8 ½

Artículo

#MuestraInternacionalDeCine: Fellini y la filosofía de los sueños en vivo y en directo

Hace 4 semanas
Por

Hemos tenido dudas respecto a todo; amigos, trabajo, pareja y decisiones. Muchas veces es tanto que cargar que enceguecen el albedrío y comienzas a delegar al onírico ser tuyo todas tus decisiones. El realismo onírico con el que 8 ½ lleva a su personaje principal resulta en un montaje perfecto lleno de diálogos e imágenes que suman  lenguaje cinematográfico.

https://www.youtube.com/watch?v=bo9JxN9YUEQ&ab_channel=CinetecaNacional

Con un inicio casi coral de diversos personajes femeninos y, aunque se diga que esta obra es acerca de un hombre en específico, son las mujeres o, mejor dicho, sus mujeres las que entablan el discurso más influyente en la historia. Sin algunas de estas el personaje masculino no tendría ningún sentido. Su lujuria y pasión por ellas se debe a una voluptuosa mujer que bailaba para él en sus escapadas vespertinas en el internado con los sacerdotes. También es una mujer la causante de sus angustias al figurar como su amante y por obviedad es con una mujer con la que tiene problemas constantes en casa al dar a notar sus aventuras amorosas.

Es muy curioso que las primeras veces que ves a este hombre en la película es lógico que como espectador entiendas que la película se trata sobre él y de cierta forma sí todo es él. Sin embargo las que dan la pauta a ese personaje con su trasfondo son las mujeres que se relacionan directamente con este. Aunque es un carácter estereotipado, el hombre en este imaginario fellinista, no obedece a los estereotipos, los establece y a partir de ahí entendemos al Don Juan, al galán y caballero que cubre todos los “requisitos” de una mujer al buscar un hombre, pero por supuesto que no el de ser fiel y de una sola relación.

Al mismo tiempo entendemos al personaje por medio de sus recuerdos, memorias y todo el trasfondo que Fellini nos deja conocer, esa niñez que citando a Sigmund Freud y su psicoanálisis sería “infancia es destino”. Nos revela la importante influencia que tienen las vivencias a temprana edad en cualquier adulto. Es lo que lo forma y le da base de comportamiento a lo largo de la vida.

Federico Fellini con su protagonista Guido, interpretado por Marcello Mastroiani, construyó un perfecto caos interior, y queda claro que la existencia de los sueños inmaterializados existen en todas las mentes. Tenemos lo que hemos construido en el mundo real, pero también lo que tenemos en el abstracto mundo de nuestra imaginación que se conecta con los sueños, esos que nos recuerdan quiénes fuimos, no nos dejan saber quiénes somos y nos abandonan con la incertidumbre de lo que seremos. En los sueños podemos manejar el mundo a nuestro antojo, somos los guionistas de nuestra propia historia; se gesta el perfecto narcisista, un mundo egocéntrico en el cual todo funciona como si fuéramos la estrella solar de la única galaxia existente.

Las grandilocuentes imágenes de Fellini en 8 1/2 son así porque solo caben en la imagología inherente a lo imposible. Construcciones que se refieren a sí mismas las veces que quieran y donde cabe todo el mundo, y así todos rinden pleitesía a un personaje principal que funciona como un todo geocéntrico emocional que, caprichosamente decide quien sigue con él y quien desaparecerá de su andar, pero donde todo es resultado de un vacío tan grande como su propia insatisfacción emocional, lagunas que nos dejan ver en los constante abandonos y rechazos que su madre le ocasionaba, o bien las incesantes exigencias de un internado que le pedía perfección a la curiosidad de un niño, cuando es esta la que lo hace vivir y moverse.

En resumen

Hace algunos años, exactamente en 2009, Rob Marshall recreó el musical Nine, basado a su vez en una obra que retomaba la obra de Fellini, y aunque lo hizo bien y creo que es una de las obras del cine mas infravaloradas, es pequeña, pretenciosa y hermosa. Su cast era inmejorable al contar con Daniel Day Lewis, Marion Cotillard, Nicole Kidman y llevó lo abstracto a otro nivel, sin embargo volver a ver esta obra de Fellini en pantalla grande es una experiencia inmejorable que cambia tu perspectiva con cada visita que le das en las distintas etapas de la vida. De pronto el cine toma sentido, las imágenes tienen un objetivo intrínseco que se fortalecen con tu propia forma de pensar y se mezclan con las memorias propias, y es ahí cuando la magia sucede: que te encuentras dentro de la historia de un ajeno, que vivió en otra época y tiempo pero que también solo escribió un personaje con ciertas características que fueron lo bastante universales como para ser individuales.

No te pierdas de 8 1/2 y otros grandes films en la 69° Muestra Internacional de Cine de la Cineteca Nacional de México. ¡Buen plan!

Más sobre
esta película

8 ½

  • Géneros
  • Comedia
  • Drama
  • Romance
  • Actores
  • Sandra Milo
  • Claudia Cardinale
  • Marcello Mastroianni
  • Año de inicio
  • 1963
Ver ficha de la película

Califica esta película

8 ½ (1963)

Hoy