The Academy Awards

Artículo

Premios Óscar 2021 y los ratings: el merecido ocaso de los dioses

Hace 5 meses
Por

Durante décadas, las entregas de premios eran los eventos del año para artistas y público. Porque, seamos justos: ¿a quién no le gusta ver una buena competencia? Siempre se podía confiar en los Óscar, los Grammy y los Globos de Oro: algo suculento podía salir de ellos.

Pero estamos hablando del pasado, el presente es hoy y las cosas cambiaron.

Como te informamos ayer en una de las noticias poco destacadas del día, los Óscar 2021 obtuvieron la audiencia más baja de su historia: fueron un fracaso en cuestión de audiencia, pues sus números descendieron un 58% a comparación al año anterior: en 2020 fueron 23,6 millones de espectadores en EE UU y en este 2021 solamente 9,85 millones. ¿Y por qué? Por lo mismo que la noticia no fue tan destacada como pensábamos quienes formamos Spoiler Time: los gustos de los espectadores cambiaron muchísimo en los últimos años. La naturaleza fragmentada del entretenimiento, con tantas opciones disponibles en los servicios de transmisión online, ha hecho que sea más difícil atraer a grandes audiencias hacia este tipo de eventos. Esto último, a su vez, hace simbiosis con otro de los motivos clave: los contenidos variados alimentan a los gustos variados de los consumidores, y nadie puede prohibir que alguno u otro vea X programa o X película en tal o cual horario, todo está dado para que los tiempos se organicen a pedido de quien posee el verdadero mando.

Ok, muchos críticos y analistas comentan que el interés por los diferentes premios, desde 2020 a hoy, se ha visto afectado por la reducción de la asistencia al cine por la pandemia; a su vez, con muchos lugares de trabajo cerrados, también ha habido muchas menos conversaciones sobre películas y televisión, pero no parece muy real el argumento: las redes sociales, incluidas las aplicaciones de conversación, están al día y todo pasa por ellas, fenómeno para nada casual ya que se afirmó más en estos tiempos. 

Y hablando de redes y contenido online de información, Twitter, Facebook e Instagram han disminuido aún más la mística de muchas estrellas, algunas de las cuales brindan a los fanáticos una dieta constante de información muy palpable sobre sus vidas, lo que hace que las estrellas sean tierra, básicamente. 

Además, y esto viene como anillo al dedo ante los ganadores de estos Premios Óscar 2021, ciertos estudios (puedes consultarlo con tus amigos…) muestran que muchos miembros de la audiencia no quieren escuchar a las estrellas presentando sus posiciones políticas mientras reciben el galardón o que, directamente, no soportan la corrección política en los premios otorgados: utilizar los Óscar o cualquier premio como un foro político (cosa que se remonta a la época en que Marlon Brando envió a una activista nativa americana al escenario para rechazar su premio al mejor actor en 1973) aleja a este nuevo público que vive más el día a día que lo que vendrá; más despreocupado; más ávido de ocio que de conflictos; más personal que grupal.

https://www.youtube.com/watch?v=2QUacU0I4yU&ab_channel=Oscars

En mi caso aplaudo este rating bajo de los Premios de la Academia: ¿quiénes son los críticos para guiar lo que es “bueno” y “malo” en cuanto a contenido artístico audiovisual, algo que es tan subjetivo como el gusto en cuanto a un platillo? Desde Spoiler Time recomendamos, sí, pero no bajamos línea cuasi dictatorial frente a los placeres de cada uno de los consumidores. Ah, y todos pueden opinar en nuestras redes sociales, como corresponde: la democracia y la libre elección como estados reales, palpables, no mentales.

Más sobre
esta serie

Continuar leyendo

Hoy