Thor: Amor y Trueno nos recuerda que las películas de superhéroes pueden ser divertidas - Spoiler Time

Thor: Amor y Trueno nos recuerda que las películas de superhéroes pueden ser divertidas

Imagen principal de la nota
Thor: Amor y Trueno es una excelente ópera espacial para niños. Esta es la crítica de Sergio Paz.

Thor: Love and Thunder (Thor: Amor y Trueno) es el nuevo episodio del superhéroe más longevo del Universo Cinematográfico de Marvel. Thor regresa en una aventura llena de humor, romance y adrenalina: el director Taika Waititi continúa con el mismo tono que mostró en Ragnarok, una mezcla de comedia, acción y espectaculares secuencias de pelea musicalizadas por canciones clásicas de rock

Ya se puede ver en todos los cines.

Thor (Chris Hermsworth) se encuentra en un semiretiro esperando que lo vayan a buscar para que salve el día como siempre ocurre en “las clásicas aventuras de Thor“, como él les llama. Sin embargo en esta ocasión la aparente tranquilidad en la que vive es interrumpida por unas llamadas de auxilio de toda la galaxia que piden ayuda contra un villano de nombre Gorr: el mata-dioses (Christian Bale) quien viaja por el universo matando a los dioses, quienes una vez le dieron la espalda y contra quien ha jurado venganza.

Thor se entera que Gorr se dirige a la colonia de Nuevo Asgard en la Tierra y decide ir a protegerla. Ahí, junto con Valkiria (Tessa Thompson), pelearán contra Gorr y su ejército de criaturas de la oscuridad. Al regresar a la Tierra, Thor se encuentra con que Jane Foster (Natalie Portman) ahora empuña el Mjolnir y se ha convertido en La Poderosa Thor. Juntos intentarán detener a Gorr antes de que acabe con todos los dioses, incluida La Poderosa Thor y al mismo Dios del Trueno. Sin embargo, Gorr es muy poderoso y nuestros héroes tendrán que buscar ayuda divina para poder cumplir con su objetivo y salvar la tierra de nuevo.

Waititi es uno de los hombres más ocupados de Hollywood. En esta cinta imprime su sello distintivo con este grupo de héroes inadaptados que viven haciendo chistes para superar los dramas de su vida. Los diálogos e interacciones de los personajes se sienten totalmente naturales gracias a la gran capacidad que tiene el director para extraer las palabras de los actores a través de la improvisación, lo cual, combinado con la parafernalia visual, le dan un toque de frescura a la película que la hace muy divertida de ver. El director trae de vuelta a Natalie Portman al Universo Marvel cuando ella se había alejado por la presión y monotonía que estaban arruinando su carrera. Además, retorna Christian Bale al mundo de los superhéroes, algo que no creíamos probable después de su trabajo con Christopher Nolan como El Caballero de la Noche.

Una de las grandes cualidades de Waititi es crear un grupo de actores y sacar las chispas necesarias para obtener este tono relajado, imaginativo y casi infantil (en el buen sentido de la palabra) que hay en sus películas. Basta recordar Jojo Rabbit, su cinta más premiada, una mezcla entre tragedia-fantasía e imaginación infantil que conquistó a la crítica y a toda la audiencia.

A su vez, en Thor: Amor y Trueno se respeta la parte de la fórmula que funcionó en Ragnarok, ese tono poco serio para presentar a un héroe cuasi-torpe con problemas afectivos y de inseguridad que contrastan con sus poderes de dios. En ese sentido, y en gran parte de la composición visual, nada ha cambiado, y Waititi la sigue perfeccionando. Siguen abundando los colores básicos, las canciones de rock clásico (cambiando esta vez a Led Zepelin por Guns n’ Roses) y las secuencias en cámara lenta en las peleas multitudinarias (incluso entrega excelentes momentos monocromáticos que no habíamos visto antes en el MCU).

Con la base de su fórmula característica, Taika agrega ciertos elementos para distinguirla de su antecesora y evitar que se vuelva una copia al carbón:

  • El primer elemento es el regreso de Natalie Portman. Gracias a que su personaje oscila entre su debilidad humana y la potencia divina que le otorga el Mjolnir, logra ser más que una compinche: es uno de los héroes que salvarán el día opacando en ocasiones al mismísimo Dios del Trueno.
  • El segundo elemento es Gorr, encarnado por un Christian Bale, que ofrece una actuación limítrofe que va desde el drama puro hasta la gesticulación más fársica que en momentos recuerda a villanos como el Joker. Siempre se ha dicho que una película de superhéroes es tan buena como lo sea el villano en cuestión, y aquí Bale se lleva la trama con su interpretación.
  • El tercer elemento, y el que parece más importante, es que Waititi en el fondo está haciendo una película para niños. Y eso es algo que resulta más claro mientras va avanzando la película. La trama, que en apariencia es compleja, va perdiendo todas sus capas para convertirse en una simple historia del bien vs el mal en donde el amor salvará al mundo. Y esta podría ser la más grande debilidad o cualidad de la película. Lejos están los cuestionamientos filosóficos fallidos de Eternals o el homenaje a las películas de terror de Dr. Strange: en Thor: Amor y Trueno se comienza con una escena que parece salida de una disertación existencial de Ingmar Bergman pero termina en una escena salida de una película para niños. Ese es el gran aporte de Waititi a un Universo Marvel que cada vez se ve más enredado, confuso y perdido. Es regresar a lo básico. 

Aunque la historia al final parece que no avanza a ningún lado, hay varios personajes que se presentan y que seguramente tendrán mucho peso en el futuro, construyendo así una especie de cierre de la historia de Thor y Jane, centrándose más en el crecimiento del personaje del Dios del Trueno que en seguir construyendo la mitología del Universo Marvel.

En conclusión, Thor: Love and Thunder (Thor: Amor y Trueno) continúa desarrollando el mismo tono y estilo de Ragnarok. Es una película muy divertida, graciosa, visualmente perfecta, con una banda sonora de antología que apela a la nostalgia rockera. Aunque no es tan fresca como su predecesora, logra distinguirse por las grandes actuaciones de Christian Bale y Natalie Portman.

Es de lo más extraño y original en las películas del Universo Marvel, ya que Taika Watiti mete el embrague para convertir la película en una ópera espacial para niños y mandarnos de golpe a los orígenes, a lo que parece que se ha olvidado de las películas de superhéroes, a las aventuras salidas de las páginas de las historietas, aquellas que no solo eran emocionantes sino que también eran atractivas en cada vuelta de página.

Video
https://www.youtube.com/watch?v=ZaD7iZR0-5w

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Película - 0:39 horas
Snoopy presenta: Bienvenido a casa, Franklin
Apple TV Plus
Película - 1:06 horas
This Is Me…Now
Amazon Prime Video
Película - 1:42 horas
A Soweto Love Story
Película - 1:16 horas
Einstein y la bomba
Netflix
Serie - 5 episodios
El show de Vince Staples
Netflix
Película - 1:49 horas
Giannis: The Marvelous Journey
Amazon Prime Video