Notice: Uninitialized string offset: 0 in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 190 Notice: Trying to get property 'name' of non-object in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 190 Notice: Undefined variable: data_tipo in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 203

Todo sobre Robert Kirkman, el autor irreverente detrás de The Walking Dead

Hace 7 días
Por

Luego de más de 10 años, 177 episodios y varios spin-offs, The Walking Dead, la icónica serie de AMC, ha llegado a su fin: es hora de decir adiós a los zombies y a esta historia de supervivencia que tanto éxito ha cosechado.

Detrás de The Walking Dead, de la idea original, esa que proviene de las viñetas de un cómic, hay un hombre: un tal Robert Kirkman, que con tan solo 43 años ha logrado plasmar su nombre en el mármol del éxito. ¿Quién es Robert Kirkman? Sigue leyendo y revisaremos un poco la vida y obra de este hombre.

Nacido un 30 de Noviembre de 1978 en Lexington, Kentucky, Robert Kirkman es, hoy en día, un nombre privilegiado en el mundo de los cómics y, por qué no, también en la televisión. No solo debe su éxito a The Walking Dead, Kirkman es también el hombre detrás de Invincible y alguien que ha sabido colaborar incluso en las grandes ligas de Marvel. Sin embargo, su primer trabajo se remonta al año 2000 y se trató de una parodia del género de superhéroes titulada Battle Pope.

Publicado de manera independiente, Battle Pope es una creación de Robert Kirkman junto a Tony Moore. Como lo indica su título, la historia está protagonizada por un Papa, condenado por Dios, machista y bebedor empedernido que termina convirtiéndose en la última esperanza de la humanidad cuando los demonios amenacen la Tierra y él, ayudado por Jesus H. Christ deba salvar al Arcángel Miguel.

Con solo 16 números (que luego se convirtieron en 14 cuando Battle Pope fue reimpreso en el 2005), este cómic ya demostraba la capacidad de Kirkman de tomar tópicos ya trabajados hasta el hartazgo, como el del heroísmo y el fin del mundo, para darle su propio tinte, su propia identidad basada en la originalidad, la brutalidad y el humor negro.

Sin embargo, Kirkman anhelaba más. Por eso, en una convención de cómics el autor se acercó a Erik Larsen, uno de los artistas que había salido de Marvel por cuestiones de dinero y que, junto a otros como Todd McFarlane, Jim Valentino, Rob Liefeld y más habían logrado fundar su propia editorial llamada Image Comics. Image Comics les daba autonomía a los autores: cada uno trabajaba de manera individual y las regalías eran para ellos, para los verdaderos artistas.

Kirkman logró convencer a Larsen y pronto se sumó al equipo de Image Comics, primero como colaborador, trabajando sobre el personaje de Superpatriot, un soldado de la Segunda Guerra Mundial que fue utilizado por los alemanes como una rata de laboratorio y que, gracias a ello, adquirió una serie de poderes sobrehumanos y, eventualmente, terminó convirtiéndose en una suerte de soldado cyborg.

Pocos años después, ya como parte de Image Comics, Robert Kirkman junto a Cory Walker y, luego, Ryan Ottley, lanzó un nuevo superhéroe que, actualmente, ya goza de bastante renombre: Invincible. Si bien en un comienzo Invincible no fue un éxito, solo bastó que Robert Kirkman le pusiera su sello con unos buenos giros en la trama para que se convirtiera en sensación. Tanto así que, eventualmente, también dio a luz otras historias derivadas de su universo, como Tech Jacket, un cómic realizado con el estilo del manga o Brit, aunque ninguna gozó del éxito de Invincible.

No hace falta aclarar, además, que Invincible logró también el salto a la pantalla chica de la mano de Amazon Prime Video, en un formato animado y con un elenco de voces que es la envidia de muchas series.

https://www.youtube.com/watch?v=ROCIksHW2oc

Sin embargo, Invincible no sería el mayor logro de Robert Kirkman en el 2003. Fue también en ese año cuando el autor aunó fuerzas con Tony Moore y comenzó a gestarse The Walking Dead. Para que The Walking Dead pudiera ver la luz Robert Kirkman debió decir una mentira piadosa: como Imogen Comics no deseaba publicar una historia más de zombies, Kirkman prometió que la trama de zombies era, en realidad, una antesala para una historia de aliens.

The Walking Dead fue un verdadero éxito: el cómic se desarrolló durante 193 números e, incluso ahí, su final se sintió inesperado. Para Kirkman, ese final fue en sus propios términos: logró sorprender a los fanáticos y, además, no se vio obligado a prolongar la historia cuando sentía que las ideas ya se le habían acabado.

Por supuesto, el éxito de The Walking Dead (en parte también acrecentado, claro, por el lanzamiento de la serie en el 2010), le abrió aún más puertas a Kirkman. Marvel, por ejemplo, puso en sus manos la historia Avengers Disassembled, del Capitán América, o los One Shot de Marvel Knights 2099, así como también números de Fantastic Four, Jubilee y Ultimate X- Men. Además, Kirkman es el creador de Marvel Zombies, de los que tuvimos un pequeño vistazo en el show animado What If.

Sin embargo, su paso por Marvel no lo hizo olvidarse de Image Comics, donde creó The Astounding Wolf-Man y colaboró con Haunt, el cómic creado por Todd McFarlane. Eventualmente, además, Kirkman se convirtió en uno de los socios de Image Comics, lo que, por otro lado, significó el final de sus colaboraciones con Marvel.

Los cómics no han sido lo único en lo que ha trabajado Kirkman: el autor, además, ha sabido incorporarse a proyectos televisivos, ya sea como productor de las series que se basan en su propia obra, escribiendo guiones para sus spin-offs, o fundando su propia plataforma de entretenimiento, llamada Skybound Entertainment, con la que, por ejemplo, producirá Renfield, un filme protagonizado por Nicholas Hoult, Awkwafina, Ben Schwartz y Nicolas Cage que cuenta la historia de un esbirro del Conde Drácula llamado, justamente, Reinfeld.

No es casualidad que Robert Kirkman sea el padre de un éxito como The Walking Dead: el autor no solo goza de la originalidad de los jóvenes, sino también de un espíritu inquieto e irreverente, que lo ha llevado a no temer a meter la mano en proyectos enormes y lugares que algunos solo pueden soñar. Por suerte, gracias a que tiene tan solo 43 años, podemos esperar que Robert Kirkman nos sorprenda con muchos éxitos más.

Continuar leyendo

Hoy