Crashing

Artículo

Netflix y un grupo de no sólo simples guardianes de un hospital

Hace 5 años
Por

No soy una gran fanática de las comedias. Si tengo que elegir, siempre prefiero las series de ciencia ficción o esas en las que hay mucha sangre, o sea, gore. Pero cada tanto, le doy una oportunidad a alguna serie de este género porque yo también me crié mirando las repeticiones de Friends, Will & Grace y Seinfeld. En general, estas oportunidades que doy no me llevan a buen puerto. Hay algo en las comedias que hace que no logre encariñarme con sus personajes, que me cueste empatizar con ellos. No los siento reales. Hay excepciones, claro. Una de las últimas que descubrí fue la australiana Please Like Me.

Netflix estrenó el 2 de Junio de 2017 la serie británica Crashing. Importada de Channel 4, se estrenó en Inglaterra en Enero del mismo año. Escrita por Phoebe Waller- Bridge, una treintañera que cuenta en su serie los avatares de un grupo de gente de su edad que vive como guardianes de una propiedad, en este caso un hospital que espera su fecha de demolición. ¿Cómo funciona esto? El grupo de jóvenes paga una renta mínima para vivir dentro del edificio, a cambio de cuidarlo siguiendo un conjunto de reglas bastante estructuradas que, por supuesto, están para romperse.

El grupo protagonista de Crashing está encabezado por la pareja pronta a casarse, Kate y Anthony. Kate (Louise Ford) es una mujer muy estructurada y probablemente la única que se preocupa por seguir las reglas impuestas por los dueños del edificio del hospital. Rígida, pero de buen corazón, está comprometida con Anthony (Damien Molony), un espíritu más relajado que ella, que trabaja como cocinero en un restaurante donde no se utilizan cubiertos. Ambos se encuentran viviendo como guardianes de una propiedad para poder ahorrar dinero para su boda y su propia casa. La vida de ambos se verá pertubada con la llegada de Lulu (Phoebe Waller- Bridge), amiga de la infancia de Anthony y completamente opuesta a Kate. Desde el primer episodio se sentirá la tensión entre los tres, creando un triángulo que irá desarrollándose en la primera temporada.

Con ellos, en el hospital, vive Sam (Jonathan Bailey) un efusivo e hiper sexualizado agente de bienes raíces, quien parece a todas vistas un cretino, pero sólo porque él así lo quiere. En una dupla insospechada, pero que resulta muy atractiva con el correr de los episodios, vemos a Fred (Amit Shah) junto a Sam, un tímido homosexual con diabetes, que se convertirá en su mejor amigo de manera inesperada.

Además, podemos encontrar a la hermosísima Melody (Julie Dray), una artista francesa muy sensual e intensa, que en seguida posará su atención en Colin (Adrian Scarborough), un cincuentón compañero de trabajo de Kate que en un principio vive con su ex mujer y su amante en estado de continuo sufrimiento pero que luego aceptará la invitación a vivir en el hospital junto al resto del grupo.

Los enredos que se dan alrededor de este conjunto de personajes son a veces un poco previsibles, pero también interesantes porque ponen en foco, primordialmente, la difícil realidad económica que atraviesa esta franja etaria a la hora de encontrar un lugar para vivir. Además, también se ponen en juego aspectos de la sexualidad y de la aceptación, así como las frustraciones a las que muchas veces nos enfrentamos quienes formamos parte de esta generación.

Crashingen unos escasos seis episodios, ha logrado crear un grupo de personajes que se ve real, con problemas bastante reales y con sucesos que, si bien a veces son llevados al absurdo, no se alejan demasiado del sinsentido de la vida diaria y que, por eso, logran hacernos reír.

Más sobre
esta serie

Crashing

  • Emisión
  • Channel 4
  • Géneros
  • Comedia
  • Drama
  • Actores
  • Phoebe Waller-Bridge
  • Jonathan Bailey
  • Julie Dray 
  • Año de inicio
  • 2016
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

Crashing (2016)

Hoy