Dragon Ball

Artículo

¿Por qué trasciende la polémica sobre Dragon Ball Super en Argentina?

Hace 2 meses
Por

Hace 5 meses, el debate estalló en Valencia, España. Como informamos en aquél entonces, la allá llamada Bola de drac dejó de emitirse en el canal local de aquella región, alegando que la adaptación anime de Akira Toriyama “violaba temas e género y código de valores en contenidos infantiles”.

Luego se supo que, en realidad, el canal À Punt no podía pagar los derechos de transmisión de la serie, así que se excusaron con aquél argumento, pese a los ruegos de más de 10 mil televidentes.

El tema sigue resolviéndose en territorio catalán, pero esta semana se dio otro brote de “moral y buenos valores” en Argentina.

¿Qué sucedió exactamente?

El Ministerio de las Mujeres, Políticas de género y Diversidad sexual de la provincia de Buenos Aires denunció legalmente un episodio en específico de la actual serie, Dragon Ball Super.

El alegato (AQUÍ LA LIGA) afirma que Cartoon Network LA transmitió “un episodio que se vio en las pantallas de Argentina reproducía el ejercicio de violencia sexual por parte de un mayor hacia una menor, en un contexto de aceptación social, en el que se naturalizaba la vulneración de una niña“. Acusan que el target principal del canal son niños y niñas de 4 a 11 años de edad.

La escena en cuestión es esta:

https://www.youtube.com/watch?v=3iqHhVGDyUU

La denuncia detalló: “El episodio en cuestión escenifica una multiplicidad de detalles morbosos: la adolescente encerrada con el adulto ‘Maestro Roshi‘ diciendo que no reiteradas veces y tratando de escapar –dando claras muestras de que no hay consentimiento-; el Maestro, en su lugar de poder, diciendo que no puede detenerse, que es más fuerte que él; mientras que los demás personajes miran desde afuera no interviniendo en la situación“.

Ahora bien –y sin el afán de justificar nada, pues la última palabra y opinión la tiene cada uno de los lectores­– quien conoce la franquicia y al sensei de Son Goku y Krilin sabe que el punto débil del viejo maestro son las chicas, situación que lo ha hecho perder el control más de una vez a lo largo de toda la saga.

En dicho arco adaptado del manga de Toriyama, Roshi explica que debe eliminar por completo de su ser dicha actitud pervertida (que al parecer él mismo repudia en ese punto de su vida) por lo que decide realizar ese “entrenamiento de autocontrol” no con una mujer real, sino con un personaje (Puar) que es capaz de cambia de forma como el cerdito Oolong (“víctima” en su momento del anciano), a fin de eliminar de una vez por todas esa debilidad.

La penosa escena rinde frutos en una batalla clave del Maestro con el fin de salvar el universo, la cual deja a la vez una hermosa lección de honor para sus discípulos. Akira Toriyama mencionó hace un par de años que deseaba darle ese cierre a dicha conducta de Roshi, previniendo justamente lo que sucede hoy: el fenómeno #MeToo (aunque evidentemente el efecto le llegó de forma retroactiva).

Y bueno, el resultado del “pervertido” entrenamiento es esta gloriosa escena:

https://www.youtube.com/watch?v=kFTD3KotMuY

Los memes y reacciones en el mundo del doblaje

Ahora bien –y como solemos ser los latinos– la nota fue escandalosa para los otakus y partidarios de la saga, por lo que los memes en redes sociales no se hicieron esperar. Hubo algunos muy divertidos, otros francamente tóxicos, pero uno en especial comenzó a ocasionar confusión (cosa normal cuando se recurre a dichas redes para “informarse”, en lugar de acudir a medios formales) entre quienes no estaban informados de la escena real, pues el “bromista” incluso imitó la voz de uno de los protagonistas de la saga (Vegeta), usando una frase muy, muy desafortunada.

¿Y qué pasó? ¡Pues que el verdadero actor de doblaje detrás del personaje durante décadas reclamó!

Miren:

Luego, la mayoría de los nobles fans de René García y la franquicia comentaron a favor del histrión… pero no faltó el comentario tóxico y lamentable de algunos, por lo que García expresó:

“A ver. Ya sé que es un meme. Ya sé que ahora cualquiera se toma la libertad de hacer lo que sea y por eso mismo cuestiono. Tratándose de un personaje tan querido, ¿se vale? ¿Cuál es el punto? ¿Esto es humor? No creo. No me ofende, simplemente me parece excesivo. Punto”.

¡Vaya cosa!

Pero... ¿es la "punta del iceberg" para un cambio radical en la franquicia?

Difícilmente. A diferencia de la tremenda influencia (para bien o para mal) que puede tener el movimiento #MeToo en occidente, Japón y Asia han demostrado que les importa un cacahuate la censura en ese sentido.

Es cierto que tanto WarnerMedia como Cartoon Network LA se mostraron preocupados por el tema en Argentina (lo cual nos lleva a la temática de horarios nocturnos para audiencias maduras, de lo cual el autor de este artículo tratará en un tema esta misma semana), pero difícilmente Toei Animation hará mayor cambio, en especial porque el autor ya se expresó sobre el tema y el personaje actualmente es, sencillamente, una maravilla… “adaptado a los tiempos actuales”.

https://www.youtube.com/watch?v=dbpme_OwXwM

El anime sigue teniendo lolis. Sigue con exitosas series yaoi y yuri. Sigue mostrando pechos excesivamente enormes y hasta situaciones incestuosas (sin caer en el hecho en sí), ¡pero al mismo tiempo hay cientos de franquicias para toda la familia! Lo cierto es que autores, directores, mangakas, estudios y cadenas afirman que es decisión de cada lector, televidente y cinéfilo lo que verá él y los más pequeños en su casa.

¡Como de hecho debemos hacer cada uno de nosotros, censura o no!

Pueden ver dicho episodio –aunque les recomendamos vean TODO el contexto– en Crunchyroll, donde se encuentra disponible toda la saga Dragon Ball Super (ojo, amigos de Argentina que lamentan que CN ya quitó la serie de su programación).

Más sobre
esta serie

Continuar leyendo

Hoy