No hay ficción o documental que le haga justicia a Diego Armando Maradona

Hace 2 semanas
Por

Este 25 de noviembre se cumple un año del fallecimiento de Diego Armando Maradona, y a lo largo de estos doce meses se han publicado varios documentales y ficciones, todos basándose en su vida, pero nada alcanza, nada nunca va a ser suficiente.

Días después de su muerte, varios canales de noticias y deportivos sacaron al aire programas especiales dedicados a Diego en Argentina y en otros países. Son especiales que sirven para refrescar nuestra memoria, para capturar momentos efímeros en su vida, para reírnos y para llorarlo también. Pero abarcar la vida de Maradona en una sola producción audiovisual es una tarea imposible.

Por otro lado, en las últimas semanas se han estrenado dos buenas producciones que también están basadas en la vida del Diez: Maradona: Sueño Bendito en Amazon Prime Video y Más allá de Diego en Star+. Dos proyectos interesantes para conocer más la vida del mito, uno ficcional y el otro documental, pero siguen quedándose cortos.

https://www.youtube.com/watch?v=XYWeMlAp__4&t=37s

Estos no fueron los primeros intentos para capturar el Fenómeno Maradona, por supuesto, hay decenas de producciones audiovisuales basadas en la vida de Diego que son anteriores al 25 de noviembre de 2020, (de hecho las pueden encontrar a todas haciendo clic aquí) pero a todas les sucede lo mismo ¿Es acaso Diego la personalidad más difícil de representar en un proyecto audiovisual?

Hay un inconveniente central para representar a Maradona en la pantalla: una vida de Diego equivale a 5 vidas del resto de los mortales. No solo eso, sino que tiene tantas aristas como un icosaedro. Entonces, cuando llega la hora de retratarlo, se necesita algo tan único y excepcional como su persona. Porque para entender la devoción por Maradona las estadísticas como jugador no son suficientes, es necesario meterse en lo intangible, en la conexión con el pueblo.

El pueblo no olvida a quien no lo traiciona. Diego está tan conectado a la identidad cultural de Argentina y de Nápoles que para explicar el Fenómeno Maradona es necesario contar las historias políticas, sociales, económicas, deportivas y religiosas de cada pueblo. No solo eso, sino que también está involucrado el deporte más popular de la historia de la humanidad, el único con la capacidad de involucrar a todos. Este es otro de los problemas con la representación social y mediática de DAM.

https://www.youtube.com/watch?v=VdwcK8mwjDM

Que no se malentienda, las obras que se basaron en la vida de Diego son necesarias. Es importante recordar a los hombres y mujeres importantes de nuestra historia. Incluso lo hacemos nosotros con las personas que nos impactaron en nuestras propias vidas: guardamos contactos, cartas, mensajes, regalos, fotos, videos para después ver estas memorias y recordarlas  ¿Pero por qué? ¿Qué sentido tiene seguir conectado a alguien que ya no está en el mismo plano que nosotros? Porque el amor y la felicidad son fugaces, y cualquier ser humano que nos haya hecho sentir eso se merece que lo guardemos en nuestra memoria y lo mantengamos presente de alguna u otra manera.

Estas producciones no solo son relevantes para nosotros, quienes vivimos el Fenómeno Maradona durante varios años, también son fundamentales para las próximas generaciones. Las narrativas de la televisión y del cine son fenómenos institucionales, sociales y culturales que ofrecen material preciado para entender la sociedad que expresan y a sus figuras más destacadas. Nunca va a estar de más una producción audiovisual basada en Maradona, pero se requiere una para cada etapa de su vida, una para cada cara del icosaedro.

Está el Diego infantil, el futbolista, el profesional, el técnico, el líder, el violento, el poco profesional, el drogadicto, el antidrogas, el amigo, el político, el periodista, el músico, el payaso, el desconfiado, el alcohólico, el puro, el desordenado, el ruidoso, el incivilizado, el trabajador, el capitalista, el comunista, el peronista, el arrogante, el humilde, el pobre, el rico, el infiel, el fiel, el religioso, el ateo, el generoso, el que se murió, el que revivió, el de pelo corto, el de pelo largo, el rubio y el morocho, el de Dubai y el de Fiorito, el que tiene más de tres familias pero en realidad tiene una sola, el que tiene 5 hijos pero en realidad tiene más de 48 millones, el más odiado y el más amado. Todo le queda chico.

Crédito: Netflix

Como bien dice Omar Rincón, los humanos requerimos de héroes con los cuales identificarnos y generar deseo. Héroes herederos del amor; portadores de sabiduría; protectores de nuestros destinos. Y esos héroes/mitos suelen ser brindados por los medios de comunicación como los grandes narradores de nuestro mundo que son. Pero hay excepciones, hay personas que superan a estos mitos y que de hecho inspiran a la ficción con producciones basadas en ellos. Maradona es uno de ellos, pero el más difícil de transportar a las pantallas gracias a las proezas y los fracasos que dejó en su vida terrenal, y a la complejidad de su persona en general.

Hay tantas coincidencias, factores fortuitos e irrepetibles en la vida de Maradona que estoy convencido que este es el único universo en el que puede ser D10S. Puedo llamar a Doctor Strange para que analice 14 millones de realidades paralelas, pero la verdad que no hace falta.

Tal vez la forma más apropiada de representar a Maradona no es un solo documental, sino en un puñado de varios, con cada uno enfocándose en un aspecto particular de su vida y de su personalidad. Hay material para hacer uno deportivo, uno dramático, otro de terror, uno cómico, uno cómico, hay para todos los géneros. Pero estamos hablando de un proyecto de magnitudes imposibles.

Crédito: HBO

Al fin y al cabo, tratar de explicar a Maradona es tratar de explicar el amor, el único sentimiento que desafía toda lógica y que perdura a través de la eternidad. Y aunque algunos a veces dudemos de su existencia, siempre existirá alguien que nos haga recordar el amor, y para muchos (para mí también) es Diego.

Continuar leyendo

Hoy