¿Cómo es que las plataformas de streaming ayudan o perjudican a la industria del cine?

En las últimas horas se ha hablado mucho sobre la demanda interpuesta por Scarlett Johansson en contra de la compañía de Disney, esto debido a que se estrenó la película Black Widow en cines y en la plataforma de Disney+ al mismo tiempo, teniendo como resultado que las ganancias disminuyeran: la actriz perdió 50 millones de dólares en regalías, un cálculo de las ganancias que se hubiesen ganado en la taquilla.

Además de esto, durante la segunda semana de estreno, la película mencionada, resultó ser la más pirateada sin importar que en su primera semana lograra un éxito total. En este caso, algunos mencionaron que se debió a los costos de Disney para verla en exclusiva en la mencionada plataforma.

Esta demanda es la razón por la que ahora analizamos si las plataformas realmente están ayudando o perjudicando a las compañías de cine.

Fuente: Disney+

En 2020 el mundo se vio afectado por el Covid-19, virus que llegó a cambiar planes a todas las personas y empresas, grandes, medianas y pequeñas, causando cambios de lanzamientos de proyectos de cine y televisión que ya estaban a punto de llegar a pantalla grande. Justamente Black Widow tuvo muchos cambios de fechas para ser estrenada, pero no fue la única, ya que otras cintas como Un Lugar En Silencio 2, 007 No Time To Die, Morbius, Scooby Doo, Jurassic World Dominion, entre otras , se vieron afectadas en sus fechas.

Las pérdidas en cine causaron que algunos complejos cerraran de forma definitiva y en muchos casos hizo que en las distribuidoras se tomara una segunda opción de lanzamiento: las plataformas de streaming. Esta fue la nueva forma en la que se pudo recuperar de cierto modo un poco de lo invertido en las producciones para no quedar en la ruina y así generar ingresos en la industria cinematográfica. Sin embargo, es una situación que algunos llaman como “temporal”, ya que se considera que el regreso a cines será notorio cuando la situación mejore.

Algunas casas distribuidoras han hecho lo mismo que Disney, o sea, lanzar sus películas al mismo tiempo en cines y plataformas, mientras otros lo han hecho solo mediante plataformas o bien solo en cines, pero la realidad es que el ver una película en streaming jamás será lo mismo que en cine. ¿Los motivos? En primera instancia, existe la experiencia física, no solo desde que se llega al complejo sino desde que se planea acudir a él, ya sea en familia, con amigos, con la pareja, la emoción por revisar horarios, formatos y así decidir la película que se va a disfrutar. Algo que también es notorio son aquellos jóvenes que se reúnen en grupos cuando sale alguna película fuerte y que van a verla, en algunos casos, disfrazados de su personaje favorito, siendo esto una experiencia aún más divertida porque la gente se acerca a ellos a tomarles fotos para recordar el momento, esto sin mencionar que también existen aquellos que gustan del coleccionismo y que acuden a la dulcería para adquirir ya sea vasos, cubetas, cantimploras o cualquier producto que sea lanzado como promocional de la cinta en cuestión. Ni hablar que en las salas se disfruta una película en pantalla grande o en su caso IMAX, con sonido envolvente, algo que nunca será igual al hacerlo en casa.

Estos puntos son positivos para las distribuidoras porque se está generando ganancia en taquilla por cada boleto adquirido y los productos mencionados, pero, en lo negativo, están aquellos que suelen gastar además de los complejos, en esos “extra”, como gasolina o bien, dinero para transporte público, etc.

Los rumores que se han presentado durante esta situación es que ciertas empresas ya no planean lanzar sus películas en formatos físicos porque prefieren sacar todo en su plataforma, siendo este una posible forma de obligar al público a suscribirse. Esto ataca de dos maneras al público: por un lado, a aquellos que no pueden adquirir las plataformas por obvias razones de bancarización; por otro lado, porque sigue habiendo fans que prefieren adquirir formatos físicos en sus distintas ediciones ya que les gusta tener la película más accesible, ver material extra, arte de la portada, diseño del empaque, etc.

Fuente: Amazon

Algo que no puede dejar de mencionarse, el primordial en esta cuestión y que es el punto que afectó a Johansson, es las ganancias, ya que en cines se está pagando por cada boleto: si una familia acude completa y son cinco integrantes se generan ganancias de cada uno de ellos, algo que no es posible con el streaming ya que muchas veces es una sola persona la que paga la suscripción y así toda la familia puede disfrutar la película o serie. ¿Habrá huelga de actores y actrices? ¿De productores, escritores y directores?

Todo está en veremos.

En aspectos generales, el streaming, a pesar de tener comodidades como el disfrutarse en casa, el no gastar tanto en dulces como lo harías en el cine, es una forma tal vez que no ayude mucho por los aspectos mencionados y que en su momento sí se verá desplazada de nuevo por aquellos que aman el cine, con suerte.

Continuar leyendo

Hoy