#BlackLightning Artículo

La serie distinta que enaltece al Universo de DC

El 17 de enero de 2018, The CW presentó a un nuevo héroe en su cada vez más amplio catálogo de adaptaciones de cómics de DC: Black Lightning

La historia, que por el momento se mantiene ajena al inmenso Arrowverse, habla acerca de Jefferson Pierce, un héroe retirado, con poderes metahumanos que le permiten controlar la electricidad que lo rodea. 

Pierce, que en sus épocas de vigilantes se hacía llamar Black Lightning, es en la actualidad un respetado director de escuela secundaria, padre de dos talentosas hijas y un ex esposo en vías de reconciliación. 

Su carrera como héroe de Freeland, el barrio en el que vive todavía, se vio impulsada por el asesinato de su padre, un reconocido periodista, a manos del villano Tobias Whale. El hecho, presenciado por un pequeño Jefferson, lo marcará de por vida y lo llevará a buscar justicia en nombre de su padre y de su comunidad.

La primera temporada de Black Lightning nos tomó por sorpresa: nos presentó una serie mucho más comprometida políticamente y, también, más madura que el resto de sus compañeras de The CW. Y es justamente este punto el que hace imposible pensar en futuros crossovers: Black Lightning muestra un mundo mucho más real que las otras series del Arrowverse. La violencia, el peligro, los conflictos son mucho más humanos que en sus compañeras.

Black Lightning se verá forzado a salir del retiro cuando el villano que asesinó a su padre reaparezca, de la mano de una pandilla de narcotraficantes que infecta las calles de Freeland con una nueva y peligrosa droga: Green Light.

Si bien la serie tiene muchos elementos fantásticos (metahumanos, resurrecciones, drogas misteriosas), su compromiso político es destacable. Como Marvel lo hizo con Luke Cage, en Black Lightning se visibiliza la comunidad negra de Estados Unidos, con todas sus problemáticas: discriminación, narcotráfico, brutalidad policial, etc. 

Black Lightning empodera no sólo a la comunidad afroamericana, sino también a las mujeres pertenecientes a ella: Jefferson está rodeado de mujeres fuertes. Lynn, su ex esposa, es una doctora respetada y una madre dispuesta a todo para defender a su familia. Sus hijas, Anissa y Jennifer, son dos estudiantes destacadas que, además, heredarán dones metahumanos.

Anissa abrazará su condición con el deseo de hacer justicia. De inclinar la balanza para el lado de la gente de Freeland. Así, se convertirá en la compañera de Black Lightning: Thunder

Jennifer, sin embargo, es sólo una adolescente. Y eso la llevará a tener más dificultades para aceptar sus poderes. Este detalle no es menor: la adolescencia es un periodo difícil, donde los seres humanos intentamos crear nuestra identidad, pero donde también dependemos muchísimo de cómo nos ven los otros. Jennifer desea ser vista como una chica normal, ya bastante tiene con ser la alumna ejemplar y la hija del director. Los poderes la hacen sentirse una freak, y por eso reniega de ellos. 

Finalmente, llegará a aceptarlos, pero solo cuando se de cuenta de que con ellos puede hacer el bien. La actuación de China Ann McClain es para tener en cuenta. 

La primera temporada de Black Lightning nos demostró que The CW está preparada para pelear en las grandes ligas de series basadas en cómics. Con menos capítulos (solo 13), logró contar una historia más oscura y crítica para el mundo actual. 

Creo que la única falla de esta primera temporada estuvo del lado de los villanos. Si bien todos sabíamos que el gran malo a vencer era Tobias, perdimos demasiado tiempo viendo a otros: Lady Eve, Lala, Proctor, etc. Sí, es todo una gran red de gente que intenta destruir Freeland, eso está claro, pero tal vez hicieron perder un poco el hilo de la rivalidad entre Black Lightning y Tobias. Será interesante ver una segunda temporada sin tantas distracciones, ya que la mayoría de ellos ya han pasado a mejor vida. 

Black Lightning es un paso favorable para The CW. Una historia útil para los tiempos que corren, con una banda de sonido excelente, grandes actores y unos héroes que están luchando por causas realistas, más allá del alto contenido fantástico que incluye la trama. Esperemos que en la ya confirmada segunda temporada, la historia de la gente de Freeland siga triunfando a su modo, con sus características únicas que tanto la han destacado.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.