Centralia, pueblo fantasma

Hace 6 años
Por

La NBC ya compró el piloto de Centralia, una serie que se basa en una mítica cuidad de Pensilvania que existe desde 1841, pero que al día de hoy cuenta con tan sólo 10 habitantes.

Esta misteriosa historia cuenta que en 1962, un incendio en las minas de carbón, principal fuente de subsistencia de Centralia, provocó que la mayoría de los habitantes fuesen reubicados en ciudades vecinas, debido a los estragos que el monóxido de carbono estaba provocando en la salud de las personas. Sin embargo, tuvieron que pasar unos 20 años (y varios accidentes) para que el Congreso de los Estados Unidos designara una buena cantidad de dinero a la causa.

Pese a todo, un puñado de casas aún siguen en pie, y su decena de habitantes sigue asistiendo a misa los sábados (¡!). Aún más curioso es el hecho de que 13 kilómetros bajo tierra siguen en llamas, y lo harán por al menos 250 años más, ya que el estado de Pensilvania no tiene ningún plan como para combatir el siniestro.

El inicio del incendio tiene sus razones; entres 1860 y 1870 el poblado fue cuna de activistas de la organización secreta de mineros denominada Molly Maguires, de la cual el mismísimo fundador de la cuidad fue víctima. Tras su asesinato en 1968, tres individuos fueron condenados por el crimen y colgados en la capital del condado de Bloomsburg, y desde entonces el fanatismo por avivar el fuego no ha parado.

Calles pavimentadas y llenas de arbustos nuevos, rutas agrietadas por las altas temperaturas, una iglesia y el cementerio es lo único que está a la vista en Centralia. Semejante paisaje sirvió como inspiración para el videojuego Silent Hill, y ahora lo es para esta nueva serie que seguirá la aventura de un vecino explorador que creció escuchando historias sobre este pueblo, lo cual lo empujará a adentrarse en el drama de esos pocos habitantes que se rehúsan a abandonar sus hogares, ignorando el demonio rojo que quiere salir a la superficie.

Continuar leyendo

Hoy