

El ya célebre Asesino BTK (Bind-Tortur-Kill, en castellano Atar-Torturar-Matar) no actuó nuevamente hasta abril de 1985 cuando secuestró a una mujer de 53 años: tras llevarla a un lugar apartado, la desnudó y la estranguló. Algo más de un año después, volvió a utilizar el estrangulamiento, esta vez con una madre de 28 años. Y en enero de 1991 perpetró su último asesinato: una mujer de 62 años, cuyo cuerpo fue encontrado debajo de un puente.

La policía no tenía pistas de quién podía ser el Asesino BTK. Dennis Rader ni siquiera estaba en la lista de sospechosos, formada por miles de hombres cuyo ADN era analizado sin éxito. Con notable recochineo, Dennis se permitía el lujo de facilitar pistas a la policía para ver si lograban descifrarlas. En 2004 la policía dio el caso por imposible y decidió archivarlo.

Pero la soberbia de Dennis pudo más que su prudencia. Cometió un error crucial: envió una carta a la policía en un CD-Rom. Los agentes, pertrechados de tecnología digital para sus investigaciones, comprobaron los metadatos del documento de Word, y descubrieron que el autor de la carta se llamaba Dennis y pertenecía a la Iglesia Luterana. Les bastó con buscar en Internet: Lutheran Church Wichita Dennis para saber quién era el sospechoso. El resto vino rodado: lograron una prueba de ADN, comprobaron que tenía un Jeep Cherokee, un coche que habían visto algunos testigos en las escenas del crimen. Todas las piezas encajaron.

Los Detectives

1 John E. Douglas

Mindhunter se basa en el libro de crímenes verdaderos de John E. Douglas titulado Cazador mental: dentro de la unidad delictiva de élite del FBI. Douglas fue uno de los primeros profilers criminales del Buró Federal de Investigaciones y ha inspirado a agentes del FBI como Mandy, el personaje de Patinkin en Criminal Minds, y Will Graham de Bryan Fuller en Hannibal.

Douglas es la inspiración del protagonista de Mindhunter, Holden Ford, interpretado por Jonathan Groff.

2 Robert K. Ressler

Robert Ressler se unió al FBI en 1970 en la Unidad de Ciencias del Comportamiento. Se desempeñó como profiler criminal y trabajó en casos relacionados con Ted Bundy, Jeffrey Dahmer y John Joubert. Se cree que Ressler acuñó el término asesino en serie.

Es la inspiración del personaje Bill Tench en la serie, interpretado por Holt McCallany.

Más sobre
esta serie

Mindhunter

4.3
  • Emisión
  • Netflix
  • Géneros
  • Policial
  • Año de inicio
  • 2017
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

Mindhunter (2017)

Continuar leyendo

Hoy