Transparent

Artículo

Resumen de la segunda temporada

Hace 4 años
Por

Transparent es de esas series que tocan las fibras más sensibles del espectador. Su segunda temporada fue igual de emotiva que la primera, e incluso más. Nos encontramos con dos líneas argumentales, una del pasado y una del presente, que supieron complementarse para enriquecer el relato. A pocos días del estreno de la tercera temporada, analizamos algunos puntos centrales y pensamos con qué podemos encontrarnos en lo nuevo de Jill Soloway.

Hay un leitmotiv en la serie, que se evidenció mucho en la segunda entrega: la reconciliación entre el pasado y el presente. Todos los Pfefferman tienen temas que tratar, y la arista del sufrimiento de los transexuales en 1933 es ideal para comprender a los personajes. Si bien al principio no se entendía qué tenían que ver Alemania y el Centro de Investigación Sexual, pero cuando las piezas del rompecabezas caen en su lugar, nos damos cuenta de que estamos ante un relato muy pensado.

Sarah termina su compromiso con Tammy, se da cuenta de que no quería estar con ella durante el casamiento. Empieza una etapa soltera de descubrimiento, tanto espiritual como sexual: sus fantasías sobre un profesor de la secundaria que les pegaba con una paleta de madera se vuelven cada vez más fuertes.

Josh espera un bebé junto a Raquel, luego de enterarse de que Colton también es su hijo. Por un tiempo la pareja lo adopta, el adolescente vive con ellos, pero luego vuelve con su otra familia. Lo terrible para Josh fue enterarse que sus padres enviaron a Colton con Rita, su madre, y el pastor que lo crió, le ocultaron la existencia del chico por mucho tiempo. Pero todo empeora para el hermano del medio cuando Raquel sufre la pérdida del embarazo y esto hace que termine la relación. Así que Josh se concentra en su trabajo y en el desarrollo de la carrera musical de la hijastra de Tammy y sus compañeras.

Ali explora qué hacer con su vida. Conoce a una profesora más que interesante, Leslie, una intelectual a la que Maura rechazó para un trabajo, cuando todavía era Mort, por la simple razón de que era mujer. La hermana menor se encuentra con que su mejor amiga, Syd, se acostó con Josh en algún momento, pero en realidad tiene sentimientos para con ella. Así que Ali y Syd empiezan una relación que termina cuando Ali y Leslie juegan a seducirse.

Si en la primera temporada Maura tuvo que ser aceptada por su familia, en la segunda Maura empieza a aceptar la vida como Maura. Así es como por un tiempo, la moppa de los hermanos Pfefferman vive con sus amigas, hasta que le dice a Davina que ella puede conseguir a alguien mejor que su novio actual, y Maura vuelve a vivir con Shelly. El ex matrimonio también explora lo que significa para ellos esta nueva etapa de vida: se consideran una compañía fundamental, sobre todas las cosas.

Pero lo más importante en cuanto a Maura en esta etapa de la serie, es la relación con su madre: he aquí donde 1933 y actualidad se fusionan. Nos enteramos que Maura tiene una hermana, que le reprocha que nunca visitó a su madre, internada en un geriátrico. La trampa está en que Rose, la abuela de los hermanos Pfefferman, no sabe nada sobre Maura, para ella todavía es Mort. Esta mujer, a la que mucho tiempo no le queda, es inmigrante alemana. Cuando era adolescente, su hermano reveló que era transexual, pero los nazis lo capturaron cuando allanaron el Centro de Investigación Sexual y eso le impidió mudarse a Estados Unidos. La pequeña Rose es interpretada por la misma chica que encarnó a Ali joven durante la primera temporada.

Hay un capítulo clave, tal vez el más importante de toda la serie, en el que todas las historias convergen. Es el noveno de la segunda temporada. Ali, Sarah y Maura van a un festival/campamento feminista de música, en el que sólo se admiten mujeres. Las tres se separan durante el día: Ali busca a Leslie y Sarah encuentra mujeres que gustan del sadomasoquismo y se queda con ellas. Es de noche y Maura encuentra a su hija menor en una fogata con Leslie y un grupo de mujeres: en el medio de una discusión sobre los derechos, le dicen a Maura que la realidad es que no está permitido que entren transexuales, porque es un festival para mujeres que nacieron como mujeres. Ofendida, Maura busca sus cosas y se va con una nueva amiga, Vicki. La escena, desesperante, se fusiona con el momento en el que los nazis separan a Rose de su hermano.

En el final de temporada, Transparent nos deja con varias incógnitas. Maura tiene sexo, por primera vez como Maura, con Vicki: ¿prosperará esta relación? Por otro lado, finalmente, Maura se reconcilia con parte de su pasado y va a visitar a su madre. Sarah paga por tener relaciones sadomasoquistas con una mujer que conoció en el festival. Leslie le da un ultimátum a Ali: luego de una noche de pasión, también en el campamento feminista, la profesora le dice a la menor de los Pfefferman que tiene que elegir si quiere ser su alumna o su amante.

La delicadeza de Transparent la tienen pocas series. ¡No podemos esperar a ver qué pasa en la tercera temporada!

Más sobre
esta serie

Transparent

  • Emisión
  • Amazon
  • Géneros
  • Comedia
  • Drama
  • Año de inicio
  • 2014
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

Transparent (2014)

Hoy