The Academy Awards

Artículo

De comedia y violencia: la tristemente célebre entrega de los Oscar 2022

Hace 5 meses
Por

En los días previos a la ceremonia número 94 de los Premios Oscar, en Spoiler Time nos dedicamos a analizar diferentes decisiones que ha tomado la Academia a lo largo de su historia, incluyendo los recientes cambios que se habían propuesto para la entrega de este año. El viernes fui el responsable de analizar lo que la Academia debía hacer para volver a celebrar al cine y conseguir el rating que tanto se ha perdido en los últimos años, dejando claro que la gala 2022 sería fundamental para conocer el futuro del Oscar, pero sin duda nunca nadie imaginó que la noche se convertiría en un desastre, que por una acción mancharía una de las mejores celebraciones en años…

La Academia venía de un gran bache, no solo por sus últimas ceremonias y su falta de un anfitrión estelar, también porque la entrega del año pasado, misma que fue afectada por las consecuencias del COVID-19, careció del glamour y la elegancia de este evento. Por lo cual, la vara para este año era muy fácil de superar. Lo realmente difícil era volver a llamar la atención de un público decepcionado. Todo indicaba que las campañas de marketing de las películas nominadas, más el premio especial que entregaría el voto del público, haría que mayor gente estuviese interesada en los Oscar de este año. Pero no solo fue una simple percepción: en números, ABC reportó 15.36 millones de espectadores, solo en EE.UU., con un aumento del 56% respecto al año anterior.

No es de sorprenderse, ya que desde un inicio la ceremonia se sintió fresca con la presencia de las actrices y comediantes Regina Hall, Wanda Sykes y Amy Schumer como presentadoras, un hecho histórico: tres mujeres al frente del evento. Su presencia se sintió medida, con participaciones especiales, sin robar mucho tiempo de “lo importante”. Dejaron claro que su humor iba a ser fuerte, como ese chiste sobre la muerte de los Globos de Oro, tal como ya lo había advertido Schumer en entrevistas previas. Aún así, su broma a Kirsten Dunst no fue del todo bien recibida por el público. Aunque realmente no le fue tan mal como a Chris Rock

https://www.youtube.com/watch?v=3Hr4UZdlbsc

La noche de regocijo cambió por completo cuando el famoso standupero apareció en el escenario sin saber que una mala broma abriría uno de los momentos más inexplicables del Oscar: Rock recibiendo una bofetada de parte de Will Smith tras burlarse de su esposa Jada, quien sufre de alopecia. ¿Actuación o un momento real? Esa fue la pregunta que por segundos nos hicimos muchos, y minutos después la respuesta llegó: todo fue real. Este hecho abrió un debate en redes, sobre dos hombres violentos, uno con las palabras y el otro con lo físico, arriba de un escenario, sin poner foco a la verdadera víctima: Jada Pinkett Smith, la también actriz, quien desde el 2018 fue clara al revelar su condición médica al sufrir de alopecia sin cura, siendo un estandarte para todas aquellas mujeres, que como ella, sufren esta misma condición.

Su imagen no solo fue lastimada por Rock desde un escenario que se mira a nivel global y que pregona la inclusión, el amor y la paz: también lo fue por su propio esposo, a quien segundos antes del violento hecho se le vio riéndose de la broma, mientras Jada despreciaba el comentario, para que instantes después viésemos ese acto de “valentía” al defenderla. Desde lo dicho por Chris Rock todo estuvo mal al buscar roastear con algo tan personal a uno de sus pares, quien en ese momento no estaba en la misma posición, y olvidando por completo que para la comedia de este tipo se necesitan dos elementos para realizarse: la tragedia más el paso del tiempo.

Si bien la broma ya había sido lanzada, el haberla dejado pasar hubiese dejado a Chris Rock como el único que cometió un error en esta ecuación, que el mismo público, e incluso su mismo gremio de actores y comediantes, le reclamarían todo al tiempo. Pero la acción de Smith no solo fue vergonzosa, también arruinó grandes momentos como el ver a Francis Ford Coppola, Al Pacino y Robert De Niro celebrando los 50 años de El Padrino. La controversia escaló a tal punto que arruinó la noche que se pregona año con año por parte de toda una industria, misma que días antes estaba molesta porque cierto sector que hace el cine no sería reconocida de la misma forma que el resto al tomar la decisión de entregar sus premios previo al acto en vivo.

https://www.youtube.com/watch?v=oLSDUCkodYo

Pero el momento, aún más vergonzoso, fue el discurso de Will Smith al aceptar su Oscar como Mejor Actor, mismo que viene peleando desde hace varios años. Después de la culpa buscó la pena al enfrentarse a los asistentes del Teatro Dolby intentando justificar su violencia con un mensaje escueto, sin clarificar su acción y apelando a la emotividad y compasión, todos estos elementos que previo al suceso habían sido claves de una ceremonia que estaba apelando por la paz, el creer en ti mismo (basta con escuchar a Ariana DeBose recibiendo su premio), el amor al cine y el cómo cambia al mundo. Además el tema de la inclusión, siendo una ceremonia que por primera vez tuvo lenguaje de señas para el público sordo y con deficiencia de audición, que fue muy de la mano del triunfo de CODA, con la cual la Academia buscaba mandar un mensaje que se desvirtuó al final.

Aunque la Academia no respondió en el momento, no fue hasta el final de la entrega que fijaron su postura de no aprobar ninguna forma de violencia, desaprobando la actitud de los dos actores en cuestión. Pero a pesar de esto, ¿merece Will Smith una sanción por parte de su gremio y por parte de Chris Rock? Hasta el momento el comediante ha dejado claro que no tomará acciones legales contra Smith, que de hacerlo podría resultar que su colega pase algunos meses en prisión, más el pago de una multa y hasta un posible arresto domiciliario. De parte de la Academia no dudamos que la conducta de Smith será evaluada, más tomando en cuenta que fue en un evento público en vivo, y tal vez hasta el retiro de su Oscar podría ser una sanción, lo cual sería el caso más extremo. Será a nivel laboral donde la misma industria castigue su comportamiento, pero ya veremos más adelante.

https://www.youtube.com/watch?v=tHSx82oLE8k

Como lo dije en su momento, este ceremonia era clave para el futuro del Oscar. A partir de ahora la Academia tendrá que poner mayor atención a la forma de llevar la ceremonia, haciendo que la comedia no tenga el peso principal, tomando las medidas para que incidentes violentos no vuelvan a pasar en el escenario y, sobre todo, conseguir que los homenajes al cine que estaban planeados este año tengan el valor necesario para celebrar por lo único que nos reunimos año con año: la pasión por disfrutar y discutir de cine.

Más sobre
esta serie

Hoy